por una Nueva Década en Paz y para Siempre.

sábado, 6 de junio de 2015

EMPANTANADOS EN EL PASADO VIOLENTO

Por FRANCISCO SOTELO

El reclamo de los ex combatientes de Manchalá debería ser una señal de advertencia para quienes creen que los derechos humanos pueden ser utilizados con mezquindad política sin degradarse.



La única razón que se esgrimió para ordenar la demolición del monumento erigido en la calle Arenales fue que era una apología del terrorismo de Estado y del Plan Cóndor. En realidad, se trataba de un homenaje a conscriptos que repelieron, en inferioridad numérica, un ataque de una columna del ERP, durante el gobierno de Isabel Perón, antes del famoso "decreto de aniquilación" y mucho antes del golpe de Estado.

Fue un hecho que involucró a argentinos de una misma generación: unos combatían por decisión propia y otros lo hacían porque eran conscriptos.


Si quienes impulsaron la eliminación lo hicieron por razones ideológicas, es decir, porque se trata de un mal recuerdo para una visión de izquierda, se trató simplemente de una exhibición de poder. Nada indica que la mayoría de los argentinos considere próceres a los ex combatientes del ERP ni de Montoneros.

Por otra parte, ambas organizaciones armadas encarnaron, en esa "no guerra", proyectos socialistas, aunque desde horizontes ideológicos divergentes y por eso nunca pudieron fusionarse.

De cualquier modo, eso ocurrió cuando la mayoría de los actuales integrantes del padrón electoral eran niños o no habían nacido. Desde entonces, todo cambió. Desapareció la Unión Soviética, China se convirtió en una potencia capitalista con capitalismo de Estado - con vocación de expansión- y Cuba, incapaz de autoabastecerse de lo esencial, se convirtió en exportadora de servicios políticos, militares y culturales para los países populistas.


La Argentina, sin embargo, sigue enmarañada en su pasado violento y antidemocrático. Y tan empantanada está que hoy, como nunca, la vigencia de los derechos humanos se encuentra en alto riesgo. No se trata de si se va a seguir juzgando o no a supuestos o reales represores, cuyas personales responsabilidades, día a día, se hacen más difíciles de probar. La realidad es que, a diferencia de los años 80, la suerte de esas personas no les importa ni a los militares en actividad.


El riesgo aparece y crece en múltiples síntomas de insensibilidad humana. El olvido de Julio López, cuya desaparición, mucho más reciente, nunca fue aclarada aunque para "los militantes" sea más simple acusar a “la gente de Miguel Etchekolatz”. Si es tan simple, ¿Por qué no los detienen?

Esa contradicción se profundiza con los agravios dedicados al fiscal Alberto Nisman, cuya muerte sigue y seguirá bajo un manto de sospecha. O con los ataques contra Carlos Fayt, motivados por el solo hecho de poner oficialistas en la Corte Suprema.

Ni que hablar de los muertos en protestas sociales desde diciembre de 2010, o la incapacidad de diseñar políticas de seguridad para proteger a la gente común de los delincuentes, y a los delincuentes -pobres- de la brutalidad de las cárceles.

Manchalá es un caso testigo de cómo la “memoria” es solo un uso subjetivo y arbitrario del pasado. La verdadera memoria colectiva es la historia académica, sin revisionisnos traviesos. Y la memoria jurídica debe ser la Justicia.

Los derechos humanos, si no son universales, no son derechos. Cuando un sector quiere apropiárselos, los aniquila.


NOTA: Las imágenes y destacados no corresponden a la nota original.

SIETE ADVERTENCIAS FINALES SOBRE LA NUEVA POLÍTICA CUBANA DE OBAMA


Por Carlos Alberto Montaner | Miami | 5 Jun 2015

“No se trata de criticar a Obama por haber ensayado una política nueva. El problema es que es una política mala.”

Al Prof. Guillermo Lousteau

Este es uno de esos raros casos en los que conviene comenzar por el final. Estos papeles están dedicados a contar rápidamente cómo han sido las relaciones entre EEUU y Cuba desde 1959 a la fecha, con el objeto de poder analizar la nueva política cubana anunciada por el presidente Barack Obama y el general Raúl Castro en diciembre de 2014.

Ese recorrido me precipita formular siete advertencias. No son recomendaciones ni conclusiones. Son observaciones que se desprenden naturalmente de la propia historia que relataré en breve.

Consignémoslas: 

La primera advertencia es que el Gobierno de los hermanos Castro mantiene en 2015 exactamente la misma visión de EEUU que tenía cuando los guerrilleros llegaron al poder en enero de 1959.

Para ellos el enorme y poderoso vecino, y sus supuestas prácticas depredadoras en el terreno económico, están en la raíz de los problemas fundamentales de la humanidad.

Como leen poco y observan mal, continúan creyendo que las calamidades del Tercer Mundo se deben a la mala voluntad de las naciones desarrolladas, y muy especialmente a EEUU con sus perversos términos de intercambio y su explotación inclemente de los recursos de las naciones pobres.

La segunda advertencia, como consecuencia de la primera, es que ese régimen, absolutamente coherente con sus creencias, continuará tratando de afectar negativamente a EEUU en todas las instancias que se presente.

Ayer se colocó bajo el paraguas soviético. En la etapa postsoviética, echó las bases del Foro de Sao Paulo y, más tarde, del circuito conocido como el Socialismo del Siglo XXI, extendido a los países de la llamada ALBA. Hoy se alía firmemente a Irán, y ya se apunta al bando chino-ruso en esta nueva y peligrosa Guerra Fría que está gestando. Para los Castro, el antiamericanismo es una cruzada moral a la que no van a renunciar nunca.

La tercera advertencia es que no existe en la dictadura cubana la menor intención de comenzar un proceso de liberalización que permita el pluralismo político o las libertades, tal y como se conocen entre las naciones más desarrolladas del planeta.

Los demócratas de la oposición se toleran mientras sus movimientos y comunicaciones estén regulados y vigilados por la policía política.

El régimen domina perfectamente las técnicas de control social. Al margen de la policía convencional, para mantener a raya a la oposición cuenta con al menos 60.000 oficiales de contrainteligencia adscritos al MININT, y otras decenas de miles de colaboradores. Para ellos la represión no es un comportamiento oscuro y vergonzante, sino una labor constante y patriótica.

La cuarta advertencia es que el sistema económico que está erigiendo Raúl Castro no ha sido concebido para que florezca la sociedad civil. Esa que un día, mágicamente, derrocará la dictadura, sino es un modelo de Capitalismo Militar de Estado (CME), cuya columna vertebral es el ejército y el Ministerio del Interior, instituciones que controlan la mayor parte del aparato productivo del país.

Dentro de ese esquema, como se deduce de las palabras del economista oficial Juan Triana Cordoví, el Estado (en realidad, el sector militar) se reserva el manejo y explotación de las 2.500 empresas medianas y grandes del país, dejándoles a los cuentapropistas un sinfín de actividades menores para no tener que sostenerlos.

Contrario a lo que piensan en Washington y en los sectores cubanos no gubernamentales que apoyan esas reformas económicas, Raúl Castro y sus asesores suponen, acertadamente, que los cuentapropistas serán una fuente de estabilidad del sistema de Capitalismo Militar de Estado, no por afinidad ideológica, sino para no perder los pequeños privilegios y ventajas que obtienen.

La quinta advertencia es que el régimen de los Castro no tiene el menor interés en propiciar el enriquecimiento de los empresarios extranjeros. Desprecian el ánimo de lucro de los capitalistas, les parece repugnante, aunque muchos de ellos mismos, de alguna manera, lo practiquen discretamente.

Las inversiones del exterior serán bienvenidas solo y únicamente cuando contribuyan a fortalecer el Capitalismo Militar de Estado que están forjando. Para el Gobierno cubano esas inversiones son un mal necesario, como el que se amputa un brazo para salvar la vida.

Si alguien piensa que ese régimen permitirá el surgimiento y crecimiento de un tejido empresarial independiente, es porque no se ha tomado el trabajo de estudiar los textos y discursos de los propios personeros del régimen, y ni siquiera de examinar la conducta que exhiben.

Tiene toda la razón el inversionista en bienes raíces y notable millonario Stephen Ross cuando, tras regresar de un viaje a Cuba, declaró que no había visto en la Isla la menor oportunidad seria de hacer negocios. En realidad, no la hay, salvo en aquellas actividades que exista un rédito claro para el Gobierno o que sea absolutamente indispensable para la supervivencia del régimen.

Es obvio que la prioridad de los Castro es mantener el poder y no desarrollar un vigoroso tejido empresarial que saque a los cubanos de la miseria. Para explicar esas carencias han desarrollado la coartada de la austeridad revolucionaria y la crítica al consumismo (el gusto por la "pacotilla") como una forma heroica y abnegada de afrontar la pobreza.

La sexta advertencia es que, ante este cuadro deprimente de atropellos e insistencia en los disparates de siempre, la renuncia de Washington al containment y su sustitución por el engagement, a lo que se agrega la cancelación del objetivo de tratar de propiciar el cambio de régimen, como dijo Obama en Panamá, es una peligrosa e irresponsable ligereza que perjudicará a EEUU, alentará a sus enemigos, descorazonará a sus aliados y afectará muy negativamente a los cubanos que desean libertades, democracia real y terminar con la miseria.

¿Qué sentido tiene que EEUU —y con él la Iglesia Católica— contribuya al fortalecimiento de un Capitalismo Militar de Estado, enemigo de las libertades, incluidas las económicas, violador de los Derechos Humanos, que perpetúa en el poder a una dictadura colectivista que ha destrozado a Cuba y hoy contribuye a destruir a Venezuela porque no puede enseñar otra cosa que lo que ha hecho durante 56 años?

La séptima advertencia es que nunca la oposición democrática ha sido más frágil ni ha estado más desprotegida, pese al impresionante número de disidentes y al heroísmo que despliegan. Nunca ha estado más sola.

¿Por qué nadie va a tomarla en cuenta si EEUU ha renunciado al cambio de régimen y está dispuesto a aceptar a la dictadura cubana sin exigirle nada a cambio?

EEUU ha renunciado a indicarle claramente a La Habana que el verdadero cambio comienza en el momento en que la cúpula de la dictadura acepta que el primer paso es dialogar con la oposición y admitir que las sociedades son plurales y albergan diferentes puntos de vista.

¿Qué argumento tienen ahora los callados y siempre asustados reformistas del régimen para reclamar sotto voce cambios políticos y económicos si nadie se los exige al Gobierno de los Castro?

En suma, ha sido un grave error de Obama separarse de la política seguida por los diez presidentes, demócratas y republicanos, que lo precedieron en la Casa Blanca.

Uno no puede decretar que su enemigo súbitamente se ha convertido en su amigo y ha comenzado a pensar como a uno le conviene.  Eso es infantil. 

No se trata de criticar a Obama por haber ensayado una política nueva. El problema es que es una política mala.

No se puede ignorar la realidad sin abonar por ello un alto precio. Lo triste es que lo pagaremos los cubanos.

Este artículo es un fragmento de la conferencia "Las relaciones entre EEUU y Cuba en la nueva etapa del deshielo. ¿Sentido común o ligereza irresponsable?", pronunciada por el autor el 4 de junio de 2015, en la sede del Interamerican Institute for Democracy en Miami.


EL REVISIONISMO SENDERISTA



Por Sergio Tapia T.

He sostenido que “Sendero Luminoso” se llama “Partido Comunista del Perú”, y que sus miembros no ocultan su denominación. Pero, se ha acuñado el edulcorado nombre de “Sendero Luminoso”, innecesariamente. Salvo, si se trata de no relacionar el término “comunista” con la ola criminal que padecemos desde 1980.


Sin embargo, debo emplear para este titular el término “senderista”, porque la mayoría ciudadana adjudica la autoría del terrorismo comunista al “senderismo” y no al “comunismo”. Es un verdadero triunfo de las operaciones sicológicas del comunismo peruano, y no es su único logro.


Jurídicamente, que es una de las dimensiones importante de toda confrontación incluidas las guerras, el terrorismo-senderista ha logrado notables avances. Desde su primera panfletería (impresa con tinta roja), el Partido Comunista del Perú expresó que todo acto de represión contra su “Lucha Armada” era un genocidio.

Este mensaje llamó mi atención por el desacierto aplicativo. Sin embargo, diez años después de la captura de Abimael Guzmán (que ocurrió en 1995), a todos los delincuentes sentenciados por terrorismo les anularon sus condenas, fueron juzgados nuevamente y les impusieron penas mucho menores a unos y a otros absolvieron liberándoles de las cárceles.

Alberto Fujimori

En paralelo, a los militares beneficiados con sentencias de absolución, se les re-sentenció a algunos más de una vez, por presuntos delitos contra los derechos humanos y lesa humanidad, a algunos por genocidio y a otros por feminicidio. Alcanzando también a algunos políticos, incluso a un presidente de la República.

Para este revisionismo jurídico el rol preponderante es de los activistas socialistas y comunistas, que ejercen funciones internaciones en la OEA, la Comisión y la Corte de Derechos Humanos, y en estudios de abogados que se autodenominan ONGs.


El revisionismo político se realiza a través del MOVADEF, y el revisionismo histórico mediante un sector de la prensa. El “revisionismo senderista” es una operación para reescribir la memoria histórica, de gran envergadura.


NOTA: Las imágenes no corresponden a la nota original.

DESTRUCCIÓN DE VALORES: GRAMSCI Y LA “VIOLENCIA DE GÉNERO”

Junio 3, 2015 por  José Benegas

DESTRUCCIÓN DE VALORES

Gramsci y la “violencia de género”

Argentina es un país gobernado desde hace 12 años por un grupo que, desde el vamos, tenía en su haber la desaparición de mil millones de dólares de una provincia. Un gobernador que llegó a la presidencia favorecido por un presidente provisorio (Duhalde) para evitar la llegada de Carlos Menem a su tercera presidencia, había sacado fuera del país ese dinero y nunca más se supo de él. Llegó a presidente con el 22% de los votos después de que Menem renunciara a participar en la segunda vuelta electoral. El gobierno de Kirchner, seguido después del de su mujer, se dedicó a construir un imperio propio al rededor del estado. Administró el país como si fuera un botín. Para eso se alió a la primitiva izquierda violenta del peronismo, reavivando juicios de derechos humanos, a costa de tirar por la borda todo tipo de garantías constitucionales. También fue apoyado en eso por todo el país “bienpensante”, porque el valor máximo de la corrección política era estar contra Menem y Kirchner ofrecía la vuelta al estatismo más acérrimo. Practicó una receta estrictamente populista para acrecentar su poder.  Es decir, la explotación de cualquier debilidad para legitimar el poder absoluto y la expoliación masiva en favor de su grupo.

Parte importante del método político kirchnerista ha sido favorecer al delito. No solo el propio, sino el común. Instalar jueces que propician que los delincuentes son víctimas de la sociedad y que luchar contra el delito es luchar contra los pobres. Suena absurdo para cualquiera, pero esto que acabo de decir es bastante textual, no se trata de una exageración. Toda protesta por el delito callejero era tomada por un gran aparato de propaganda como fascismo. El kirchnerismo fue la primera banda política en tener su propia agrupación de delincuentes en las cárceles, llamada “Vatayón militante”, así, con V.

Esto último es también parte de una metodología gramsciana de destrucción de valores (incluida la V). No porque detrás haya una utopía socialista, sino el interés de una banda por tener todo el poder y el control y quedarse con los recursos. Nada tiene que valer, porque el individuo debe ser sometido a unas condiciones en las que no pueda confiar en su propio juicio. Eso lo hace fácil de manejar.

Otra parte de la metodología es la creación y utilización del mito, al que llaman “relato”. Los “derechos humanos” son el mito que incorporaron, bajo el cual justificaron todo tipo de defraudaciones al fisco. Convirtieron a las Madres de Plaza de Mayo en una empresa constructora de viviendas y produjeron un desfalco de unos trescientos millones de dólares. Bonafini al identificarse con los derechos humanos era intocable. Podía emitir cheques sin fondos que los jueces no se atrevían a tocarla. Esa era justo el tipo de impunidad que Kirchner vio que podría lograr subiéndose a la ola izquierdista. Para Kirchner la “ideología” era una cobertura para robar, como lo es para todos sus seguidores hoy, ninguno de los cuales hace referencia a ideas, sino sólo conflictos donde ellos son buenos y quienes se oponen son malos. Es decir, populismo.

Los medios fueron controlados mediante la pauta oficial, las amenazas y el uso de los organismos de inteligencia. Durante los primeros años del kirchnerismo la política fue prohibida de hecho en la televisión abierta y ya promediando su mandato, también en la televisión por cable. La información se despolitizó como en los años de gobiernos militares. Solo después de romperse la relación de la banda de Kirchner con el grupo Clarín, volvió de a poco el periodismo. A partir de ahí, Kirchner comenzó un plan de conquista cultural comprando personajes de la farándula para que lo defendieran de cualquier cosa, e incorporando jóvenes sin escrúpulos con grandes sueldos para realizar trabajos partidarios con dinero del estado. Armó su propio sistema de propaganda para reemplazar a Clarín. Su propósito fundamental era denostar a los adversarios para mantener al país en conflicto permanente. A esto le llamó la propaganda “revalorizar a la política”, aunque era precisamente lo contrario a lo que habían hecho. Retiraron la política y después la reemplazaron por grupos de fanáticos que carecen de opinión propia o de ideas. Nada más toman partido en el momento que se los indica el poder, contra aquellos que les indica el poder.

Volviendo a la seguridad, el índice de delitos creció exponencialmente. La policía fue instruida para no recibir denuncias de modo de manejar las estadísticas. La sociedad así se mantenía atemorizada y anulada políticamente y entretenida con los conflictos preparados por el estado. Todo fue reemplazado por peleas de la farándula decadente.

El populismo requiere utilizar el resentimiento. El estado es el que pone fin a las “injusticias sociales”. Entonces mientras a un argentino se lo puede matar en la calle en nombre de la lucha de clases, nadie puede decirle a otros cosas discriminatorias como hacer alusión a su peso, estatura etc. El gobierno administrativamente sanciona toda discriminación de modo estricto, reitero, mientras avala los crímenes. La razón es que la discriminación alude a actividades antipáticas de la población pacífica, donde el gobierno puede meterse para dividir. No produce ningún efecto en el comportamiento antipático, no es lo que le interesa. Sino mantener disciplinada a la sociedad y acostumbrada a que el gobierno produce las consignas y la sociedad obedece.

La introducción ha sido larga para llegar a la cuestión del título, la llamada “violencia de género”. La ley en cuestión fue sancionada en el año 2009, pero en plena campaña electoral de este año 2015, el estado ha iniciado una campaña para que en todos los programas de televisión y radio se convierta en el monotema la llamada “violencia de género” y el “femicidio”[1]. Cualquiera diría siguiendo los medios argentinos que de repente los hombres se han puesto a matar mujeres y de modo no menos repentino, al gobierno le empiezan a importar los crímenes. Pero en realidad es todo lo contrario.

Primera aclaración. El Código Penal argentino sanciona al homicidio, como no podía ser de otra manera. El homicidio no hace ninguna referencia de género, es sólo el idioma castellano. Se sancionan del mismo modo las muertes de varones y mujeres. En segundo lugar, uno de los agravantes del homicidio es la “alevosía”, es decir la debilidad de la víctima aprovechada por el victimario. No importa si uno u otro son varón y mujer. La alevosía incluye cualquier evidente desproporción. Con ello abarca también el delito contra los niños.

La introducción del género es una forma de colectivizar la responsabilidad e introducir la idea de que lo importante no es matar sino a quién matar. A su vez expandir la noción de que los hombres matan a las mujeres y no que determinados individuos son responsables de actos criminales y como tales deben ser castigados. La responsabilidad se diluye en un conflicto político general. Así como cuando matan a alguien en la calle para robarle el reloj, se trata del ejercicio de la lucha de clases, cuando un hombre mata a una mujer, se trata del conflicto entre el género masculino, contra el femenino. Se expande una culpa general, quién no se adose a la campaña también entra en el sector de los sospechosos. Hay que obedecer, seguir las consignas oficiales y la de cualquiera que grite desigualdad, de otro modo uno se coloca en el lugar de “feminicida”.

A su vez cuando empieza a importar si el muerto es varón (instrumento de la lucha de clases) o mujer (víctima de todo el género masculino), el homicidio en si pierde valor. Se lo reemplaza por una lucha igual de inventada que la de clases para promover el resentimiento y el poder del estado. Se reemplaza el problema de justicia que hay detrás del crimen, por el problema de “igualdad de género” que hay en el programa político oficial. La destrucción de la justicia como valor que da más protagonista al tirano como protector.

La ley en si mezcla los delitos cometidos contra la mujer, que ya tenían recepción legal, con la igualación forzada, la creación de organismos culpabilizadores que no tienen nada que ver con la lucha contra el crimen y el otorgamiento de poder a la mujer que es estigmatizada como débil, con independencia del pensamiento retrógrado, para que pueda utilizar al estado cada vez que se vea contradicha o enfrentada sin violencia por un hombre. Los hombres matan a las mujeres porque no hay igualdad, ese es el mensaje.

La sociedad rendida no enfrenta nada de esto. El plan es muy eficiente en la destrucción de valores y el sembrar divisiones creando pequeños déspotas que le van indicando a los demás cómo deben pensar o comportarse. A su vez la educación enseña a alejarse de las abstracciones y los significados de las cosas. Parece dar lo mismo luchar contra la violencia familiar de cualquier tipo, que convertirlo en una lucha de géneros. Todo tiene que dar lo mismo para que la oveja en lugar de sentirse esclava se sienta protegida. Quién lo denuncie contará con poco respaldo. Mi problema es que no lo puedo evitar.

Todo delito debe ser combatido sin convertirlo en instrumento de objetivos políticos. Esa no es una lucha colectivista, es la protección del individuo, contra la agresión de otro individuo o de un grupo.


________________________________
[1] ¿Cómo se denomina al acto de matar a un bebé de sexo femenino gestándose en el vientre materno?

PRAT GAY: "LO PEOR QUE DEJA EL KIRCHNERISMO ES LA DIVISIÓN CULTURAL Y LA ANIMOSIDAD"

El economista y ex diputado hizo un crudo diagnóstico de la última década. Consideró que la oposición debe unirse para asegurar una victoria contra el oficialismo en octubre

Crédito: Martín Rosenzveig

Alfonso Prat Gay lanzó duras críticas contra el kirchnerismo y el legado que dejará en la sociedad tras más de una década en el poder. En ese sentido, el economista y ex diputado de la Coalición Cívica consideró que “lo peor que dejan es la división cultural y la animosidad que han generado en cualquier discusión”.


“Incluso más allá de la política, está la idea de que somos una sociedad partida al medio; se habla de la grieta en el periodismo, pero existe en todos lados. Es algo que lo han promocionado y motorizado ellos”, sostuvo Prat Gay.

Entre la herencia negativa de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, el ex legislador de la Coalición Cívica sumó “el avasallamiento de cualquier norma que se les ponga en el camino”, tanto desde lo económico como en la economía.


En tanto, y de cara al futuro, Prat Gay consideró fundamental la unidad de la oposición para garantizar un triunfo en las próximas elecciones. “Tenemos que hacer un esfuerzo muy grande, no solamente para que no gane el kirchnerismo en octubre, sino después para gobernar tan bien que nadie se acuerde del kirchnerismo, que sea un mal recuerdo, que no vuelva nunca más”.

“Este ha sido un régimen que cree que las mayorías tienen un derecho pleno sobre el resto de la población y que el que tiene los votos puede hacer lo que se le canta. Eso es todo lo contrario de lo que dice la Constitución”, agregó durante una entrevista con radio Mitre.


Prat Gay cuestionó también que el kirchnerismo “modifica todo el tiempo las reglas de juego”, algo que “repercute en el funcionamiento de la economía”. “No me refiero solo a truchar los índices oficiales, sino a no tener un diagnóstico de cosas tan críticas como la pobreza. Es una lógica de la economía 'encepada”. Sumó luego “el ataque al periodismo independiente y la confusión entre Gobierno y Estado”.

En cuanto a su situación personal, Prat Gay aseguró que no será candidato y negó haberse incorporado a las filas del PRO. “No modifiqué ninguna pertenencia partidaria, vengo de la Coalición Cívica y en todas las elecciones de las que participé lo hice desde esa fuerza, en alianza con el radicalismo”.


“Ahora la decisión de la Coalición Cívica[1] y el radicalismo es ir a una interna con el PRO. No voy a participar de las primarias, pero voy a apoyar a quien salga ganador, comparto la lógica de que divididos no llegamos y le hacemos el juego al oficialismo”, explicó.


NOTA: Las imágenes no corresponden a la nota original.


[1] El mismo día de la entrevista radial a Prat Gay, la líder de la Coalición Cívica Elisa (Lilita) Carrió, en el programa Juego Limpio, que conduce el periodista Dr.  Nelson Castro, luego de un encendido debate entre ambos y casi al terminar la entrevista aclaró que ella fue una las autoras de la nulidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final (sic) pero no obstante (lo referimos parrafeándola) ella “no tolera ver a ancianos (ya condenados o no) muriendo en las cárceles o con falta de asistencia médica a sus enfermedades”.

Esos juicios de “lesa humanidad” llevados adelante violando elementales principios de derecho, derechos jurídicos y humanos de los imputados, son parte de la división mencionada por el economista y que debe ser solucionada por el próximo gobierno.

EJEMPLO DE MANDELA


La Presidenta ha hecho manifestaciones relacionadas con la identidad nacional de los derechos humanos que estoy lejos de compartir. La visión de éstos es totalmente parcial y no responde a lo que ha acontecido en nuestra Patria. Como cristiano, no puedo tolerar los abusos cometidos por el régimen militar que gobernó entre 1976 y 1982. Pero lo cierto es que los montoneros y erpianos cometieron abusos, secuestros y muertes de civiles y militares, aún antes de ese período, durante el gobierno de María Estela Martínez de Perón. Hay cientos de casos que podríamos recordar. Uno de ellos, el asesinato brutal del coronel Argentino del Valle Larrabure, que murió como un héroe nacional.


Han pasado desde el advenimiento de la democracia muchísimos años y es hora de que todos los argentinos -y no solamente la señora Cristina Kirchner- den su opinión al respecto de lo que considero es un gran negocio, el de los derechos humanos y las indemnizaciones. Macri, Scioli y Massa deberían discutir, en forma democrática y madura, si debemos seguir o no el ejemplo -que es universal- de Mandela en Sudáfrica, que estuvo 27 años preso, y como presidente de su país olvidó sus heridas, sus dolores, en pos de la unidad nacional.


Y, por último, me gustaría que la Presidenta le diga mañana al papa Francisco que los montoneros “son jóvenes idealistas” y que mataban por sus ideales.

Dr. Francisco Bénard


NOTA: Las imágenes y destacados no corresponden a la nota original.

viernes, 5 de junio de 2015

PRESOS POLÍTICOS




Hace unos días escuché a Marcelo Longobardi en Radio Mitre exigirle al papa Francisco que le solicitara a Nicolás Maduro contemplación y respecto por los derechos de más de 70 personas que sufren la persecución del régimen venezolano, con motivo de la próxima visita del presidente de Venezuela al Vaticano. Como hijo de un preso político de la Argentina, me llama poderosamente la atención que no exija también al Papa la misma contemplación para los 1800 presos políticos detenidos y más de 290 fallecidos en cautiverio, en su mayoría enfermos, abandonados y sin el mínimo cumplimiento de sus derechos constitucionales. Tal vez no sea "políticamente correcto" reclamar por los derechos de personas hoy estigmatizadas, pero no se puede ignorar la situación de los presos políticos en la Argentina, en especial, los que se encuentran detenidos en penales comunes con serios problemas de salud, personas mayores de 70 años y con enfermedades crónicas provocadas por la edad o por las extremas situaciones de humillación y estrés a las cuales son sometidos diariamente.

Los derechos humanos no son de izquierda o de derecha, son derechos inherentes al hombre, pero lamentablemente en la actualidad solo pertenecen a unos pocos privilegiados. Todos lo vemos a diario.

Juan De Marchi
DNI 20.939.503

LAS MANCHAS DE MANCHALÁ

por Luis Peñaranda


A cuarenta años del enfrentamiento de Manchalá, los soldados y el combate en sí han sido envueltos en una nube de mentiras, agravios, ofensas y hasta imputaciones que estamos seguros se irán disolviendo con el más efectivo de los solventes, que es sencillamente, la verdad histórica.

La demolición del monumento que se había levantado en el predio de la antigua Compañía de Ingenieros estuvo fundada en falacias.


Con motivo de la presencia de los soldados de Manchalá en el Concejo Deliberante, la entonces concejal Gabriela Cerrano, del Partido Obrero, con total soberbia manifestó: “Se quiso reeditar aquel debate que para nosotros está totalmente saldado, no hubo ningún combate sino una orden de aniquilamiento”.

Gabriela Cerrano

No sabía o lo simuló, pero la realidad es que el 28 de mayo de 1975, sólo trece efectivos militares que se encontraban arreglando la Escuela de Manchalá enfrentaron a una columna de más de cien guerrilleros fuertemente armados y entrenados militarmente algunos de ellos en Cuba, Libia y otros, en Tucumán.

La concejal Cerrano también expresó que “no hubo ningún combate”.

Cualquier ciudadano podrá comprobar el error -o la falacia surgida de la ideología y de la necesidad de quedar bien- con solo ir a una biblioteca y pedir un ejemplar de los periódicos de la época con fecha 29 y 30 de mayo.


¿Cómo decirle al soldado Segura que “no hubo combate”, si una ráfaga de ametralladora lo dejó con trece centímetros menos de huesos en una de sus piernas, o a los otros soldados heridos?

¿O a quienes soportaron el asedio y la balacera por tantas horas, con el lógico trauma psicológico que un disparo produce?

Les puedo asegurar que fueron muchos.

Balas de verdad

Quienes se esmeran en mostrar una visión bucólica de la lucha armada deberían saber que enfrente estaban combatientes y no “jóvenes soñadores”. Y que, como combatientes, disparaban con balas, de esas que hieren y matan. Así lo certifican las cicatrices de los compañeros heridos. Les puedo asegurar que esos “jóvenes idealistas y soñadores” no disparaban pétalos de rosas.

La ahora senadora redondeó su pensamiento diciendo: “No nos importa que los soldados se enojen”. Los soldados no fuimos represores, porque allí hubo un combate que la conveniencia política intenta mostrar de otra manera.

¿Cómo no le va a importar a un representante del pueblo el descontento de un sector de la comunidad? Aunque no piensen como ella, se es legislador para toda la sociedad y no solo para los de su partido, que con su postura y voto defendió a quienes pretendían derrocar un gobierno constitucional atentando contra el sistema democrático, el mismo sistema que es hoy su medio de vida.

De los soldados de Manchalá, ninguno vive o tiene la profesión de “político”, y no me refiero a los políticos que luchan por nobles y patrióticos ideales a quienes admiro y respeto, sino a aquellos que como ella “viven de la democracia”.

Nosotros, los humildes pero orgullosos soldados de Manchalá, vivimos “en democracia”.

Ésa es la diferencia.

ex concejal Ávila

En esa ocasión, el ex concejal Ávila expresó falazmente que “el monumento significó la reivindicación del terrorismo de Estado, y del Plan Cóndor y era un homenaje al fratricidio o muerte de argentinos por argentinos”.

¿Cómo podríamos reivindicar el terrorismo de Estado, si el combate se libró en tiempos de democracia y el golpe de Estado, nefasto para el país y cada uno de los argentinos, ocurrió diez meses después, en el año 1976.

Ningún legislador tiene derecho a desconocer que fuimos soldados de la democracia.

Sostener, como lo hizo Ávila al referirse a que el ciudadano al pasar por el monumento rememoraba terribles momentos de la dictadura o relacionaba el mismo con el Plan Cóndor es no saber interpretar la realidad social del pueblo; para tamaña intelectualización hay que tener mucho tiempo de ocio, que sin lugar a dudas los concejales lo tenían y lo mal usaron. A pesar de la destrucción del monumento, Manchalá seguirá siendo Manchalá.


La demolición del monumento fue un bien urdido plan de destrucción.

Para que fuera total, debían encontrar restos humanos abajo del monumento. Claro, nada hallaron. Para nosotros hay allí suelo argentino, el mismo que supimos defender con honor.

Desde el poder político, los concejales nos han atacado con falsas y falaces acusaciones con el decreto 037/12 so pretexto de demoler el monumento.

Ante tan bizarro criterio y para no ser acusados de crímenes de lesa humanidad, nos preguntamos: ¿cómo deberíamos haber actuado ante el feroz ataque? ¿Debíamos, inermes, inmóviles e impávidos, dejarnos matar? ¿O correspondía actuar como actuamos? Responder a un ataque es natural.

Un acto de desagravio

Ellos, que acostumbran responder con improperios una mínima divergencia verbal, no nos recibieron, y nos privaron del derecho de autodefensa.

Hemos de recordar que una vez producida la muerte del general Juan Domingo Perón, todas las organizaciones guerrilleras dirigieron e incrementaron sus ataques contra las autoridades constitucionales con el fin tomar el poder.

Los soldados de Manchalá al repeler la desigual agresión, defendieron el orden constitucional. Fueron ellos, los soldados, quienes se convirtieron en garantes de nuestra Constitución. ¿Por qué el ex concejal distorsionó la realidad histórica, y castigó duramente a los ex jóvenes soldados, convertidos hoy en sexagenarios ciudadanos, que fueron quienes defendieron la Constitución nacional?

El ex concejal hizo gala de sus recursos dialécticos para mostrar una realidad que nunca existió, pues convirtió a guerrilleros en defensores de la democracia, a personas entrenadas militarmente en Cuba en “jóvenes soñadores”, y a los jóvenes soldados salteños que cumplieron con la ley, en detestables personas que atentaron contra los elementales derechos humanos de estos jóvenes soñadores.

El pasado y la historia deben ser aprovechados para la experiencia de la humanidad. Los hechos pueden ser interpretados de diversas maneras, pero nadie puede alterar lo que ocurrió. Los combatientes que estaban en el monte tenían formación, objetivos, disciplina y equipamiento militar.

No fuimos represores, ni atacamos a indefensos civiles.

Por eso solicitamos a las autoridades que dejen sin efecto los falaces argumentos de la Resolución 037/12, para brindar a esta veintena de ciudadanos salteños el principio básico de seguridad jurídica e igualdad ante las leyes que debe imperar en cualquier régimen democrático, ello sería un justo acto de desagravio y reconocimiento. Quiera Dios que nunca más exista guerra alguna, pues quienes tuvimos la horrorosa experiencia de vivirlo sabemos que las heridas del alma tardan una vida en cicatrizar.

Luis Peñaranda
Ex combatiente de Manchalá


NOTA: Las imágenes y destacados no corresponden a la nota original.

jueves, 4 de junio de 2015

DERRUMBANDO MITOS

Esta imperdible exposición puede dividirse en dos partes. En los primeros 20 minutos, Giacobbe hace un análisis de la sociedad actual y lo que implica como cambio absoluto respecto a la de hace sólo 20 años. Luego da su pronóstico respecto a las próximas elecciones y al futuro del país. Se recomienda escucharla desde el principio.

REPUBLICA INDEFENSA N°7 - AIRES FRESCOS PARA LA PATRIA

Publicado el 1 junio de 2015

Guillermo Campos y Jorge Mones Ruiz comentan el estreno de la película “La Escuelita de Manchalá”, ocurrido el 28 de mayo pasado en la ciudad de Salta, lo que constituyó un éxito total. Comentan las últimas denuncias contra el terrorista Horacio Verbitsky y su protagonismo en el proceso militar. Asimismo, destacan la campaña contra el jefe del Ejército, Gral Milani; para, finalmente, rendir homenaje al Ejército Argentino a 205 años de su creación.

FALLECIERON MÁS PRESOS POLÍTICOS


Estimados Amigos:

A través de la Unión de Promociones nos han confirmado el fallecimiento de 3 (tres) Presos Políticos, acaecido en las fechas que para cada caso se especifican:

  • Señor Subalcaide (R) Néstor Eusebio Singh (Servicio Penitenciario Provincial - Jujuy), fallecido el Miércoles 06 de Enero de 2010.
  • Señor Coronel (R) Rolando Andrés Rodríguez Argumedo (Infantería - Promoción 84 - CMN ), fallecido el Martes 02 de Junio de 2015.
  • Señor Comisario Inspector (R) Roberto Ramón Bustos (Policía de la Provincia de Buenos Aires), fallecido el Miércoles 03 de Junio de 2015.
Con ellos, son 299 (doscientos noventa y nueve) los Camaradas fallecidos, pertenecientes a todas las Fuerzas Armadas, de Seguridad, Policiales, Penitenciarias y civiles; en el marco de este proceso de persecución, teñido de incontables irregularidades jurídicas y sistemática venganza, propias de una justicia prevaricadora.
  
Expresamos nuestras sentidas condolencias a todos sus familiares, allegados, compañeros y amigos, rogándole al Señor, les conceda pronta y cristiana resignación.

Dadas las avanzadas edades y estados de salud de los Presos Políticos en la Argentina, estas lamentables noticias son cada vez más seguidas. Una vez más levantamos nuestra voz hacia el poder de turno, no pueden continuar con esta matanza selectiva… es su obligación como presidente de todos los argentinos garantizar el debido proceso, la igualdad ante la ley, brindar asistencia sanitaria adecuada y por sobre todo lograr la unión de la sociedad para superar las antinomias que después de casi 205 años aún nos mantienen divididos. Es hora de sin odios, ni venganzas, es hora de una mirada superadora.

Sinceramente,

Pacificación Nacional Definitiva

por una Nueva Década en Paz y para Siempre

miércoles, 3 de junio de 2015

PORQUÉ NO ASISTIMOS A LA MARCHA "#NIUNAMENOS"

Al apoyar una cosa, por atrás, se está apoyando al aborto... y nadie lo dice... es una movida que después nos vamos a arrepentir. ¿Por no leer la letra chica?



NOTIVIDA, Año XV, Nº 971, 3 de junio de 2015

LA RFF FRENTE A LA MARCHA “NIUNAMENOS”

La Red Federal de Familias emitió hoy una declaración en la que aclara que no adhiere ni participa de la marcha convocada bajo el lema “Ni Una Menos”.

Afirman que la Red apoya y alienta “toda manifestación genuina de rechazo a la violencia y de apoyo a la vida” pero advierten que la mencionada marcha “está inspirada en el feminismo radical y en la ideología de género y apunta a provocar una división más en el pueblo argentino y en la célula constitutiva de su ser como nación que es la familia”. Llaman especialmente la atención sobre la intención encubierta en la convocatoria: “la despenalización y legalización del aborto”.

Convocan finalmente “a todos los habitantes de nuestra Patria a reunirse y movilizarse en defensa de la familia rectamente fundada y orientada con lucidez y valor a la formación de hombres y mujeres virtuosos para encarar la restauración de las instituciones y costumbres que constituyen nuestro más rico acervo nacional”.

A continuación el texto completo de la Declaración:

La Red Federal de Familias, por intermedio de su Junta Ejecutiva, con motivo de la marcha convocada bajo el lema “Ni Una Menos” para el día de la fecha, declara:

1°) Que, desde ya, condena todo tipo de violencia injusta, sea quien sea su causante y, del mismo modo, sea quien sea la víctima inocente que la padece.

2°) Que la violencia, así como cualquier otro tipo de injusticia, adquiere especial gravedad cuando es ejercida sobre las personas más débiles, indefensas y desprotegidas; del mismo modo que cuando es ejecutada por quienes, por razón de su estado, vinculación u oficio, tienen a su cargo la custodia, cuidado o protección de sus víctimas.

3°) Que la violencia ejercida contra la mujer encuadra, lamentablemente en muchos casos, en alguno de los supuestos anteriores, y como tal debe ser rechazada. La especial dignidad de la mujer, llamada por naturaleza a ser madre y custodia de la vida y la especial circunstancia de que suele encontrarse en inferioridad de condiciones para responder eficazmente a la violencia física, llevan a que la mujer sea víctima frecuente de la violencia, como lo son los niños y los ancianos.

4°) Que esta particular situación no impide considerar que situaciones de “violencia psicológica, física, sexual, espiritual de muchas mujeres que padecen por amenazas, humillaciones, golpes, acosos, discriminación, explotación, esclavitud”, como han manifestado otros, son padecidas en similar gravedad y número por distintos sectores de la sociedad también necesitados de protección, como los aludidos en el párrafo anterior.

5°) Que enfocar el reclamo contra la violencia sólo en las mujeres constituye un acto de injustificada discriminación, cuando la sociedad entera se encuentra reclamando por la desaparición y comercio de niños (varones y mujeres), el trabajo esclavo (que afecta a ambos sexos y a personas de distinta edad y origen), la falta de escuelas y hospitales dignos y la condición de pobreza extrema y miseria a la que se ve sometida un importante sector de la población, así como el atropello a su dignidad al que también un gran número de habitantes de nuestro suelo se ve sometido al no encontrar un trabajo suficiente que le permita sostener con decoro sus necesidades y las de quienes están encomendados a su cuidado, y que lo obliga a depender de subsidios del Estado; el abandono al que se encuentran sometidos numerosos ancianos que no encuentran cobijo y atención suficientes para transcurrir con decencia el último tramo de sus vidas, etc.

6°) Que todos estos, y muchísimos otros, constituyen casos de injustificada violencia que también exigen el reclamo de todo el pueblo argentino.

7°) Que, en tales condiciones, convocar a una demanda parcializada, frente a una tan generalizada situación de injusticia y violencia constituye no sólo un acto de discriminación indebido sino el planteo dialéctico de una oposición entre el varón y la mujer, inspirado en la ideología de género, eje vertebral de la cultura de la muerte, sustentada por el feminismo radicalizado, como una avanzada más en el camino de la implementación del programa de descomposición social y destrucción de la familia.

8°) Que, en particular, rechazamos la intención de la convocatoria —expresada por algunos de sus organizadores— a través de la cual y, bajo el engañoso lema de luchar contra la violencia hacia la mujer, se busca consagrar la peor de las violencias que se ejercen contra ella: el ABORTO que, al tiempo que cobra las vidas de inocentes e indefensos niños (y niñas) por nacer, expone a las mujeres a innumerables secuelas físicas y psíquicas de efectos devastadores.

9°) Que, así como rechazamos cualquier tipo de violencia injusta y no queremos que se produzcan más muertes por esa causa, nos vemos en la necesidad de resaltar que el aborto, expresamente reclamado en esta convocatoria mediante el pedido de su despenalización y de su reconocimiento como un derecho de la mujer, es la más injusta y vil de las violencias, ejercida por los más fuertes sobre los más débiles entre los débiles, absolutamente inocentes y totalmente indefensos, encomendados precisamente a la custodia de quienes procuran su eliminación.

En consecuencia y por las razones expuestas:

I.- No apoyamos ni participaremos de la marcha convocada bajo el lema “Ni Una Menos”.

II.- Advertimos a la población que dicha marcha está inspirada en el feminismo radical y en la ideología de género y apunta a provocar una división más en el pueblo argentino y en la célula constitutiva de su ser como nación que es la familia, fundada en la unión de un hombre y una mujer y abierta a la generación de la vida.

III.- Especialmente llamamos la atención de que la intención encubierta en la convocatoria de marras es la despenalización y legalización del aborto, práctica deleznable, groseramente violenta y abiertamente contraria a la integridad física y psíquica de las mujeres. Alertamos a las mujeres que de buena fe participan de esta marcha acerca de cuál es su velado fin.

IV.- Apoyamos y alentamos toda manifestación genuina de rechazo a la violencia y de apoyo a la vida, así como rechazamos cualquier tipo de violencia injusta y pedimos al Estado que adopte medidas urgentes tendientes a evitar los actos de violencia que se cometen en los ámbitos públicos y también para que cumpla su deber de guardián del orden evitando los hechos de violencia domésticos e intrafamiliares, en especial mediante el juzgamiento, condena y pena de cumplimiento efectivo en lugares donde se rehabilite a los delincuentes y no donde se los convierta en elementos más peligrosos.

V.- Convocamos a toda la población a pensar en la necesidad de la educación personal y comunitaria sobre el noviazgo, el matrimonio, la amistad y las relaciones humanas en general. La formación, como dice la Comisión Episcopal de Apostolado Laico y Pastoral Familiar (Celaf), es —ante todo— formación del corazón y de los afectos, y “no puede realizarse sólo en un aula, sino también en el seno de la familia y de los grupos sociales de contención”.

VI.- Por lo tanto y por último, convocamos a todos los habitantes de nuestra Patria a reunirse y movilizarse en defensa de la familia rectamente fundada y orientada con lucidez y valor a la formación de hombres y mujeres virtuosos para encarar la restauración de las instituciones y costumbres que constituyen nuestro más rico acervo nacional.

República Argentina, 3 de junio de 2015.


NOTIVIDA, Año XV, Nº 971, 3 de junio de 2015

Editores: Lic. Mónica del Río y Pbro. Dr. Juan C. Sanahuja

Página web: www.notivida.org

martes, 2 de junio de 2015

FALLECIÓ OTRO PRESO POLÍTICO


Estimados Amigos:

A través de la Unión de Promociones hemos tomado conocimiento que el sábado 30 de Mayo de 2015 falleció el señor Teniente Coronel (R) Carlos Alberto del Campo (Ingenieros - Promoción 96 - CMN), quién se encontraba injustamente detenido como  Preso Político.

Con él, son 296 (doscientos noventa y seis) los Camaradas fallecidos, pertenecientes a todas las Fuerzas Armadas, de Seguridad, Policiales, Penitenciarias y civiles; en el marco de este proceso de persecución, teñido de incontables irregularidades jurídicas y sistemática venganza, propias de una justicia prevaricadora.

Expresamos nuestras sentidas condolencias a todos sus familiares, allegados, compañeros y amigos, rogándole al Señor, les conceda pronta y cristiana resignación.

Dadas las avanzadas edades y estados de salud de los Presos Políticos en la Argentina, estas lamentables noticias son cada vez más seguidas. Una vez más levantamos nuestra voz hacia el poder de turno, no pueden continuar con esta matanza selectiva… es su obligación como presidente de todos los argentinos garantizar el debido proceso, la igualdad ante la ley, brindar asistencia sanitaria adecuada y por sobre todo lograr la unión de la sociedad para superar las antinomias que después de casi 205 años aún nos mantienen divididos. Es hora de sin odios, ni venganzas, es hora de una mirada superadora.

Sinceramente,

Pacificación Nacional Definitiva
por una Nueva Década en Paz y para Siempre