por una Nueva Década en Paz y para Siempre.

viernes, 11 de septiembre de 2015

CARTA A LOS OFICIALES GENERALES Y ALMIRANTES, INSTITUCIONALES, EN LA SITUACIÓN DE RETIRO DE LA FF.AA. DE LA REPÚBLICA DE VENEZUELA

Elías Augusto Buchszer[1]
eliasbuchszer@gmail.com

Ante todo, nuestros saludos por mantener una labor encomiable y patriótica, y una digna posición como militares profesionales y que se resisten a entregar nuestro País al comunismo de Cuba y del Foro de Sao Paulo. Gracias a sus convicciones al régimen se la  ha hecho cuesta arriba la destrucción de nuestra Institución la Fuerza Armada Nacional.

En nuestras palabras está incluido el análisis que llevamos a cabo, en la ocasión que los altos Oficiales le retiraron su apoyo a Hugo Chávez durante sucesos de abril de 2002; por cierto hacerlo ya que ningún factor del País se tomó la iniciativa del análisis conveniente y aclaratorio.

Lo importante de este documento es que además de su vigencia en estos doce para treces años, en sus “principios”, están presente conceptos inherentes a la moral y ética de los ciudadanos profesionales de las armas, como lo ordena nuestra Constitución Nacional y que de por sí mismos tienen el peso suficiente, y están enmarcados en el “justo sentido” de la actuación militar de un servidor de la nación, aun cuando estos “NO” estuvieran refrendados por los artículos 328 y 330 de la Constitución.

Pero… también tiene vigencia por el análisis histórico de los diferentes pasos que conforman las verdaderas “Revoluciones”. Podríamos decir que los objetivos de este proceso, mal llamado “revolucionario”, se va cumpliendo con muchas dificultades, por diferentes razones, donde la cobardía de muchos le ha permitido al régimen,  mantener una esperanza de lograr establecer incluso en contra de la voluntad popular,  este régimen castro-comunista del Foro de Sao Paulo.

Nosotros entendemos que hay razones suficientes para enfrentar esta barbaridad del castro comunismo, que hasta ahora,  se presenta como los dueños de Venezuela, por la cobardía, corrupción y traición a la Patria en la que han incurrido los llamados a luchar por el Poder, en una nación libre y democrática.

Especial alerta nos debe significar que por la carencia absoluta, al día de hoy, de la independencia de los Poderes -Judicial y Legislativo- que en una sociedad democrática equilibrarían y por consiguiente frenarían las apetencias, fines y objetivos del Poder Ejecutivo, que ha permitido que tengamos un presidente que hasta ahora no ha presentado como lo ordena la Constitución y la Ley de Procesos Electorales, su Partida de Nacimiento y más grave aún, nunca han presentado el Acta de Defunción del presidente electo en el 2012, el cual nunca ofreció su juramento como Presidente. Todo esto, por cuanto, los que por su condición les corresponde, no lo han hecho, pecando de pusilánimes.

Ante la gravedad de la inmensa crisis de nuestra Nación es un CLAMOR COLECTIVO; el que la Sociedad tenga conciencia de lo que está por venir y sepa, que sólo con la firme resolución de su Fuerza Armada a cerrar filas con la República y la Libertad, actuando con la fuerza de la Constitución y apoyados en un sentido de hermandad nacional, con verdaderos valores éticos y morales y la vivencia de un verdadero patriotismo, será salvada VENEZUELA. Para  ello, contamos con Ustedes.

A todos Ustedes Oficiales dignos de la Fuerza Armada, a quienes van dirigidas estas reflexiones, permítannos echar buena mano de la claridad del idioma y de las apropiadas lecturas del sentido común y…  del dolor y rabia que nos producen ciertos acontecimientos que se desarrollaron y se desarrollan en nuestra Venezuela.

Por cierto, acontecimientos estos, que fueron dejados pasar sin la defensa y críticas a que debieron haber sido enfrentados por los demócratas venezolanos, sencillamente fueron temerosos y no asumieron sus responsabilidades. Por eso debemos recordar, ya que los tiempos y las circunstancias permanecen casi intactos.

¿De qué hablamos: Rebelión, Desobediencia, indisciplina… Cívica o Militar?

Se establece una diferenciación  al analizar estos términos, porque en principio un REBELDE es un desobediente en forma persistente y contumaz, es decir obstinado en su desobediencia.

De no ser así, si es un acto ocasional, esporádico, un civil cometerá un acto de desobediencia, como puede ser la de un hijo ante una orden de su padre; el militar, en la misma circunstancia habrá cometido un acto de indisciplina. En ambos casos se ha producido una falta que debe ser reprimida, mientras que la Rebeldía, que pasa a ser un delito, debe ser castigada. Estas consideraciones fueron obviadas en su momentos y dejada su manejo únicamente en manos de los personeros del régimen.

Así pues, respecto a los Generales y Almirantes en los eventos de abril de 2002… su actitud ¿a qué da lugar? ¿Rebelión? ¿Indisciplina? Las Fuerzas Armadas desde el inicio de los regímenes democráticos y siguiendo pautas de los países con gobiernos similares de mayor tradición, ha sido una institución apolítica, obediente y no deliberante, sin ejercer el sufragio. En la actualidad, los militares en su condición de actividad pueden ejercer ese derecho, tal como lo hacen en una gran mayoría de los países, incluidos buena parte de los iberoamericanos, en donde se es consciente de que el militar, antes que militar, es ciudadano y por lo tanto está en la capacidad de poder usar “políticamente” el arma del voto.

Pero, además, este régimen se ha llenado la boca proclamando que cualquier militar puede omitir opiniones sin, prácticamente, restricción alguna. Bueno ahora sabemos que es sólo si es para ensalzar al régimen castro comunista, de lo contrario, se le aplica todo el peso de la Ley.

En esa oportunidad, eso fue lo que hicieron los Almirantes y Generales: hacer un PRONUNCIAMIENTO, explicando razones públicamente… cayendo, en todo caso, en “indisciplina política”… De ser indisciplina militar, tal falta ameritaría sanción, pero nunca ser castigados por la justicia como rebeldes, porque la rebelión militar sólo puede entenderse cuando el ciudadano militar usa las armas que la Patria le otorgó en custodia, para llevar adelante su rebeldía.

Obviando la absurda tesis de la rebelión militar, en la que el régimen y otros factores políticos de la oposición, han querido establecer similitud a la bien definida rebelión militar del 04 de febrero de 1992, veamos si se produjo indisciplina militarmente hablando.

Si bien es cierto que la obediencia es el primer elemento de la disciplina y que ésta, comprende además de la subordinación, la rigurosa y estricta sujeción a las Ordenanzas y Reglamentos, y otras referentes a estilo y formas, también es el respeto y consideración de los subalternos hacia los superiores y la deferencia y atención que a su vez deben los superiores a sus subalternos.

Disciplina es sumisión a las reglas y a la voluntad del Jefe legal, pero es efecto de las costumbres y de la educación Moral del militar, resultado de la acción de una Mando Justo; en fin, la disciplina es un enlace entre el Derecho y el Deber, y lleva en sí el concepto de fidelidad que obliga a cumplir aquello que se promete, con rectitud de intención y sinceridad  justamente lo que no se hizo en el derrotado golpe de 1992, pues se insurgió con la fuerza de las armas contra un Poder establecido legalmente.

Se vincula el hecho de ser fiel con algo valioso que “se quiere” y en lo que “se cree” y esta vinculación, en el mundo militar, se refrenda con el juramento ante la Bandera como representación de la Patria, prometiendo defenderla a ella y a sus instituciones, pero en ningún caso, a una persona o ideología política.

Pensamos que cuando nuestros colegas se “pronunciaron”, tampoco incurrieron en indisciplina militar, porque el vínculo de sumisión a su jefe legal, a su Comandante en jefe se había roto, pues bien si la función primordial del militar es la salvaguarda de la Patria ante enemigos externos, también es el sostén del “bien común”, de la masa ciudadana de los “compatriotas”, siempre bajo el supuesto de que la autoridad política actúa bajo los principios de la justicia y el respeto a la dignidad de la persona.

Recordemos, en aquellas circunstancias, las órdenes y las acciones del Presidente, Comandante en Jefe fueron contrarias a ese “supuesto” y en esos Almirantes y  Generales prevaleció la Moral, que no concierne al orden jurídico sino a lo que les dictaba su propia conciencia, su honor y su juramento a la Patria.

Y ahora. Los acontecimientos se suceden en rápida transformación, ya que se le ha dicho al País Nacional, que estamos en pleno “proceso revolucionario”, en un cambio que todo el país lo deseaba, aunque cada una de las dos partes que lo conforman, buscan ese camino por diferentes motivos.

Algunos piensan que una revolución se inicia con gentes desnudas y hambrientas y ciertas personas que renuncian a una vida más acomodaticia, arriesgándolo todo. Otros consideran que las Revoluciones no las hacen los hambrientos y acobardados por la vida, sino aquellos que tienen lo bastante, para exigir más.

Nosotros diríamos que en ambas acepciones hay medias verdades y medias mentiras. Las Revoluciones que en el mundo han sido, buscan un cambio en las estructuras políticas, sociales y económicas de un País. Las gentes pobres y desamparadas no tienen poder de reacción suficiente para dar el primer paso, y son un grupo de personas más o menos posesionadas por un ideal filosófico, las que impulsan a las masas a conseguirlo.

Ninguna de las Revoluciones de importancia en la Historia, nacidas de las ideas, es rechazable por sí misma; es claro que las más puras, las que han dejado huella ejemplarizante en el mundo, como la cristiana y la hindú no necesitaron apelar a la violencia. Otras, -aun las que consiguieron logros importantes al introducir en la sociedad nuevos y más justos valores morales o las independencias de pueblos que rompieron su servidumbre- lo lograron a través de caminos violentos.

A nosotros se nos engañó, a los venezolanos, se nos propuso un cambio profundo, una “revolución”, que usando los mismos mecanismos perfectibles de la democracia, plantaría la nueva semilla de un país mejor. Resultó una burla y el sometimiento a los designios del Foro de Sao Paulo, en control remoto desde los castros de Cuba, más bien, profundizando la corrupción que existía en Venezuela y sin poder entenderlo vemos como factores políticos de la oposición se plegaron y han estado cohonestando la tragedia que viven los venezolanos.

Este régimen, usando como llave la gran expresión de la inteligencia humana: la palabra, nos ilusionaron con conceptos de magnanimidad, justicia, dignidad, equidad y …moralidad pública. Se reconoció el error de haber transitado un camino de violencia que sólo obtuvo el fracaso, y se manipulan lo “bolivariano” y los signos cristianos como directrices del arte del buen gobierno.

Pero…que gran mentira, ahora buscan en la canalla y la maldad la imposición de una ideología rechazada por la gran mayoría de los venezolanos, ideología ésta, irreal, utópica y caduca. Usando los mecanismos que le sirvieron a las Revoluciones extremistas, tanto de izquierda como de derecha, sólo que en ellas se iniciaron fomentando la anarquía desde la base y en nuestro triste caso, se incita al desorden y anarquía desde el Poder.

 ¿Cómo se desarrolla hasta ahora el “proceso”? Masas populares encendidas por el odio social. Se trata sin éxito aun, disponer unas Milicias armadas para hacer frente a las Fuerzas del Orden y Penetración política en las Fuerzas Armadas.

No obstante, en el transcurso de estas acciones… la “Revolución” ha comenzado a “devorar” a sus hijos, normalmente a los más idealistas -profunda escisión social- Destrucción de las Instituciones. Aplastamiento de la Grande y Mediana Industria. Panorama este, nada alentador.

Fases siguientes:

Opción A, si la parte contraria de la sociedad incluida una fracción de las FF.AA., reacciona violentamente… Nos podría llevar a una Guerra Civil.

Opción B, si la parte contraria de la sociedad, incluida una fracción de las FF.AA., reacciona usando las vías legales y democráticas… derrota de la “Revolución”.

Opción C, si la parte contraria de la sociedad no se une en una misma línea de acción y las FF.AA., denigran de sus valores… Podría ser una victoria de la “Revolución”. Sería el Reinado del “verdadero Absolutismo” Me pregunto y le pregunto a toda nuestra Unión ¿Vamos a permitir esta aberración?

¿Vamos a permitir, la implantación de un “Orden Revolucionario” que de inmediato actuaría drásticamente contra cualquier conato populista o clasista que se salga del cauce por ellos marcados?

¿Vamos a permitir la desaparición y restructuración de unas nuevas FF.AA., pretorianas, basada en unas Milicias o cualquier grupo paramilitar, dotándolas de un estilo y disciplina mucho más ordenancista, la instauración de un nuevo “orden cerrado”?

¿Vamos a permitir la apología del Líder y promesa de fidelidad a Él y a la Revolución?

Al final de estas reflexiones, y ante el panorama que se presenta, ningún ciudadano digno y mucho menos un General y Almirante con dignidad, debe permanecer indiferente, o en silencio frente a esta real amenaza del mal gobierno, porque simple y llanamente se encuentra comprometida la Patria y su Soberanía.




[1] ex jefe de la Armada de de la República de Venezuela.

lunes, 7 de septiembre de 2015

AYLAN Y LOS CHICOS MUERTOS DE LOS QUE NADIE HABLA


Me duele Aylan y todos los Aylan que el mundo parió y asesinó, pero no me hago ilusiones que una foto más conmueva a aquellos que llaman corrección política a la hipocresía.

Me refiero especialmente a los periodistas que se autodenominan “independientes” como contraposición a aquellos que, militantes rentados, necesitan una orden para escribir. Aludo a los primeros porque se ufanan, con presuntuosidad manifiesta, de investigar y denunciar, que llegado el caso derraman su lágrima por un refugiado sirio de tres años y que recuerdan, a veces, a un chico qom desnutrido porque da rating, o que dedican los dos minutos del “paco” a aquellos que la “inclusión” social tan declamada los ha dejado fuera del sistema con la muerte a plazo fijo. Porque ellos también son “militantes”, militantes de la cobardía que prefieren hacer lágrimas por aquellos que dejan un rédito o están lejos de aquí.

Hoy todos se conduelen, todos rasgan sus vestiduras y tapan en cenizas sus cabezas frente a la imagen de un chico a quien el mar ha devuelto sin vida, y se esmeran en la búsqueda de culpables, sean estos la egoísta sociedad occidental, la indiferencia de los corruptos, o aquellos que muchos creen que hay que erradicar de esa zona iracunda del mundo.

Como siempre, el orín cae fuera del tarro. Aylan murió, no porque lo ahogó el Mediterráneo, no porque su madre desesperada aceptó subirlo a un bote que se hundiría indefectiblemente luego que los traficantes cobraran el pago de una suma en dólares, ni siquiera porque Canadá que se negó a dar el visado que reunificaría su  familia. No, a Aylan lo mató el terrorismo. Ellos habían decretado su muerte. Que apareciera muerto en la playa de Ali Hoca Burnu es aleatorio, Aylan estaba muerto, y lo repìto para que se les meta bien en la cabeza, desde el momento en que fue obligado por el terrorismo a dejar su tierra.

Pero nosotros hemos tenido Aylan y nadie se comide en el recuerdo de ellos, menos aún los que debiendo investigar y denunciar saben que la verdad sobre esos Aylan son una brasa que quema demasiado como para menearla al lado de un polvorín político del que ellos comen. Ergo, es mejor que olvidemos nuestros Aylan y aunque al igual que al Aylan de la foto a ellos también el terrorismo les cercenó el futuro, los sueños y las alegrías, es mejor olvidarlos.


Nuestros Aylan se llamaron: David Kraiselburd, bebé de pocos meses, María Cristina Viola, tres años; Juan Barrios, tres años; Froilán Vázquez, seis años; Paula Lambrschini, quince años. Estos son los primeros Aylan de una larga lista y si bien estos y otros murieron por bombas o tiros los que los siguieron también fueron muertos por el terrorismo- inseguridad, desnutrición, chagas, tifus, tuberculosis- de promesas incumplidas.

Todos ellos han sido asesinados por terroristas, que las bandas de criminales se llamen ISIS, Al Qaeda, ETA, Montoneros o ERP carece de importancia. Solo le importan las siglas bajo las que se esconden los asesinos a aquellos que llaman corrección política a la cobardía.

JOSE LUIS MILIA

41 AÑOS DE PASE A CLANDESTINIDAD DE LOS MONTONEROS


Señor Director : Ante algunos signos que permitirían suponer el no lejano regreso de la justicia a esta maltratada sociedad, quisiéramos recordar una enorme deuda no saldada: Que la totalidad de los integrantes de los autodenominados ejércitos ("revolucionario del pueblo", "montonero", etc.) que con apoyo externo intentaron instalar violentamente un régimen marxista en Argentina, den cuenta a  la sociedad por cada una de los más de  mil  asesinatos (incluyendo a docentes, sindicalistas, empresarios , diplomáticos, profesores universitarios, periodistas, integrantes de las fuerzas de seguridad y fuerzas armadas, y hasta niños) , de las supuestas razones para cometerlos, de los autores, de los cómplices, de las organizaciones de apoyo y penetración social ("juventudes.." "partidos...") que fueron esenciales en la logística de la guerra revolucionaria, y de todos aquellos que colaborando con estas organizaciones no podrían alegar desconocimiento de los fines y medios criminales utilizados por las mismas.


Que se tenga conocimiento del destino de los fondos provenientes de secuestros y robos efectuados (y que probablemente enriquecieron a jerarcas de las organizaciones), de los niños hijos huérfanos de combatientes guerrilleros que fueron ilegalmente apropiados y no entregados a sus abuelos o tíos por no considerarse a los mismos fiables adherentes a las doctrinas revolucionarias, y de los destinos de sus “desaparecidos” “como el caso del bebé secuestrado Andrés David Kraiserbuld”.

¿Qué fue de los niños utilizados para la lucha armada (como la “Ñata” Monasterio, abatida con su uniforme del ERP a los 14 años en el monte tucumano)?

Creo que los familiares de las víctimas del terrorismo merecen el reconocimiento y el esclarecimiento de lo sucedido, y de las responsabilidades correspondientes, tal como se habría intentado hacer con las víctimas de la represión ilegal; pero sin odios, sin revanchismos, sin mentiras, sin construir historias, sin afanes de lucro, sin inventar desaparecidos que reaparecen con vida y hasta como funcionarios  del gobierno (vgr. Juez Meade y la extinta Jueza Argibay).

Nada bueno se puede construir sobre la mentira, pero tampoco sobre el odio y la venganza. Tampoco la Nación que creo todos anhelamos y extrañamos.

Santiago Floresa
Juncal al 1800

Capital Federal

ABERRACIÓN JURÍDICA


En los jueces que integran el Tribunal Oral Federal (TOF) 1 de Capital Federal, los doctores Grünberg, Amirante y Laufer hay odio y venganza manifiestos. El pedido de prisión domiciliaria que había sido denegado en dos oportunidades, el 30 de enero de 2015, con los votos positivos de los doctores Riggi y Ledesma y, por supuesto, con el voto negativo de la doctora Figueroa, fue autorizado por la Cámara Nacional de Casación Penal a ser presentado en la sala de feria. Es decir que, por mayoría de votos, se hace lugar al recurso de casación de mi defensa, notificándose al TOF 1 para que dicte un nuevo procesamiento. Esto es apelado por el fiscal De Luca. Tres meses y medio después, el 15 de mayo de 2015, la Sala IV de la Cámara Nacional de Casación Penal, con los votos favorables de los doctores Gemignani y Hornos y el voto en disidencia del doctor Borinsky declara la inadmisibilidad de la apelación de De Luca y notifica al TOF 1 y a mi abogado, ordenando un nuevo pronunciamiento respecto de la prisión domiciliaria. El 5 de junio de 2015, el TOF 1 argumenta que, como el 30 de diciembre de 2014, la Corte Suprema de Justicia había dictado condena definitiva, existía una mayor posibilidad de fuga.Esta decisión es apelada por mi abogado defensor y el 15 de julio de 2015, esta vez con los votos de Borinsky y Gemignani y la disidencia de Hornos, declara inadmisible la presentación de mi abogado.

Los pasos a seguir, a partir de ahora, serían el recurso extraordinario ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que seguramente será denegado, el recurso en queja, también ante la Corte Suprema (pagando 5000,00 pesos), que también sería denegado. Por lo tanto esperaré y, en octubre o noviembre insistiré con mi reclamo. Por otro lado, se deberá ver qué es lo que sucede con el nuevo gobierno en todo lo referente a las sistemáticas violaciones que se vienen perpetrando contra nuestros derechos humanos.

General de División (R) Eduardo Rodolfo Cabanillas

MILITARES DETENIDOS DENUNCIAN QUE PADECEN MALTRATOS

Por Mariano De Vedia

Cuando las Fuerzas Armadas tenían el poder, las garantías de los detenidos se perdían en los reclamos de las organizaciones de derechos humanos. Hoy la realidad invirtió los papeles y, con una edad promedio de 73 años, los militares que cumplen condenas o están procesados por delitos de lesa humanidad en la dictadura denuncian que no se cumple el principio de igualdad ante la ley.

No hay salidas transitorias, no pueden trabajar en la cárcel, no hay libertad condicional y son muy limitadas las detenciones domiciliarias, contempladas para la población carcelaria mayor de 70 años. Se les niega el derecho a estudiar carreras universitarias, como sí lo pudieron hacer Sergio Schoklender y unos 1300 presos en unidades penitenciarias federales, denuncian sectores cercanos a los militares detenidos.

Desde que Néstor Kirchner reabrió en 2003 los juicios por delitos de lesa humanidad, 2054 militares y civiles pasaron por los tribunales. De ellos, 644 están condenados (294 cumplen la pena en prisiones comunes) y hay 1095 procesados (320 en penales comunes). A ellos se suman 315 muertos "en cautiverio", según la estadística que lleva la Unión de Promociones, constituida en 2005 para "incidir ante la opinión pública para el esclarecimiento de la verdad histórica completa", detalló a LA NACION el coronel retirado Guillermo Viola.

Viola no duda en señalar que los detenidos son presos políticos y estima que "todo está teñido de una grosera venganza ideológica".

"La deshumanización del derecho contrarió todos los principios penitenciarios, de los cuales la Argentina siempre fue líder", advirtió el abogado Ricardo Saint Jean, cuyo padre -el general Ibérico Saint Jean, ex gobernador bonaerense de facto- murió a los 90 años en octubre de 2012, con una severa crisis cardíaca e inmovilizado y en silla de ruedas. Falleció en medio de una fuerte puja con el Tribunal Oral Federal N° 1 de La Plata, que le negaba la detención domiciliaria por "peligro de fuga", a pesar de que informes forenses decían que no estaba en condiciones de afrontar un juicio.

En diálogo con LA NACION, Saint Jean lamentó que los jueces hayan dejado de lado "la filosofía de la penitenciarista española Concepción Arenal, citada por la Corte Suprema en el hábeas corpus que el periodista Horacio Verbitsky presentó para denunciar el estado de las cárceles en la provincia de Buenos Aires".

"A este grupo de detenidos se les aplica un derecho de segunda. Los expedientes de las causas de derechos humanos llevan un sello rojo para identificarlos y mostrar que deben tener un tratamiento distinto", explicó. E insistió en que "sólo a este grupo no se le aplican los principios de legalidad y de inocencia, el criterio de la ley más benigna ni la irretroactividad de la ley penal".

Saint Jean cuestionó la doctrina aplicada por la Corte Suprema. En rigor, el criterio que impide la prescripción está fijado en la Convención sobre la Imprescriptibilidad de los Crímenes de Guerra y de los Crímenes de Lesa Humanidad. La Corte lo aplicó por primera vez en 2004, en el fallo Arancibia Clavel. Los militares detenidos lo rechazan porque el principio no regía cuando se produjeron los hechos.

SALUD DETERIORADA

Donde más sienten los familiares de los detenidos la fragilidad del sistema es en la atención de la salud. "Hay 300 presos políticos con más de 80 años y 460 tienen entre 70 y 79", dijo Viola. "Como muchos todavía afrontan juicios, cada vez que tienen que presentarse en el juzgado los despiertan a las cuatro de la mañana, los llevan esposados en camiones que pasan por distintos penales (Marcos Paz, Ezeiza, Villa Devoto). Muchos no tienen estabilidad y hay quienes se hacen encima. Llegan al tribunal en condiciones deplorables", relató.

Las visitas son fragmentadas y no pueden recibir a todo el grupo familiar. En Marcos Paz, por ejemplo, los hombres pueden ir de 8.30 a 11. Las mujeres, lunes y jueves, de 14 a 17. Sólo pueden ir los fines de semana si presentan certificado de trabajo.

"El 60% de la justicia federal está abocado a investigar hechos que ocurrieron hace 40 años y para ello se gastan más de 6000 millones de pesos por año", precisó Aníbal Guevara, hijo del teniente coronel Aníbal Guevara Molina, condenado por detenciones y privación ilegítima de la libertad cuando tenía 23 años, hechos similares a las acusaciones contra César Milani, ex jefe del Ejército, que nunca fue citado a declarar.

ASÍ SE VIOLAN LOS DERECHOS HUMANOS EN ARGENTINA. VON WERNICH

Sábado, 5 de septiembre de 2015


Cristian Von Wernich, preso político de Argentina.
Cura, 77 años


Detenido en el Penal de Marcos Paz, desarrolló un lipo sarcoma de muslo, pese a sus reclamos no fue adecuadamente tratado durante mucho tiempo. La desidia del estado permitió que lipoma creciera hasta tal punto que le impedía caminar. Recién en ese estado se le permitió internarse extramuros para realizar la cirugía que puede observarse en las fotos.




FUENTE: Caso 29 del Informe de Presos Políticos de Argentina 2015.

Más de 300[1] presos políticos muertos en cautiverio en Argentina.





[1] Al día de la fecha los Presos Políticos fallecidos alcanza la cifra de 315.