por una Nueva Década en Paz y para Siempre.

sábado, 9 de julio de 2011

Las Mujeres de los Militares no tienen "libertad de expresión"






09-07-11 | SOCIEDAD
Niegan el ascenso a un militar porque su esposa gritó en un acto oficial

El oficial Toulemonde fue sumariado por "no controlar debidamente" a Mónica Liberatori, quien interrumpió a los gritos un discurso de la Presidente. Por Radio 10, la mujer confesó: "La carrera de mi marido cambió completamente".

Al oficial naval Marcelo Toulemonde le negaron el ascenso y encima quedó al borde del retiro de la Armada porque no pudo “controlar debidamente a su esposa”, cuando en un acto de la presidente Cristina Kirchner gritó “Larrabure”, en relación al coronel Argentino del Valle Larrabure, secuestrado por el Ejército Revolucionario del Pueblo el 11 de agosto de 1974, durante el gobierno constitucional de María Estela Martínez de Perón. Fue asesinado luego de pasar 372 días en cautiverio.

Pasaron casi 4 años de aquel acto del 20 de diciembre de 2007, en que Cristina Kirchner dio su discurso en el Colegio Militar y llamó a "remontar la tragedia" de los 70, de acuerdo al diario Los Andes. Fue allí cuando se escuchó un fuerte grito de mujer.

En ese momento, la Presidente obvió el alarido, mientras que la seguridad se dirigía la sector del que había salido el grito.

La Armada identificó que la autora del mismo había sido Mónica Liberatori, esposa del Capitán de Fragata Marcelo Toulemonde. Por esto, el oficial fue sumariado y ahora le impiden ascender.

Luego de este hecho, Toulemonde acumuló 4 “sanciones graves”, todo un récord. Sin embargo, no se quedó con los brazos cruzados y apeló cada una de las sanciones. Gracias a esta actitud, en 2009 las mismas le fueron levantadas; en 2010, hasta le aprobaron su propuesta de ascenso retroactivo a 2008.

Sin embargo, su nombre tiempo después desapareció sin razón aparente del listado elevado al Senado. Cuando se quejó, le dijeron que la cuestión iba a ser subsanada, pero en mayo se enteró que su pedido iba a ser denegado.

En Radio 10, habló la protagonista del episodio, Mónica Liberatori, quien confirmó que su esposo había sido declarado inocente.

La autora del polémico grito aseguró que desde ese diciembre, la carrera militar de su marido cambió totalmente. “Nadie sale indemne de esto”, agregó.

Además, criticó que no se tenga en cuenta la independencia de criterio, ya que la acusación contra el oficial es por no poder controlarla.


 

¡VIVA LA PATRIA!

¡Feliz Día de la Independencia Argentina!

Recordamos con amor y respeto a
las Víctimas del Terrorismo,
olvidadas sistemáticamente por el estado,
a los miembros de las Fuerzas Armadas, Fuerzas de Seguridad y Cíviles encarcelados
como "Presos Políticos" 
y a sus familias.


¡VIVA LA PATRIA!

viernes, 8 de julio de 2011

Atentado contra la Policía Federal Argentina en 1976

El 2 de julio de 1976 un artefacto explosivo cuya colocación se atribuyó la organización Montoneros1 estalló en la Superintendencia de Seguridad Federal (también conocida como "Coordinación Federal") de la Policía Federal, en la ciudad de Buenos Aires, causando el derrumbe del techo del comedor en momentos en que el lugar se hallaba lleno de oficiales almorzando. Murieron 23 personas, incluyendo una civil que se encontraba de visita, y unas 60 resultaron heridas.

Sobre este cobarde y vil atentando terrorista ya se ha hablado, escrito mucho y sin embargo no se ha solucionado bien, por eso solo vamos a destacar los aspectos más sobresalientes del mismo:


1º Las Víctimas fatales (23 personas)

·        Oficial ayudante Alejandro Castro
·        Cabo Ernesto Agustín Suani
·        Cabo Primero Carlos Shand
·        Sargento Juan Paulik
·        Sargento Rafael Modesto Muñiz
·        Sargento Bernardo Roberto Tapia
·        Supernumerario David Ezequiel Di Nuncio
·        Oficial Inspector David Ron
·        Suboficial auxiliar José Hilario Carrasco
·        Sargento María Esther Pérez Canto
·        Sargento (R) Romualdo Rodríguez
·        Sargento Bernardo Roberto Zapi
·        Agente José Roberto Iacovello
·        Agente Juan Carlos Blanco
·        Agente Alicia Esther Lunati
·        Agente Ernesto Alberto Martinzo
·        Cabo Genaro Bartolomé Rodríguez
·        Sargento Adolfo Chiarini
·        Cabo Elba Hilda Gazpio
·        Cabo Vicente Iore.

En los días siguientes a la explosión murieron las siguientes personas:

·        Supernumerario Ramón Arias, el 7 de julio de 1976.
·        Sargento Marta Olga Pérez de Bravo, el 9 de julio de 1976.
·        Oficial ayudante Héctor Castro, el 11 de julio de 1976.

2º Las Víctimas que sobrevivieron (más de 60 personas heridas)

Ese vil y criminal acto terrorista además dejó un saldo de más de 60 personas heridas de distinta consideración, por razones de espacio no colocaremos la lista.
Muchas de estas víctimas quedaron inválidas de por vida, otras sufrieron heridas muy graves, graves y leves. Un sin fin de personas sufrieron y muchas continúan con problemas de desordenes psicológicos, propios de quienes sufren una experiencia semejante.

A los caídos el mismo día del atentado, a los que fallecieron más tarde a consecuencias del mismo, a las víctimas heridas o no que sobrevivieron al atentado terrorista… nuestro más profundo respeto, condolencias a sus familias y allegados, perdón porque el estado los condenó al olvido sistemático. Para quienes aún sentimos la Patria en nuestros corazones siempre ESTARÁN PRESENTES en nuestra memoria y reconocimiento.

3º Los Victimarlos

Este atentado terrorista fue ejecutado por Montoneros y reconocido públicamente. Las principales responsabilidades recaen sobre:

  • Mario Firmenich (Jefe de Montoneros)
  • Rodolfo Walsh (Jefe del Comando de Prensa e Inteligencia de Montoneros, organizó el atentado y entregó la bomba vietnamita al traidor)
  • Horacio Vertbisky (Ayudante de Walsh en Prense e Inteligencia, participó de la oragzanización del atentado)
  • Miguel Bonasso (También integraba el comando de montoneros en el área de Prensa e Inteligencia, participó de la organización del atentado)
  • Ex Agente José Carlos Salgado (montonero, colocó la bomba)



A ellos nuestro máximo repudio y descalificación total. Nada más… por ahora.

4º La justicia argentina

La Cámara Nacional de Casación Penal confirmó el sobreseimiento del ex jefe de Montoneros Mario Firmenich y otros ex militantes por el atentado con bomba en 1976 al comedor de la Superintendencia de Seguridad Federal, que mató a 23 policías, una empleada de YPF, y causó casi un centenar de heridos.

Fuentes judiciales informaron que los camaristas de la Sala I:

·        Raúl Madueño,
·        Juan Fégoli, y
·        Mariano González Palazzo

Consideraron que no constituyó un "crimen de lesa humanidad" tal y como reclamaba la querella de sobrevivientes y familiares de los muertos y por consiguiente ratificaron que el hecho está prescripto.

Sin embargo, la defensa de los querellantes anticipó que apelará el fallo de Casación ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Los beneficiados por ese insólito fallo, además de Firmenich, son:

·        Horacio Verbitsky,
·        Laura Silvia Sofovich,
·        Miguel Ángel Lauletta y
·        Lila Victoria Pastoriza.
·        La resolución también menciona al periodista Norberto Habegger y a Marcelo Kurlat, pero ambos están desaparecidos.

Es lamentable que en nuestro país la justicia no cumpla con el “principio de la ley igualitaria”, no es una sensación es una tremenda realidad.



Para nuestros jueces, manipulados sórdidamente por quienes detentan transitoriamente el poder, en nuestro país existen “hijos y entenados”, “no se mide a todos con la misma vara” y han permitido que el estado ignore a las Víctimas del Terrorismo en forma sistemática, encarcele y juzgue a quienes vencieron al terrorismo permitiendo una venganza impiadosa, cruel e ilegítima.


Desde nuestro espacio bogamos por una Pacificación Nacional Definitiva que nos permita superar los 201 años de antinomias que llevamos los argentinos, dejemos de lado las pocas cosas que nos separar y rescatemos las muchas que nos unen… para de esa manera legar a las futuras generaciones un país mejor y en paz.


martes, 5 de julio de 2011

El posible fin de Chávez y los planes cubanos sobre Venezuela

La periodista Angélica Mora ha denunciando el arribo de tropas cubanas a Venezuela, según ella arribaron 7.000 efectivos al mando de los Generales Cubanos Wilfredo Rodríguez y Julio Casas Regueiro. De nacionalidad chilena-norteamericana, vive en Nueva York. Actualmente escribe para varios portales y prensa escrita de Estados Unidos, Europa y América Latina. Trabajó como jefa de corresponsales en Radio Martí. Creó y dirigió el programa "Ventana a Cuba" en La Voz de América. En Venezuela estuvo destacada ante el Congreso y el Palacio de Miraflores por Radio Caracas Televisión. Es una persona cuya opinión vale la pena tener en cuenta.
 Angélica Mora
Además de esa desagradable noticia acerca de tropas extranjeras en un país soberano como es Venezuela, cuyo presidente Hugo Chávez Frías ha regresado a su país después de haber sido operado de 2 tumores malignos en la Isla de Cuba –‘su Madre Patria’-; ahora el periodista Carlos Alberto Montaner uno de los más leídos del mundo hispánico, nos alerta sobre el posible fin de Chávez y los planes cubanos al respecto.
Las dos noticias sirven para alertar a Latinoamérica para aprestarse a la defensa de la democracia en Venezuela y cortar de una vez por todas las ambiciones comunistas de hacer pie en el continente. Les dejamos el artículo de Montaner.
05.07.2011 | Internacional | Por: Carlos Alberto Montaner

HISPANOAMÉRICA
El fin de Chávez y el gobierno cubano
Carlos Alberto Montaner

INFORMADOR PÚBLICO

La prioridad de los servicios cubanos es apuntalar el chavismo a cualquier precio. Dan por sentado que Chávez se morirá pronto y hacen planes. Están en estado de alerta y se mueven en esa dirección a toda máquina.

Cuando Adán Chávez, el hermano mayor de Hugo, ya al corriente del cáncer que afectaba al presidente, regresó de Cuba hace unos días y dijo en Caracas, públicamente, que había que pensar en defender la revolución bolivariana por cualquier vía al margen de las elecciones, estaba describiendo el punto de vista y la desesperada estrategia de La Habana.

Era predecible. Raúl Castro y su hermano tienen buenas razones para temer que Chávez, si se muere, se lleve a la tumba la revolución cubana. Esos 100.000 barriles diarios de petróleo, y los copiosos subsidios que concede a la Isla, son el principal sostén de una dictadura asombrosamente improductiva, como no se cansan de denunciar los propios mandamases del régimen. Si se corta ese flujo de recursos, la hecatombe sería mayor que la vivida cuando desaparecieron la URSS y su generoso subsidio. Entonces, a principios de los noventa, la capacidad de consumo de los cubanos se contrajo súbitamente en un 40%. Ahora sería peor.

El escenario que Raúl y Fidel temen es probable que suceda: la cúpula chavista, sorprendida por la desaparición del caudillo venezolano, se divide y es barrida en las urnas. Eso es lo que quieren evitar. Todos saben que en ese país no hay nadie en las filas oficialistas que suscite simpatías populares. Chávez no creó un partido sino un coro de sicofantes. Muerto o en medio de una prolongada etapa agónica, simplemente, no tiene sustituto. Por eso Adán comenzó a preparar las condiciones para un escenario violento. Tratarán de imponerse por la fuerza y la represión utilizando a los chavistas cercanos al castrismo más o menos como Moscú, durante la Guerra Fría, dominaba a sus satélites, utilizando a los camaradas locales prosoviéticos. Lejos de pactar un acuerdo pacífico con la oposición, van a “radicalizar el proceso”, como dicen en la jerga. En ello les va la vida.


El fin de la colaboración entre La Habana y Caracas conlleva otro aspecto muy grave para los Castro. En Venezuela hay unos sesenta mil cooperantes cubanos. Si el chavismo pierde el poder, tendrían que repatriarlos rápidamente, y temen que un porcentaje grande intente quedarse. Hay planes de contingencia para evacuarlos por cualquier medio en una especie de Dunkerque caribeño si la situación se hace muy crítica, pero antes de llegar a ese punto el gobierno de Raúl Castro hará cualquier cosa por mantener su jugosa colonia.

Tropas cubanas

Los demócratas venezolanos de la oposición, naturalmente, no se cruzarán de brazos. No son idiotas. El mensaje que están susurrando al oído a los diputados chavistas y a los militares con mando de tropa va en la otra dirección: es inútil tratar de convertir el gobierno de Caracas en una dictadura procomunista contra la voluntad del 80% de los venezolanos, incluida la mayor parte de los chavistas, como confirman todas las encuestas. Ese intento terminaría en un baño de sangre. No hay chavismo sin Chávez, y nadie sabe exactamente qué es la revolución bolivariana, más allá de un inmenso desorden que se ha tragado un billón (trillion en inglés) de petrodólares mientras demolía buena parte del tejido empresarial. Llegó el momento de quitar la mecha a la bomba de tiempo mediante unos comicios honrados y el compromiso de no pasar la factura a nadie por los 12 años de chavismo.

Los chavistas -dicen- no pueden ni deben subordinar los intereses venezolanos a la conveniencia de Cuba. Para ellos (por lo menos para los que ya están al habla con sus adversarios), la desaparición del teniente coronel es una oportunidad de consolidar dos grandes fuerzas políticas de centroderecha y centroizquierda que, recurriendo a procedimientos democráticos, den estabilidad al país tras la desaparición de Chávez.

Es probable, en suma, que Cuba no consiga imponer su voluntad en Venezuela, pese a todo el empeño que ponga en el esfuerzo. Cuando era la metrópoli del mundillo comunista de Centroeuropa, Moscú tenía varias divisiones del Ejército Rojo ocupando el territorio de sus satélites, a los que suministraba petróleo y gas a precios preferenciales. La relación de Cuba con Venezuela es diferente. Los satélites de la URSS en gran medida eran parásitos económicos de Moscú; Cuba es un parásito de su satélite. Los venezolanos no necesitan para nada a los cubanos. Esa relación de fuerzas acabará prevaleciendo.

Carlos Alberto Montaner
  
Content copyright InformadorPublico.com. All rights reserve

lunes, 4 de julio de 2011

Perón sabía que la guerrilla lo quería asesinar

Gracias a la inestimable ayuda de uno de nuestros socios fundadores, Arturo Cirilo Larrabure, tomamos conocimiento que en el día de ayer , El Litoral, uno de los principales diarios de Santa Fe publicó en su edición escrita el valioso testimonio brindado a la justicia por el Dr. Pedro Ramón Cossio (h). Es un sólido testigo de la época y que puede brindar el verdedero testimonio sobre del sentir del Presidente de la República Argentina, Tte. General Juan Domingo Perón, poco tiempo antes de su fallecimiento




Edición del Domingo 03 de julio de 2011

TESTIMONIO DEL DR. PEDRO RAMÓN COSSIO SOBRE LOS ‘70



En el marco de la investigación penal abierta con motivo del asesinato del Cnel. Argentino del Valle Larrabure, muerto por la guerrilla, se recibió el testimonio del Dr. Pedro Ramón Cossio, quien por su proximidad con el Gral. Juan Perón, brindó información relevante para el análisis del turbulento tramo de la historia nacional de los 70.

Como se sabe, Arturo Larrabure, hijo del desaparecido militar, es querellante en la causa y tiene como apoderado al Dr. Javier Vigo Leguizamón, junto al que intenta probar su tesis de que el asesinato de referencia constituye un crimen de lesa humanidad en razón de que en esa época hubo gobiernos provinciales que colaboraron con organizaciones guerrilleras.


Con las pruebas testimoniales ofrecidas, la querella intenta perforar el blindaje creado por la resolución 158/07, a través de la cual el otrora ministro del Interior de Cámpora y actual Procurador General de la Nación, Dr. Esteban Righi, ordenó a los fiscales no considerar de lesa humanidad los crímenes de la guerrilla basándose en que éstos no se ejecutaron con la participación o tolerancia del Estado.

Pero días pasados, en su declaración, el Dr. Pedro Ramón Cossio reveló que no era ésa la visión de Perón. Lo afirmó en su carácter de médico personal del ex presidente, con quien estuvo en permanente contacto durante los años 1973/74.


Al respecto señaló que luego de practicarle un electrocardiograma el 21 de enero de 1974 -dos días después de que el ERP atacara el Regimiento de Azul-, Perón le advirtió: “al toro no se lo enfrenta cuando embiste sino que se lo voltea cuando ya pasó”. Transcurridas 24 horas, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Oscar Bidegain, debió renunciar forzadamente. Y días después hizo lo propio el gobernador de Córdoba, Obregón Cano.
“Profundo fastidio”
“Quiero remarcar -enfatizó Cossio- el fastidio profundo que tenía en ese momento el presidente de la República por ese bárbaro hecho, en el que grupos guerrilleros organizados habían matado al jefe de la guarnición, Cnel. Gay, y a su esposa Hilda Casaux de Gay, y habían secuestrado al Cnel. Ibarzábal”. También recordó la determinación de Perón, que fijó su posición hablándole al país y dirigiéndoles a las Fuerzas Armadas el radiograma 66777/132/74.

¿Perón imputó a autoridades nacionales o provinciales de haber facilitado con su acción u omisión tal ataque? - preguntó la querella.

Cossio respondió: “Ese día, cuando hablé con él se refirió de manera general a traidores que habían facilitado el hecho, pero no dio nombres en particular. Sin embargo, las rápidas renuncias de los dos gobernadores que antes mencioné, de alguna manera los implicaba, estábamos recibiendo los nombres”.

Cabe recordar que al hablar al país el 20.1.1974 Perón dijo: “Hechos de esta naturaleza evidencian elocuentemente el grado de peligrosidad y audacia de los grupos terroristas que viene operando en la provincia de Buenos Aires, ante una evidente desaprensión de sus autoridades”.

“No es por casualidad que estas acciones se produzcan en determinadas jurisdicciones; es indudable que ello obedece a una impunidad que la desaprensión e incapacidad hacen posible. Por lo que sería aún peor si mediara, como se sospecha, una tolerancia culposa”.

El testigo también expresó: “En reiteradas oportunidades el general Perón le manifestó a mi padre (el Dr. Pedro Cossio) en mi presencia, la convicción de que en Ezeiza grupos extremistas de izquierda lo querían matar. También le escuchó el disgusto y la disconformidad que tenía por la gestión del presidente Cámpora desde el 25 de mayo de l973, por la presencia en el gabinete del Dr. Esteban Righi, como así también del Dr. Puig; por la desprolijidad y la generalidad de la amnistía del 25.5.1973;... y por la manera improvisada en que se había organizado el acto del 20 de junio de l973”.


“No tenía confianza en la seguridad que le pudieran brindar ni el presidente de la República ni el ministro del Interior”. Por eso declinó la invitación de Cámpora para vivir en Olivos, pues sólo en Gaspar Campos se sentía seguro.


“Era tal la certeza que el general Perón tenía respecto a que se lo podía llegar a matar, que habiendo asumido la presidencia de la República el 12/10/73, recién se muda a Olivos a mediados de enero de 1974, porque recién entonces se sintió seguro allí”, -declaró el médico.
Sospechas y armas
Preguntado si escuchó a Perón hablar de que se había proyectado organizar en junio de l973 una pueblada sobre la ciudad de Buenos Aires (“el porteñazo”), seguida de un asesinato masivo de la dirigencia política, empresaria y sindical (que se extendería a las provincias como “argentinazo”), para culminar con la toma del poder y la constitución de un gobierno de signo castrista, respondió: “Percibí de él y del ambiente que lo rodeaba, el concepto de que se producía el ‘porteñazo’, y que bajo la excusa de responsabilizar a los antiperonistas de su muerte, se iban a producir matanzas y empezaría la revolución socialista”.

“El general Perón estaba convencido de que ciertos grupos de izquierda lo querían matar...; durante mi estadía en Gaspar Campos..., observé la presencia de un arma larga cargada en la esquina de su cuarto a la izquierda de su cama y una pistola cargada sobre su mesa de luz al alcance de su mano. ‘Por las dudas, doctor, por las dudas’, me dijo cuando le pregunté sobre ellas”.

Especial énfasis puso el testigo en transmitir que, en presencia de su padre, Perón dio expresas instrucciones al canciller Vignes de omitir en el decreto de aceptación de la renuncia de Cámpora a la embajada de México, el agradecimiento ‘por los importantes y patrióticos servicios prestados’. Quería bien claro a la posteridad el disgusto que le había ocasionado la gestión de Cámpora como presidente, como así también el hecho de haberse vuelto de México a Buenos Aires al estar muy enfermo el general Perón; fue el último acto político de su vida.

Righi, cuya presencia como ministro del Interior, según Cossio era cuestionada por Perón, sostiene en la Resolución 158/07 que “no parece posible afirmar la existencia de un conflicto armado interno, dado que tampoco existen constancias para sostener que el ERP haya podido desarrollar acciones armadas de una envergadura tal que puedan ser consideradas un conflicto armado”.


Según el médico, con relación a los asesinatos, secuestros y atentados de la guerrilla, “Perón no pensaba que fueran hechos aislados, sino hechos encadenados, planificados, con el fin de desestabilizar a la República. Él pensaba que eran ataques sistemáticos a la población civil como a las instituciones, así se expresó reiteradamente...; pensaba que se estaba efectuando un conflicto armado interno de una violencia sostenida y con un importante grado de intensidad”. Esta afirmación concuerda con lo declarado en la causa por Antonio Cafiero y el Cnel. Carlos Corral, último edecán del líder justicialista.



Por fin enfatizó el impacto que en la salud de Perón generaron diversos hechos históricos. “El disgusto de Ezeiza le provocó un infarto de miocardio grave; el disgusto de Azul afectó su salud con un período de mayor exacerbación de arritmias cardíacas, y el impacto del 1º de mayo de 1974 y su enfrentamiento con los ‘imberbes’ le provocó el inicio de una angina de pecho grave y creciente que terminó con un tercer infarto de miocardio y, a los pocos días, con su vida. Lo que demuestra que el estrés en la vida política acelera las enfermedades hasta el punto de terminar con la vida de mucha gente”.



Luego de la secuencia de testimonios, para la querella “queda probada la existencia de un ataque sistemático a la población civil, la gravedad del conflicto interno que se vivía y la complicidad de funcionarios estatales con las organizaciones guerrilleras, lo que acrecienta la posibilidad de que los crímenes de la guerrilla se consideren de lesa humanidad”.


Campora, Righi y Montoneros


domingo, 3 de julio de 2011

El poder ejecutivo brinda protección política al Jefe de la CGT

Una vez más la política engaña a la justicia, es un tema casi cotidiano y que preocupa al sentimiento republicano de la ley igualitaria y la independencia de los poderes de la república.

Por un artículo de Daniel Santoro escrito para Clarín, nos enteramos que ahora el poder ejecutivo le brinda protección política a Hugo Moyano ante un pedido del juez a la justicia suiza.

La Cancillería bloqueó una respuesta suiza por Moyano
01/07/11 Oyarbide había pedido una copia de las leyes suizas sobre lavado de dinero. Suiza la mandó pero ese ministerio la consideró “insuficiente” y le pidió “mayores elementos” sin darle intervención al juez.
Por DANIEL SANTORO para Clarín


Con una excusa política, la Cancillería bloqueó el trámite de intercambio entre la justicia argentina y la suiza por el exhorto que pide información sobre las causas en que se encuentra investigado el titular de la CGT, Hugo Moyano, según documentación a la que accedió Clarín.


El 4 de mayo el juez federal Norberto Oyarbide preguntó por escrito a la Cancillería sobre el estado del exhorto suizo “atento al tiempo transcurrido” desde el 17 de marzo cuando estalló el escándalo por el bloqueo de una cuenta del presidente de Covelia, Ricardo Depresbiteris, con 1,8 millones de dólares. Había pasado casi dos meses desde que Oyarbide había pedido a la fiscal suiza María Antonella Bino, el 18 de marzo, una traducción de “las normas aplicables” en este caso en que se investiga una supuesta maniobra de lavado de dinero, es decir solo copias de las leyes suizas en materia de lavado.

Las cancillerías actúan como conductos de comunicación entre ambas justicias y en este caso en aplicación del Tratado de Extradición suscripto entre Argentina y Suiza. 

Ese ministerio le contestó al juez el 11 de mayo. En esa nota le reveló que el 3 de mayo “esta cancillería recibió información adicional, aunque insuficiente” de Suiza y por motus propio le solicitó “la remisión de mayores elementos informativos a los oportunamente entregados ...” (Ver facsímil). Oyarbide nunca se enteró qué era esa “información adicional.

Seguidamente, la nota firmada por el secretario de Coordinación y Cooperación Internacional, embajador Hernán Orduna, precisó que “se aguarda la respuesta de las autoridades suizas”. Orduna es un diplomático que responde directamente al canciller Héctor Timerman.

 
Hernán Orduna
Además, después del escándalo la Casa Rosada envió a la dirección de Asuntos Jurídicos de la Cancillería, que depende de Orduna, al abogado Manuel Borges, como un eventual interventor político.

En fuentes judiciales se afirmó que luego de esa respuesta política, los suizos se molestaron y cerraron los contactos con el Gobierno y la Justicia argentinos.

Desde ese momento, el expediente del exhorto está prácticamente en blanco con excepción de los primeros datos de las causas en que Moyano y su entorno están investigados, como la de la mafia de los medicamentos, que había comenzado a reunir Oyarbide para mandar a Suiza.

El bloqueo político que ejerce la Cancillería confirma la protección que le brinda el Gobierno a Moyano, su principal aliado en la CGT aunque molesto últimamente por la composición de las listas de candidatos del PJ.


La protección había comenzado al día siguiente de la difusión de la noticia del bloqueo de la cuenta bancaria suiza de Depresbiteris. El 18 de marzo, Moyano levantó furioso un paro de camioneros en medio de denuncias de complots en los que incluyó a la ex ministra de Salud Graciela Ocaña y a este diario. Además, el sindicalista Julio Piumato criticó a Timerman por no haber parado el exhorto. Luego Timerman se reunió con el embajador suizo Johannes Matyassy y sacó un comunicado diciendo que Suiza “no investigaba” a Moyano. Consultada por Clarín por este bloqueo al exhorto, Ocaña -que actualmente es candidata a diputada nacional por el radicalismo bonaerense- manifestó que “preocupación por la falta de impulso al tramite dado por las autoridades de la Cancillería”. “En particular respecto a no enviar al Juez la información adicional entregada por parte de las autoridades Judiciales Suizas. Sobre todo porque el expediente, a pesar de que el exhorto fue aceptado por la Justicia Argentina, no ha tenido más trámite que la espera”, agregó.


A su criterio de Ocaña, “todo esto hace sospechar que existe por parte de las autoridades argentinas la voluntad de nunca responder lo solicitado por la Justicia Suiza y de proteger a Hugo Moyano y su familia”. “Mientras por un lado juegan a esconderlo en la campaña, por el otro se le da la protección o impunidad desde el Estado, aún violando tratados internacionales y compromisos firmados con las autoridades Suizas por el ex presidente Néstor Kirchner”.

No se trata de solo un debate político. Lo que está en juego es la posibilidad de que Suiza levanta el secreto bancario de la cuenta de Depresbiteris e informe a la justicia argentina de dónde recibió y dónde mandó plata en estos últimos años.