por una Nueva Década en Paz y para Siempre.

sábado, 28 de junio de 2014

GRAVE: GENDARMERÍA SECUESTRÓ LA EDICIÓN DE REVISTA LA TECLA

por Julio Mendoza

UNA INVESTIGACIÓN QUE DEJÓ AL DESNUDO EL CLIENTELISMO POLÍTICO


Este jueves ocurrió un hecho que lesiona gravemente la libertad de prensa en la Argentina. En horas tempranas, en el control del peaje de Hudson, provincia de Buenos Aires, Gendarmería interceptó al vehículo identificado como prensa, que lleva la edición de La Revista La Tecla a la Capital Federal. Intentaron impedir la difusión de los negocios ocultos del senador Mario Ishii, el intendente Carlos Urquiaga, el agente de la ex SIDE Jaime Stiusso y el poderoso General Milani.

Como todos los jueves en horas tempranas por la mañana, los vehículos de reparto de ejemplares de la revista La Tecla salen desde la sede de la editorial, para distintos puntos de la provincia, entre ellos el vehículo que circula hacia Capital Federal.

Sorpresivamente en el peaje de Hudson, personal de Gendarmería Nacional procedió a detener la camioneta que transportaba las revistas, y después de requisar la misma y no encontrar nada, comenzaron a increpar al conductor.

Dentro de los hechos acontecidos procedieron a secuestrar el carnet del conductor, informándole que estaba aprehendido, y que iban a mandar a periciar el carnet.

Según comenta la propia redacción de esa publicación, “habíamos perdido contacto con el vehículo hasta pasadas las diez de la mañana. En ese momento nos comunicamos con el chofer y nos informa lo acontecido. Decidimos enviar a nuestros abogados, que al llegar al lugar pudieron constatar en forma inmediata las irregularidades del procedimiento”. Y prosigue:

Inmediatamente, se solicitó el acta del secuestro del vehículo, no existía. Solicitamos el acta de secuestro del carnet de conducir, tampoco existía. Y la pregunta de rigor fue como resguardaron la integridad del elemento supuestamente apócrifo. Cómo sabemos que ese documento es el mismo que se llevaron.

Pedimos el acta de detención del chofer y tampoco existía. Pero no podíamos traer de vuelta a nuestro personal, en este momento detenido sin orden judicial. Independientemente de que los efectivos de gendarmería no quisieron identificarse, los fotografiamos y publicamos las imágenes.

Resultó totalmente obvio que intentaron a toda costa evitar que las revistas llegaran a Presidencia de la Nación, los distintos Ministerios, Cámara de Deputados, Cámara de Senadores y los diferentes medios de comunicación. Intentaron tapar la noticia.

Cabe resaltar que detrás de lo informado, existe algo más que lo que nosotros como empresa editorial publicamos y no vimos, y que seguramente vamos a ir a fondo para que se sepa.


Esto quiso ocultar Gendarmería: Carlos Urquiaga quedó comprometido en la investigación a punteros políticos que se quedarían con parte de los planes sociales. El legislador Mario Ishii no aparece involucrado, pero denuncia que es presionado con la misma instrucción judicial para votar la Policía Municipal.

A continuación, la nota de la polémica: 


Redacción de TDP

viernes, 27 de junio de 2014

SI CUMPLIMOS LOS FALLOS DE JUSTICIA EXTRANJERA EN CASOS DE LA DEUDA EXTERNA ¿POR QUÉ NO CUMPLIMOS CON NUESTRA CONSTITUCIÓN NACIONAL, LEYES Y TRATADOS INTERNACIONALES EN LOS CASOS DE LOS PRESOS POLÍTICOS ARGENTINOS?

Los fallecidos estando detenidos como Presos Políticos ya suman 243 (Doscientos cuarenta y tres) y ese número en los últimos tiempos aumenta semana a semana. Nos preguntamos ¿si realmente se debió esperar llegar hasta esta instancia para darse cuenta que el Servicio Penitenciario Federal, en sus Unidades Penales de todo el país no reúne las mínimas condiciones sanitarias para atender a los ancianos con enfermedades graves o terminales?


Quienes conocemos las Unidades Penales sabemos perfectamente que los nombres de Hospital Penitenciario Central 1 Ezeiza, Hospital Penitenciario Central 2 Marcos Paz, Hospital Penitenciario Central C.A.B.A. y Centro Penitenciario de Enfermedades Infecciosas (U.21) les quedan grandes y suenan demasiados pomposos, son meras enfermerías, sin equipamientos, ni suministros necesarios, sin personal especializado y capacitado para atender las dolencias de la mayoría de los ancianos allí detenidos. Cuando un Preso Político necesita atención especializada y/o urgente, normalmente hay que recurrir a un nosocomio que reúna las capacidades sanitarias necesarias, previa obtención de un turno y posterior autorización del tribunal; la mayoría de las veces esas tramitaciones demoran demasiado para las necesidades del enfermo.

Muchos de los muertos en prisión, sufrieron el delito de abandono de persona por parte del estado. Ejemplo de ello es el fallecimiento en extrañas circunstancias del señor general Jorge Rafael Videla, quien concurriera a su última audiencia en evidente mal estado físico, con lesiones y fracturas internas.


En no pocas oportunidades a pesar de la advertencia por parte de médicos tratantes e incluso de integrantes del cuerpo médico forense, se mantiene en prisión a personas que por su edad y estado de salud no están en condiciones de soportar las rutinas del régimen carcelario,  que deberían tener un seguimiento médico adecuado y que en caso de descompensación precisarían una atención rápida, oportuna, y de alta complejidad.

Esta omisión de la atención debida de la salud, se ha relacionado directamente con el fallecimiento de personas de este grupo  injustamente discriminado,  y puede ser considerada ciertamente criminal.


En efecto, ni las autoridades judiciales, ni los médicos forenses o de institutos carcelarios, podrán justificar su acción u omisión en los casos en que estén involucrados, cuando sus procederes sean analizados por la justicia verdadera, en un futuro no lejano.

Reiteramos la necesidad de conceder el beneficio de la prisión domiciliaria –según lo establecido en el art. 33 de la Ley 24.660– en los siguientes casos:

1.  Al interno enfermo cuando la privación de la libertad en el establecimiento carcelario le impida recuperarse o  tratar adecuadamente su dolencia y no correspondiere su alojamiento en un establecimiento hospitalario;

2. Al interno que padezca una enfermedad incurable en período terminal;

3. Al interno discapacitado cuando la privación de la libertad en el establecimiento carcelario es inadecuada por su condición implicándole un trato indigno, inhumano o cruel;

4. Al interno mayor de setenta (70) años.

5. A la mujer embarazada;

6. A la madre de un niño menor de cinco (5) años o de una persona con discapacidad "a su cargo."


La Comisión Interamericana de Derechos Humanos establece  claramente:

1. La prisión preventiva no podrá ser superior a dos años. No obstante, cuando la cantidad de los delitos atribuidos al procesado o la evidente complejidad de las causas hayan impedido la finalización del proceso en el plazo indicado, ésta podrá prorrogarse un año más por resolución fundada que deberá comunicarse de inmediato al tribunal de apelación que correspondiese para su debido contralor.

2.  Los plazos previstos en el artículo precedente serán prorrogados por seis meses más cuando los mismos se cumpliesen mediando sentencia condenatoria y ésta no se encuentre firme.

3.  Transcurrido el plazo de dos años previsto en el artículo 1o., se computará por un día de prisión preventiva dos de prisión o uno de reclusión.

4.  En virtud de este último artículo, los procesados que han sufrido una prisión preventiva prolongada, tienen la posibilidad de recuperar su libertad por cumplimiento de la pena al emitirse la sentencia condenatoria.

Sinceramente,
Pacificación Nacional Definitiva

por una Nueva Década en Paz y para Siempre

ADHERIMOS E INVITAMOS A ASISTIR



miércoles, 25 de junio de 2014

HACIA UNA MEMORIA SIN RENCORES

Heridas del pasado

Cuando un gobierno transforma la historia en instrumento para implementar una política hegemónica y generar divisiones, inocula el odio en corazones jóvenes que, por ser el futuro, están habilitados para la reconciliación

Por Elisa Goyenechea  | Para LA NACION

La memoria y la sanación de las heridas del pasado se han vuelto una cuestión grave y apremiante para los argentinos. Grave, porque de la aceptación de los hechos penosos pretéritos y de la reconciliación entre compatriotas depende nuestra identidad como nación. Esto significa poder dar una respuesta, parcial y tentativa, a la cuestión de quiénes somos, y narrarlo en una historia con sentido. Apremiante, porque si esa apropiación de un pasado común y significativo no se desea ni se cumple, lo que está en juego es el estancamiento en el pasado violento, la perniciosa prolongación en el tiempo de una herida que no cierra y, en consecuencia, la petrificación de las energías renovadoras y creativas que nos impulsan hacia el futuro.

Desde el punto de vista individual, la memoria y la identidad personal son las dos caras de un mismo fenómeno. Cuando Henri Bergson cuestionó lo que él consideraba un concepto inmóvil y estancado del yo como sustancia, enseñó que una conciencia sin memoria es sinónimo de inconsciencia. Su contribución fue señalar que acrecentamos y dotamos progresivamente de densidad a nuestro yo a medida que transcurre el tiempo. Si vivir consiste en envejecer, la memoria configura un pasado, el nuestro, del que nos apropiamos porque, en la evocación, lo traemos a la conciencia presente. Esta operación se intensifica con el correr de los años, genera sentido y, en gran medida, responde a la cuestión de quiénes somos. En consecuencia, la capacidad de evocar y traer a nuestra presencia, hoy, los hechos de la niñez o la juventud genera identidad porque "produce" pasado.

Hannah Arendt, cuya presencia en el juicio contra Adolf Eichmann resultó en el controversial concepto de la banalidad del mal, les concedió a la memoria y a la imaginación una relevancia sin par en la tarea de aceptar y hacer propio un pasado doloroso. Como otros pensadores que discutieron los ideales de la modernidad, Arendt impugnó el optimismo del concepto moderno de historia como entidad autorregulada por leyes, ciega a las acciones espontáneas de los hombres. En su lugar, elevó la historia (story) como crónica y narración interminable. He empleado las palabras crónica y narración para evitar el término relato, que hoy, y con razón, tiene mala prensa.

Precisamente, porque la historia no está "hecha", es decir, no hay un titiritero tras la escena manejando los hilos de las marionetas; es que el analista o el historiador puede mirar atrás y, pertrechado de documentación, afán de imparcialidad y actitud crítica, descubrir que la historia tiene su propia "lógica". La historia "se está haciendo" porque es la trama y la red de acciones y padecimientos humanos susceptibles de ser contados en una crónica. Se trata, podríamos decir un poco escenográficamente, del gran drama entretejido de acciones y pasiones humanas. Para que ese caos de acontecimientos que conforman el "pasado" constituya una historia significativa que tenga espacio para todos los agentes y los sufrientes, es imprescindible que el narrador tenga la voluntad de imparcialidad, o la mirada limpia, concedida por el tiempo transcurrido.

Arendt distingue entre el actor y el espectador. Quien está intensamente comprometido en la praxis y en el logro de los fines de su propio bando está inhabilitado para la crónica desinteresada. Asimismo, no se puede hacer historia del presente. El espacio que se extiende entre el observador y los hechos es imprescindible, porque el transcurrir del tiempo concede el foco adecuado para mirar las cosas "a la distancia". Esta actitud que la pensadora le atribuye al historiador (pero que se le puede exigir al analista político, al docente e incluso al ciudadano común) lo libera del apremio por la praxis y del aguijoneo de los afectos, como la ira o el resentimiento, que compelen a la acción.

Si hay deseo y voluntad para comprender los hechos ingratos del pasado y reconciliarnos con el espacio público -la patria, que no está hecha a nuestra medida y antojo, sino que compartimos con otros-, entonces la crónica no será funcional al partido de turno (el revisionismo barato). Arendt excluye de la "polución" política tanto a las universidades (públicas y privadas) como a las instituciones de administración de la justicia. No se debe transformar a la historia en apéndice instrumental del Estado (que, en realidad, es del gobierno, o del partido o del caudillo).

Cuando la historia es editada para fines como la implementación de la política hegemónica y la división de los conciudadanos en bandos irreconciliables, o cuando la perversión del revisionismo llega a absurdos tales como poner en paralelo la figura del San Martín con la de Néstor Kirchner, el futuro es oscuro y, en el mejor de los casos, incierto.

Para nuestra desgracia, no se escuchan suficientes voces que proclamen la injusticia de estos procedimientos que, lejos de desear y procurar la pacificación de la sociedad y la reconciliación entre compatriotas (que exige un mea culpa precisamente porque se trata de agentes y de sufrientes), persisten en abonar la fragmentación envenenando las mentes y los corazones de los jóvenes. Cuando el gobierno monopoliza las instituciones del Estado, politiza -en el peor sentido del término- toda praxis y todo discurso, es decir, los convierte en funcionales a sus intereses sectarios y penetra en todas las actividades, primero las públicas y, eventualmente, las privadas.

Cuando la historia se convierte en relato, es decir, en construcción sesgada y adaptada a intereses de bando, la imparcialidad del historiador muda en visión filistea y la convierte en herramienta ideológica. En estas circunstancias, el avance del "relato único" en la currícula de Ciencias Sociales en las escuelas suscita escándalo e indignación, menos por la visión tuerta de los hechos que por el daño imperdonable en niños y jóvenes. Se trata de una estrategia ponzoñosa que pretende inocular el odio y el rencor en corazones limpios que, precisamente porque son el futuro, están habilitados para la reconciliación. Están lo suficientemente distanciados de los hechos como para ponerlos a distancia, comprender los sufrimientos de ambos lados y empezar de nuevo. Esto no significa olvidar, pero sí exige una historia que haga justicia a todos, porque ni el mundo ni la crónica están hecha a la medida de uno, ni adaptados a los caprichos de algunos.

Hannah Arendt, que fue testigo de las prácticas fascistas y totalitarias en la construcción de un relato antojadizo y del adoctrinamiento de las mentes nuevas, advirtió sobre las prácticas de los gobiernos que, con el pretexto noble del Estado educador, esterilizan de raíz la única savia regeneradora de los cuerpos políticos: los jóvenes. Si el milagro del "segundo nacimiento" irrumpe en la escena pública con la permanente aparición de las nuevas generaciones, ellos son la esperanza de innovación, creatividad y cambio. ¿Por qué entregarles en custodia un mundo atravesado por el rencor, por qué persistir sistemáticamente en el recelo hacia el distinto, que, por distinto, es enemigo? ¿Por qué permitimos que la promesa del cambio y de la renovación se trunque gratuitamente?

Thomas Jefferson creía que el despotismo electivo era aún más temible que la tiranía. En una carta que en 1787 le escribió al coronel Edward Carrington, señaló: "Si alguna vez nuestro pueblo se vuelve desatento en asuntos públicos, usted y yo, y el Congreso, y las asambleas, los jueces y los gobernadores, todos, nos volveremos lobos".


REPUDIO DE MONSEÑOR HÉCTOR AGUER A LA PROFANACIÓN DE LA CATEDRAL DE LA PLATA

Por Juan Carlos González Costa

El Arzobispo de La Plata monseñor Héctor Aguer[1]  realizo  una misa de desagravio por la profanación de la catedral platense por el  vídeo que grabó en su interior la cantante denominada Tigresa del Oriente quien manifiesta ser amiga de  La Presidente Cristina Fernández de Kichner.

Afirmó el Arzobispo que a causa de un descuido de la guardia, una mujer desvergonzada, vestida indecorosamente y acompañada por otro personaje que parecía mujer, entró aquí a filmar un video en el que baila y canta; se atrevió a entrar en un confesionario en son de burla, y blasfemó contra la Santísima Eucaristía, remedando la comunión y expresándose de un modo gravísimamente escandaloso, afirmó Héctor Aguer  en una misa celebrada en la catedral el sábado pasado.


“Según he oído decir –agregó el arzobispo––, la filmación estaba destinada a un ‘boliche homosexual” de la ciudad de La Plata. Ahora resultan normales esas abominaciones amparadas por las leyes. Además, mucha gente pudo acceder a la cosa por internet”.

Ofrezcamos el santo sacrificio de la misa en reparación y desagravio por la profanación del templo, y por las blasfemias proferidas. Dediquemos al Señor la procesión de la que hemos participado, como gesto de amor y de entrega confiada, incondicional. Recemos mucho, también, por esas personas descarriadas, depravadas, para que Jesús les toque el corazón y las convierta; todo es posible para su omnipotencia y su misericordia”, concluyó.


La Tigresa del Oriente es una cantante peruana que logró reconocimiento popular a través de sus bizarros clips y, hace algunas semanas, grabó el video de la canción “El Cuerpo de Cristo” junto al travesti argentino conocido como “La Pocha Leiva” dentro de la Catedral.

En los últimos tiempos hemos vivido los católicos, a pesar de seguir siendo Mayoría en el Pueblo Argentino , el acoso, la burla, las profanaciones, muchas protegidas y promovidas por funcionarios de Estado, ordenándole a “La Policía Federal y Provinciales” desproteger los lugares del Culto Católico ante manifestaciones que de antemano se saben Profanadoras y  portadoras de violencias inusitada contra nuestros templos, así lo sufrieron nuestra Catedral Metropolitana, San Ignacio y muchas más en todo el territorio Nacional  con grupúsculos perfectamente identificados y con banderas políticas marginales y extremada mente violentas, sin que la jerarquía eclesiástica  reaccione e incluso cuando jóvenes católicos intentaron defender nuestros templos, estos clérigos e inclusive Obispos, los dejaron abandonados a su suerte.


Me alegra y reconforta como católico que  el  Arzobispo Héctor Aguer  repudie estas abominaciones y perversiones públicamente como corresponde a su misión apostólica,  en estos tiempos donde  lo políticamente correcto ha suplantado la proclamación de “La Verdad” que es la misión de La Iglesia.


NOTA: Las imágenes y destacados no corresponden a la nota original.


[1] El Inadi cuestionó al arzobispo platense, que habló de la homosexualidad como una "abominación" e inició un procedimiento de oficio y expresó una seria preocupación por los dichos de Héctor Aguer.

CECILIA PANDO: CON LOS PRESOS MILITARES, LOS DDH

El Espejo de TLV1. Programa periodístico y de opinión, que intenta mostrar algunas de las aristas de la realidad Nacional. Entrevista a la señora Cecilia Pando de Mercado, dirigente de Asociación de Familiares y Amigos de Presos Políticos de Argentina, quién se refirió a los temas: ¿En que se relacionan? Los militares ilegalmente detenidos con falsas imputaciones de violaciones a los DD.HH Tuertos. Los fondos Buitres de la Usura, Los Jueces prevaricadores y el estado de latrocinio impuesto por un gobierno que decidió, la entrega y el desguace de la Nación Argentina para el enriquecimiento ilegal de sus mafiosos miembros.


martes, 24 de junio de 2014

DE NUREMBERG A LA ARGENTINA


por el Lic. Jorge P. Mones Ruiz (x)

Después del juicio de Nuremberg, el juez nazi Ernst Janning es visitado en su celda por el Dr. Dan Haywood, uno de los miembros del tribunal que lo condenó.

El ex juez alemán le dice al juez americano: “¡Aquellos millones de personas!, ¡aquella pobre gente!,... ¡jamás supuse que se iba a llegar a eso!”. El juez americano le contesta tranquilamente: “se llegó a eso la primera vez que condenó a muerte a un hombre sabiendo que era inocente”.

Sostuvo en estos días el Tcnl Emilio Nani, respondiendo al artículo periodístico de un amigo: Cuando Alfonsin impulsó los juicios a los Comandantes, en franca violación con el Artículo 18 de la CN, todos aplaudieron (hasta quienes habían alentado a las FFAA a aniquilar al terrorismo). Hoy no sólo se viola el Art. 18, sino -como mínimo- 25 normas jurídicas más, para impulsar los juicios denominados de ‘lesa humanidad’ y todo el mundo mira para otro lado o, lo que es peor, vuelven a aplaudir… Lo del fiscal  (Campagnoli) es apenas una muestra gratis de lo que vienen padeciendo cientos de miembros de las FFAA, de Seguridad, Policiales, Penitenciarias y civiles, por haber participado en la guerra contrarrevolucionaria que liberó a la Nación y a su pueblo del flagelo del terrorismo, en cumplimiento de claras órdenes impartidas por Perón y su mujer, para satisfacer el clamor desesperado de una sociedad que hoy se manifiesta como ingrata, cínica, hipócrita y cobarde…”

Hoy nos sorprendemos en la Argentina por la falta de justicia y el avance del régimen kirchnerista sobre jueces y fiscales, algunos de los cuales parecen “rebelarse” contra el gobierno "nacional y popular" en el accidentado ocaso de su ciclo. Sin embargo, pocos advirtieron que los Kirchner vulneraron la Constitución Nacional (más allá de lo mencionado por Nani) desde 2003, para encarcelar mediante juicios inicuos a civiles y militares por supuestos “crímenes de lesa humanidad”. 

Jueces y fiscales prevaricadores y émulos del Dr. Janning, pruebas y testigos falsos, campaña mediática y dinero de por medio, contribuyeron a construir un relato mendaz sobre nuestra historia reciente y un “caso líder” para un futuro inmediato. El régimen K fue por algunos… y ahora están cumpliendo el “vamos por todos”.


Destacamos que la actitud totalitaria y antidemocrática kirchnerista fue oportunamente denunciada valientemente por algunos miembros de la Justicia que se negaron a formar parte del circo judicial.

El 23 de diciembre de 2008, el Dr. Martín Francisco Gutiérrez, en su carácter de conjuez comparece ante los conjueces del Tribunal Oral de Santa Fe y dice: “…Que en los términos del artículo 56 del CPCCN vengo a excusarme de seguir entendiendo en el carácter de conjuez en la causa antes citada (sobre supuestos crímenes de lesa humanidad) como consecuencia de la violencia moral y psíquica que me embarga, producto de las recientes declaraciones y amenazas, de público y notorio, surgidas desde el mismo seno del Estado Nacional… Como consecuencia de la sentencia dictada por la Sala II de la Cámara Nacional de Casación Penal disponiendo el cese de la prisión preventiva de imputados por delitos de lesa humanidad, la propia Presidente de la Nación como el Secretario de Derechos Humanos de la Nación, el Ministro de Defensa de la Nación y la Diputada Diana Conti, entre otros funcionarios públicos y legisladores, fueron contestes en señalar, entre varias otras expresiones, que quienes tienen la responsabilidad de entender –como el suscripto– en los procesos en los que se investigan delitos de lesa humanidad, y, cuando emiten fallos que resultan contrarios a las pretensiones –condenatorias o de medidas de seguridad- perseguidas por el Estado Nacional, comparten la ideología represiva, favorecen a los represores del genocidio, deben ser, sometidos a jury de enjuiciamiento o a procesos por delitos comunes”.

El jueves 16 de abril de 2009, Paz Rodríguez Neill del diario “La Nación”, publica lo siguiente:


“La Comisión Permanente de Protección de la Independencia Judicial, creada por la Corte Suprema y coordinada por las ministras Elena Highton y Carmen Argibay, recibió ayer una dura denuncia contra el Gobierno: 74 jueces nacionales le pidieron que se pronunciara contra el juicio político que promovió la Secretaría de Derechos Humanos contra cinco camaristas de Casación. ‘Estamos ante una grave afectación de la independencia judicial’, dicen los magistrados en su escrito. Acusan al Gobierno de haber montado una ‘persecución’ contra los jueces denunciados, que funciona además como una ‘franca amenaza’ a quienes deban resolver casos similares, y de haberse atribuido ‘la potestad de imponer los únicos fundamentos válidos para resolver cuestiones que, por su naturaleza, les son sometidas a los jueces’.

El 19 de febrero pasado (2009), el secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, pidió al Consejo de la Magistratura que iniciara el proceso de destitución de Guillermo Yacobucci, Luis García, Angela Ledesma, Eduardo Riggi y Guillermo Tragant, casi la mitad de los miembros de la Cámara de Casación, el máximo tribunal penal de la Nación. El motivo: que todos ellos habían accedido a liberar a represores que llevaban varios años detenidos sin condena. Entre ellos, Alfredo Astiz, todavía preso porque tiene varias causas abiertas y condenas internacionales.



‘Hoy es un día de vergüenza para la Argentina, para la humanidad y para nuestro sistema judicial’, dijo la presidenta Cristina Kirchner desde la ESMA cuando se conoció el fallo en favor de Astiz. Al día siguiente Duhalde dijo que los denunciaría.

‘Hay una evidente intención de presionar a los jueces por el contenido de sus sentencias. Esta es la peor manera de atacar la independencia judicial’, dijo ayer el presidente de la Asociación de Magistrados, Ricardo Recondo, que fue quien recibió el pedido de los 74 jueces y lo presentó en la Corte Suprema”, concluye el artículo periodístico.

El Tcnl Nani, con quien coincidimos, dice al final de su escrito: “Las sistemáticas violaciones al Estado de Derecho llevadas a cabo por el aparato político-judicial, con el silencio cómplice de los Campagnolis que sufren los embates de atorrantes como Adler, García Berro, Gils Carbó, Lorenzetti, Highton de Nolasco y el resto de la justicia federal penal, ya se han llevado a la tumba a 244 hombres que dieron todo de sí para que hoy esta sociedad careta pueda disfrutar de la libertad de la que goza (o al menos gozó hasta el 25 de Mayo de 2003), todo a costa de la de ellos y del derramamiento de la sangre de soldados, policías, gendarmes y civiles. Hoy están padeciendo el haber aceptado, en 1984, que el fin justificara los medios. Hasta donde yo sé, el prevaricato es un delito, más allá de toda duda razonable”. 

Como le dijera en Nuremberg el Dr. Dan Haywood al alemán Ernst Janning: “esa fue la primera vez”.

Hoy es una justicia extranjera la que puede poner en riesgo la situación económica-financiera de nuestro país, a través de los fallos del juez estadounidense Thomas Griesa y el accionar de los fondos buitres. Sin embargo, presumo que no son ellos los más peligrosos. Me preocupan los caranchos, loros y pájaros bobos autoctónos, que son los ponen realmente en serio riesgo la continuidad jurídica e histórica de nuestra Nación.

(x) ex Mayor de Caballería



NOTA: Las imágenes no corresponden a la nota original.

domingo, 22 de junio de 2014

FALLECIMIENTO DE OTRO PRESO POLÍTICO


Estimados Amigos:

A través de la Unión de Promociones retroactivamente hemos tomado conocimiento que del fallecimiento en la Colonia Penal de Candelaria - U 17 (Provincia de Misiones) de otro Preso Político, el señor Comisario Inspector (R) Eduardo Glinka, perteneciente a la Policía de Misiones. El deceso se produjo el día Martes 26 de Noviembre de 2013.

Con él, son 243 (doscientos cuarenta y tres) los Camaradas fallecidos, pertenecientes a todas las Fuerzas Armadas, de Seguridad, Policiales, Penitenciarias y civiles; en el marco de este proceso de persecución, teñido de incontables irregularidades jurídicas y sistemática venganza.

Expresamos nuestras sentidas condolencias a todos sus familiares, allegados, compañeros y amigos, rogándole al Señor, les conceda pronta y cristiana resignación. Esperamos que la sociedad argentina y sus representantes políticos recuerden el manto de sangre y acciones del terrorismo que los llevaron a pedir y ordenar a las FFAA que aniquilaran al enemigo subversivo que pretendía alzarse con el poder mediante el miedo, terror y violencia. En todos sus reclamos contra el avallasamiento autoritario del poder de turno deberían incorporar un justo reclamo por la paz, concordia, justicia e historia completa dentro del marco de igualdad contra la ley.

Dadas las avanzadas edades y estados de salud de los Presos Políticos en la Argentina, estas lamentables noticias son cada vez más seguidas. Una vez más levantamos nuestra voz hacia el poder de turno, no pueden continuar con esta matanza selectiva… es su obligación como presidente de todos los argentinos garantizar el debido proceso, la igualdad ante la ley, brindar asistencia sanitaria adecuada y por sobre todo lograr la unión de la sociedad para superar las antinomias que después de casi 204 años aún nos mantienen divididos. Es hora de sin odios, ni venganzas, es hora de una mirada superadora.

Por tal circunstancia, adherimos a la reiterada convocatoria de la Unión de Promociones a todos los integrantes de las distintas Fuerzas, a las distintas ONG e Instituciones vinculadas o afines, a familiares, amigos y allegados en general, a sumarse y trabajar en apoyo de todos quienes deben enfrentar esta injusta situación, a fin de afirmar y fortalecer el planteo de los justos reclamos por acceder a una justicia verdaderamente independiente, imparcial y objetiva, a través del irrestricto respeto por la Constitución Nacional.

Sinceramente,

Pacificación Nacional Definitiva
por una Nueva Década en Paz y para Siempre