por una Nueva Década en Paz y para Siempre.

sábado, 15 de marzo de 2014

¿PEDIR PERDÓN POR HABER DEFENDIDO A LA PATRIA?


Trayendo a colación el artículo publicado el día 9 de marzo de 2014  de la Dra. Andrea Palomas Alarcón, desde la aparición del “arrepentido” ex montonero Héctor Leis en Brasil y su gestora política, Sra. Graciela Fernández  Meijide en la Argentina, corre la versión, cada vez con más fuerza, que a través de un grupo de familiares de Presos Políticos, dispuestos a conseguir la libertad de sus seres queridos “a cualquier precio”, se estarían reuniendo y confabulando para lograr convencer a los que están prisioneros de “pedir perdón” por los supuestos delitos cometidos y que uno o varios de ellos, en nombre de todos los presos políticos confiesen haber cometido “crímenes de lesa humanidad”, al mejor estilo del general Balza en el programa de Bernardo Neustadt (Tiempo Nuevo – Abril de 1994). Confesión, entrega de información y “pedido de perdón” a cambio de “promesas” de  libertad y conmutación de penas. El precio sería no autocalificarse como “Presos Políticos” y admitir que son genocidas, quedando latente la “promesa” de libertad, negociándola con el poder de turno. Cuidado con la trampa. Nunca se pida perdón por haber luchado defendiendo a la Patria de agentes externos e internos que pretendían la toma del poder a través de las armas. Nunca, en ningún país del mundo, pidieron perdón los ganadores que, habiendo cometido errores y desaciertos propios de una guerra, tampoco jamás fueron condenados a sufrir al escarnio, la pérdida de la libertad y el relato desvergonzado de quienes van por todo para terminar con los sagrados valores de la Nación.  Si alguno se siente genocida, que se anime y lo haga a título personal, pero que no se arrogue semejante yerro arrastrando a todos sus camaradas al desprecio de toda la sociedad.

Adrián Canteros

DNI: 22.631.951

SEÑALES DE DESASTRE


Dentro del bestiario oficial, el juez federal Norberto Oyarbide, ha sido una pieza de colección y como tal, cuidada y custodiada en su vitrina de cristal. Allí estaba, protegido, a salvo de cualquier reclamo, esperando aquellas ocasiones en que alguien rompía el vidrio para que los salvara de algún incendio personal.

Si Oyarbide se travestía para carnavalear no había problemas, era también parte del legendarium de la colección gubernamental y a nadie se le ocurriría molestarlo.

Que desfilara en los corsos de Gualeguaychú no hacía mal a nadie, como tampoco molestaba demasiado esa exposición, que tanto le gustaba, de mostrar su guardarropas o sus anillos de un cuarto de millón de dólares.

También es cierto que Oyarbide causaba en algunos cierto rechazo interno, pero en aquellas épocas a nadie se le hubiera ocurrido llamarlo impresentable como lo ha hecho Ricardo Forster ahora, uno de los máximos referentes intelectuales del cristinismo, y una de las cabezas más prominentes de "carta abierta", naipe marcado del Gobierno.

Es que a Norberto Oyarbide los hados o la suerte –que es grela– le llevaban –por sorteo o licitación– todas las causas atinentes a la familia gobernante y/o a su círculo áulico. Y Oyarbide, he aquí su ángel, podía llegar a hacer fallos inimaginados. Verbigracia: para él que el matrimonio Kirchner aumentara en un año su patrimonio en un 155% era algo normal y como tal lo afirmaba y firmaba de un plumazo, o le clavaba una estaca en el corazón a causas como la de Skanska y las guardaba en un cajón sarcófago junto al príncipe Vlad como para que resucitaran un día lejano o a la consumación de los siglos.

Pero a quien le ha caído tan mal lo que dijo el juez como enterarse de quién vino la llamada para que parase el allanamiento, fue a Cristina Fernández. Quizá suponía que era de uso personal exclusivo y no, también, un "all inclusive" de los amigos. Por algo la señora salió de su despacho y caminó hasta el de Zaninni a quien parece que no trató con cariño. Muchos dicen que las lágrimas de éste en el Senado, no eran por YPF sino por otro recuerdo más cercano y doloroso.

En la crisis interna las señales son contradictorias. Hay muchos desengañados de última hora que suponen que la migración no hace sólo a la supervivencia de las aves sino de los políticos. Cada vez hay más rebeldes sin causa como Pichetto y otros incluyen también a Forster. Hay también quienes se han retirado a las butacas del fondo en previsión de que se hunda el escenario o se caigan las bambalinas, como Rossi y Randazzo.

La duda ahora es qué pasará con Oyarbide. ¿Acaso han dado permiso para pegarle?, ¿Le soltarán la mano?, ¿Lo lanzarán a la calle sin más resguardo que su anillo de oro?, ¿Consentirán en el Juicio Político? De ser así nos encontramos ante una nueva etapa del oficialismo. Una etapa en la que el mensaje es que a partir de ahora no se consienten más costos políticos. Bastante caros están saliendo Boudou y Milani, como para afrontar el de un juez extrovertido y mediático.

Oyarbide cuenta ya con 10 denuncias en el Consejo de la Magistratura, lo de ahora quizá no será peor que aquello pero es mucho más evidente. Un jury es complejo, pero con presiones se podría sobrellevar, el problema es que la figura no es una figura más.

Tampoco Oyarbide aceptará manso que le suelten la mano y por ello hay que calcular también el daño colateral. ¿Si Oyarbide habla, quién será el más afectado? La pregunta queda picando pero no hay quien se anime a responderla.

Todavía.

viernes, 14 de marzo de 2014

FALLECIÓ OTRO PRESO POLÍTICO


Estimados Amigos:

A través del aviso de la Unión de Promociones hemos tomado conocimiento que el el día Miércoles 05 de Marzo de 2014, falleció el señor Comisario Mayor (R) Lucas Gumersindo Belich (Policía de la Provincia de Buenos Aires), injustamente detenido como Preso Político.

Con él, son 226 (doscientos veintiseis) los Camaradas fallecidos, pertenecientes a todas las Fuerzas Armadas, de Seguridad, Policiales y Penitenciarias; en el marco de este proceso de persecución, teñido de incontables irregularidades jurídicas y sistemática venganza.

Expresamos nuestras sentidas condolencias a todos sus familiares, allegados, compañeros de Promoción y amigos, rogándole al Señor, les conceda pronta y cristiana resignación. Esperamos que la sociedad argentina y sus representantes políticos recuerden el manto de sangre y acciones del terrorismo que los llevaron a pedir y ordenar a las FFAA que aniquilaran al enemigo subversivo que pretendía alzarse con el poder mediante el miedo, terror y violencia. En todos sus reclamos contra el avallasamiento autoritario del poder de turno deberían incorporar un justo reclamo por la paz, concordia, justicia e historia completa dentro del marco de igualdad contra la ley.

Dadas las avanzadas edades y estados de salud de los Presos Políticos en la Argentina, estas lamentables noticias son cada vez más seguidas. Una vez más levantamos nuestra voz hacia el poder de turno, no pueden continuar con esta matanza selectiva… es su obligación como presidente de todos los argentinos garantizar el debido proceso, la igualdad ante la ley, brindar asistencia sanitaria adecuada y por sobre todo lograr la unión de la sociedad para superar las antinomias que después de casi 204 años aún nos mantienen divididos. Es hora de sin odios, ni venganzas, es hora de una mirada superadora.

Sinceramente,

Pacificación Nacional Definitiva

por una Nueva Década en Paz y para Siempre

CUANDO LOS JUECES SE SOMETEN AL PODER DE TURNO

Por Alberto Solanet  | Para LA NACION
   
La Constitución Nacional asegura derechos y garantías a todos los habitantes de este suelo; sin embargo, para el Gobierno y los jueces que le son funcionales, hay un sector de argentinos que no están alcanzados por esa protección, quienes, como los esclavos de antaño, han sido señalados con la marca de "lesa humanidad". En los últimos años, bajo la acusación de delitos ocurridos en la década del 70 en ocasión de la lucha antisubversiva, se encuentran detenidos más de 1700 oficiales y suboficiales de las Fuerzas Armadas y de seguridad; civiles, sacerdotes y ahora jueces. Ya han muerto 224[1] en cautiverio.


A todos ellos se les aplica un régimen legal procesal y de fondo diferente que al resto de los ciudadanos de la República. Sólo ellos están encerrados en cárceles comunes superando más de 70, 80 y hasta 90 años de edad. Sólo a ellos se les niegan las excarcelaciones, las libertades condicionales, las salidas transitorias, las detenciones domiciliarias y otros beneficios establecidos por las leyes que rigen y se aplican al resto de los imputados de delitos en la República Argentina. Hay muchísimos internos que padecen de cáncer y otras graves enfermedades y en las cárceles no tienen la menor posibilidad de ser atendidos adecuadamente. Últimamente hasta se les ha prohibido tratarse en los hospitales de las Fuerzas Armadas, donde están cubiertos por sus obras sociales. Sólo a ellos, y no a quienes ellos combatieron, se les desconocen los beneficios de los indultos y las leyes de amnistía. Sólo a ellos se les desconoce el instituto de la prescripción, de la aplicación de la ley más benigna y de la cosa juzgada. Sólo a ellos se les aplican prisiones preventivas que superan con creces los límites legales, llegando a seis, ocho y más años. Sólo ellos sufren largos años de encierro sin condenas y éstas, en casi todos los casos, son dictadas de antemano, sin pruebas válidas.


Estos procesos por delitos acuñados como de lesa humanidad constituyen verdaderos atropellos a la Constitución y a todos los principios liminares del derecho. Este grave desvío comenzó con la escandalosa violación del principio de legalidad por parte de la Corte Suprema, que resolvió aplicar retroactivamente el Estatuto de Roma, que estableció esa figura con carácter imprescriptible, aunque el propio Estatuto, respetuoso del precepto, dispuso su vigencia a partir de su entrada en vigor (art.24).


Sobre este punto, la Corte Penal Internacional, creada en virtud del Estatuto, con sede en La Haya y con competencia para juzgar este tipo de delitos, hace pocos días, ante una denuncia presentada por un letrado argentino contra el general Balza, por vía de la Fiscalía, notificó su desestimación en estos términos: "Como usted sabe, la Corte Penal Internacional [CPI] se rige por el Estatuto de Roma, el cual encomienda a la Corte con una jurisdicción y un mandato muy específicos y cuidadosamente definidos. Una característica fundamental del Estatuto de Roma [artículo 11] es que la Corte sólo podrá ejercer su competencia respecto de los crímenes cometidos después de la entrada en vigor del Estatuto de Roma, el 1° de julio de 2002. Con la información de la que se dispone actualmente, la conducta descrita en su comunicación parece haber ocurrido con anterioridad al 1° de julio de 2002. En consecuencia, como el asunto parece estar fuera de la competencia de la Corte, el fiscal ha confirmado que no existe actualmente una base que justifique un análisis posterior". Más claro, imposible.


Lo actuado por los jueces argentinos resulta contrario a nuestra tradición jurídica y cultural, a la Constitución y a los tratados internacionales, y acredita un perverso criterio discriminatorio. Estamos viviendo lo que le sucede a una nación cuando tolera y consiente que sus jueces se sometan al poder de turno: instituciones ausentes, criminalidad sin freno, inseguridad generalizada, leyes aberrantes, vicios transformados en virtudes, desorden extremo, ruina económica, discordia y odio crecientes.


El gobierno sostiene una falsa política de defensa de los derechos humanos, por cuanto carece de la nota esencial de universalidad, ya que es parcial y sesgada. Asimismo, exalta a grado heroico las organizaciones terroristas que desataron la violencia en los años 70, con lo que promueve el odio y la venganza. En estos tiempos de turbulencia política y social, es necesario recuperar el cumplimiento de los principios de la Justicia y poner el acento en la reconciliación entre los argentinos como premisa indispensable para la reconstrucción de la República.


NOTA: Las imágenes y destacados no corresponden a la nota original.






[1] El número actualizado es de 226 muertos injustamente detenidos.

jueves, 13 de marzo de 2014

VERGÜENZA AJENA


Es el sentimiento que nos genera ver a la primera magistrada de nuestro país, hacer el ridículo. Es impropio, no corresponde ver la figura de la presidente bailando, como si estuviera en una fiesta privada, da pena que baile en público… es como si hubiera perdido el sentido del protocolo y el respeto a la investidura de la institución que representa. La acción ignominiosa que comete,  está relacionada con la desvergüenza, el deshonor y las consideraciones morales le son indiferentes y es consecuentemente objeto de desprecio generalizado.


¿CUANDO FUE QUE DEJAMOS DE PELEAR?


por Patricio Lons

¿Cuándo fue que nos acostumbramos al caos y al desorden?
¿En qué momento empezamos a aceptar que el bien era malo y el mal era bueno?
Nacimos hace quinientos años, no hace treinta. Tenemos una identidad de origen, aunque ahora la desconozcamos y mostremos supina ignorancia sobre el ser un buen argentino.

En el 1° de abril de 1520, Magallanes ordenó celebrar la primera misa en tierra argentina, en un lugar al que bautizó Bahía San Julián y desde la cual cuatrocientos sesenta y dos años después, despegaron nuestros halcones para enfrentar al invasor eterno, aquel que parece ser el Némesis de nuestra nación y que se oculta en las sombras de cada esquina de nuestra historia. Luego los demás Adelantados, don Pedro de Mendoza, el dudoso Gaboto y don Juan Díaz de Solís, con sus corajes de españoles de lengua castellana y sangre vasca, le dieron inicio, forma y existencia a esta tierra del Plata, generosamente cobijada en los planes y testamento de nuestra primera reina de Indias, doña Isabel la católica.

Tuvimos momentos de felicidad y de gloria, de trabajo firme y constante en una tierra que germinó esperanzas, sueños y alegrías y que le permitió decir con orgullo a cada habitante ante quien nos preguntara y ante todo el mundo "¿¡Que soy yo...!?" "Yo... ¡soy argentino!".

Ante el orgullo y la bonanza de siglos, fuimos desagradecidos con nuestra herencia. Dios nos dio una tierra hermosa y la bañó con su espíritu y su espíritu fue padre y hermano del nuestro, del de cada uno de nosotros. Y cuando tuvimos que defender nuestras convicciones, lo hicimos de pie, tanto ante el vil e impío invasor de tantos puntos del globo que aquí tuvo que hincar su orgullo y cuando nos enfrentamos entre nosotros en las guerras que nos separaron de la Madre Patria y que nos dividieron entre nosotros, los nativos de Indias, en tantos estados. Y en las guerras civiles, que tanto nos desangraron, también mostramos convicciones, coraje y decisión, cualquiera fuese el bando elegido.

Y si pudimos mostrar esas cualidades ¿qué nos impide ejercerlas ahora? ¿Cuándo fue que dejamos de pelear por lo que creíamos justo? ¿Cuándo fue que decidimos entregar nuestra libertad y canjearlas por palabras? ¡Malditas sean las falsas libertades de hoy que nos quitan el honor y la dignidad, verdaderos valores de libertad que supimos antes defender!

Es hora de que cada argentino tome su bastón de mariscal, decida su destino y sea un líder dispuesto a echar a usurpadores de nuestra nación. En nuestra tierra un mal se ha alzado y nos destruye nuestra esencia, nuestra alma y tradición y deja una tierra yerma como herencia vacía para nuestra descendencia. ¡Quiero sumarme a los nuevos Cid, Liniers, Peñalozas y los seiscientos cuarenta y nueve Giachinos, que como héroes redivivos en todo el pueblo argentino unido y que como un puño erguido, enfrente nuevamente a este monstruo, lo mire fieramente a los ojos y lo vuelva a vencer! ¡Quiero que se levante de mi mano y de las vuestras, la hidalga Terrae Argentum de la Gran Restauración!

Recuperemos juntos nuestra civilización al canto de estas estrofas que convoquen a nuestros lares.

"He ahí a mi Padre Dios y a mi madre la Virgen
He ahí a mis hermanos y hermanas de la Patria y de la Iglesia
He ahí el linaje de mi cuna y religión regresando a su principio
He aquí que escucho su llamado
Me invitan a mi lugar entre ellos
en las alturas del cielo
donde los santos, caudillos y héroes,viven por siempre"

lunes, 10 de marzo de 2014

VENEZUELA: SOLDADO AHORA ES TU TURNO

Les pedimos, hagan un paréntesis dentro de sus actividades y ayuden a difundir el video que está abajo. Es un aporte dentro de toda la lucha... para que el mundo vea el horror como la Guardia Nacional de Venezuela asesina, veja, y golpea salvajemente a los estudiantes. Ya ha asesinado a 17 jóvenes y  al pueblo para sostener el esbirro colombiano de Maduro con el apoyo de una cúpula militar corrompida y asesina que solo busca impunidad

Gracias!

“Fue terminado esta madrugada (10 de marzo) por un grupo de trabajo amigo que está dedicado a esto. Apoyemos y difundamos POR FAVOR. Yo particularmente lo he visto ya 3 veces y no puedo contener la emoción. Carajo..."


domingo, 9 de marzo de 2014

¡HASTA LA VICTORIA…, NUNCA!

 “Lo que yo cuento en el periódico no son chistes.
Yo lo único que hago es observar al gobierno
e informar los hechos” Will Rogers


La semana estuvo signada, por tres temas: el narcotráfico, la huelga docente, y la forma rápida y astuta en que Kolynos Massa salió a cruzar el anteproyecto de Código Penal que la Presidente anunció que enviaría al Congreso. Tuvo razón en hacerlo aún antes del ingreso del nuevo texto al parlamento ya que, una vez allí, la conformación de las cámaras permitirá al Gobierno aprobar cualquier disparate.

Con ello, alteró la agenda del Gobierno y levantó una polvareda que aún empaña el horizonte. Aún cuando las firmas que obtenga sean muchas, no resultará vinculante (obligatorio), pero pesará como muestra de la opinión generalizada. Pese a que estoy de acuerdo con el Diputado en su planteo, sobre todo por la inoportunidad de la discusión de un tema tan grave, creo que se ha transformado en una cortina de humo tras la cual el kirchnerismo logrará discutir, sin demasiadas estridencias, el proyecto de Código Civil y Comercial que ya tiene media sanción en Senadores.

A contramano de la sensación popular, motivada por el crecimiento notorio de la inseguridad y el narcotráfico, el cambio que se propone a través de esos códigos me parece aún más grave que el primero. En ellos los argentinos tendremos un nuevo ordenamiento vinculado a toda nuestra vida: en el digesto civil se regulan todas las relaciones de los ciudadanos entre sí, desde su nacimiento hasta la muerte y, por ello, debiera ser motivo de una discusión más amplia y, sobre todo, alejada de la politiquería y de la coyuntura; un gobierno que deberá dejar el poder a corto plazo y que, además, se propone cubrir con un manto de impunidad a sus funcionarios corruptos, sin duda alguna no es el más apto para encarar tantas modificaciones de fondo y, menos aún, cuando cuenta con inmundas mayorías que se cierran ante cualquier debate que implique el riesgo de cambiar una coma de los proyectos que envía el Ejecutivo y se apresuran a levantar la mano para aprobarlos por obediencia debida. Por eso, insto a mis conciudadanos a mostrarse diligentes y activos, y exigir a sus representantes abstenerse de votar favorablemente ambos temas.

Como siempre –Dios está en todas partes pero atiende en Buenos Aires– el asesinato de un narcotraficante por sicarios en los bosques de Palermo consiguió dar la visibilidad que merece al problema del narcotráfico y, sobre todo, del narcolavado, por la enorme vinculación que tiene éste con la corrupción gubernamental, política y policial. Si recordamos que la propia campaña presidencial de doña Cristina fue financiada por los laboratorios responsables de la exportación de efedrina a México, o los esfuerzos que los funcionarios realizan diariamente para facilitar su comercio –falta de radarización y vigilancia de fronteras y rutas, incontrolada inmigración y, sobre todo, blanqueo oficial e impune de sus dineros– deberemos coincidir en que resulta indispensable, como arma prioritaria en esta lucha, la transparencia total de financiación de la política; las enormes sumas que genera la actividad permiten la compra de las voluntades más gravitantes en cada país, como ya lo mostraron, tristemente, Colombia y México.

La negativa del Gobierno a dar al problema su verdadera dimensión, pese a que donde más se ha expandido el consumo es en las capas más empobrecidas de la población, indica claramente en que bando de este combate se han colocado sus más importantes funcionarios. Si no reaccionamos ya mismo, si no acordamos sinceras políticas de estado para evitar su expansión, en poco tiempo más los dos centenares de muertos que ya enlutan Rosario se convertirán en miles en todo el país, ya será tarde y Argentina habrá perdido esta guerra.

Si, como ya es oficial, el gasto público creció en enero nada menos que 44%, generando un déficit fiscal que sólo los manotazos a la ANSES han podido paliar, la intención de llegar hasta el 2015 sin excesivas turbulencias tiene la pólvora mojada. Tal como era de prever, las medidas coyunturales y aisladas dispuestas por el Banco Central con relación al mercado cambiario han tenido un éxito que, sin un plan antiinflacionario claro, concreto y, sobre todo, confiable, no podrá extenderse por mucho tiempo. En especial, por la monstruosa suba de precios registrada en el mes de febrero, que algunos autorizados analistas ubicaron en algo más del 6%; resta saber qué hará el INDEC para evitar convalidar esa información.

De todas maneras, y como se esperaba, la huelga de los docentes, que promete agravarse, habla muy a las claras de cuánto entienden las bases sindicales que se deterioraron sus salarios, y cuánto se reducirá su poder adquisitivo este año que, a los efectos, recién empieza. Lo notable, si se quiere, es que quienes han encabezado la protesta son los gremios más kirchneristas; la mayor prueba de ello es que, sólo para impedir que Macri se desmarcara del conflicto, los “trabajadores de la educación” fueron al paro ¡después! de consensuar con la ciudad de Buenos Aires la pauta de remuneraciones.

Creo que sólo las alarmas rojas que se encendieron en todos los tableros en enero y febrero –fuga de reservas, devaluación, salto inflacionario convalidado, aumento de tasas, conflictividad social– y la sensación de la inminencia del choque planetario, es lo que hace que algunos analistas muestren hoy un exagerado optimismo respecto a los resultados terapéuticos del giro copernicano realizado por el Gobierno. Mi sensación es que, a pesar de la orden a los bancos de liquidar divisas y los adelantos de las cerealeras, no obtendrá una mejora de la economía más allá de julio; después, Dios dirá, y no será nada bueno. En especial, por la importante contracción (“estanflación”) que nos afectará este mismo año.


La grave crisis en la situación de Ucrania, de no encontrar una rápida solución no militar, repercutirá con fuerza en la suba de los precios de los combustibles, y la profunda dependencia que hoy tenemos del gas y del petróleo importados complicará aún más el panorama económico. Si en 2013 tuvimos que gastar casi US$ 14.000 millones en pagar esos indispensables energéticos, la factura podría entonces subir a la estratósfera y el escaso nivel de reservas con que contamos no transformarán el hecho en una buena noticia, en especial porque se deben pagar al contado y en efectivo.

Por otra parte, el ya injustificable apoyo del Gobierno al tiránico Pajarito Chiquitico, no ha hecho más que desnudar la falsa política de derechos humanos de doña Cristina. Pero lo más asombroso fue la misa en honor del fallecido Papagayo Caribeño a la asistió la Presidente el miércoles, en especial porque contrastó con su notoria ausencia a las que se celebran por las víctimas del crimen de Once, del cual su gobierno es responsable directo por haberse robado los dineros que hubieran podido evitarlo.


Un renacido ex Twitterman se ocupó, esta semana, y después de recular en chancletas por el memorándum con Irán, otra vez nos pone en la picota mundial con la errática política internacional. Mientras el Chiquito pero Rendidor Kiciloff y el Mago Galucchio hacen malabares para tratar de mejorar la imagen de la Argentina y la percepción de un clima de negocios razonable (condiciones esenciales para un más que dudoso desembarco de inversiones extranjeras), y muchas provincias cierran acuerdos con los Estados Unidos para la lucha contra el narcotráfico, nuestro Canciller, recordado por su tenaza en Ezeiza, dedica altisonantes agravios a ese país y el Jefe de Gabinete niega el problema y ratifica que no se controlará la inmigración. Si no hubiéramos inventado el blanqueo más injustificado y generoso para los corruptos y los lavadores de dinero, tal vez las posturas de éstos hubieran parecido más serias, pero lo único que han conseguido es ratificar el ridículo papel que la Presidente obliga a desempeñar a sus ministros.


A este paso, debe faltar poco para que los aplaudidores ofrezcan a doña Cristina mediar entre Moscú y Kiev o entre La Habana y Táchira. Tal vez desde ese rol, nuestra gentil Presidente pueda intentar digerir el nuevo sapo que ha pasado a integrar su dieta: la nominación de SS Francisco como candidato al Nobel de la Paz. Ahora que se ha anunciado que doña Cristina, camino a la Feria del Libro de París, también haría una escala en el Vaticano, habrá que observar qué consecuencias tendrá la entrevista privada que allí mantendrá con un Bergoglio muy, muy preocupado por la situación en la Argentina.

Voy a encender una luz de esperanza para mis conciudadanos que aspiran a que el kirchnerismo desaparezca de la faz de la tierra. Es posible que, de cara a las próximas elecciones, cuando quiera que se produzcan, se consoliden dos frentes: el primero sería una alianza entre Cobos, Aguad y Macri; el segundo, entre Massa, Reutemann y Eduardo Bussi, el actual Presidente de la Federación Agraria; resulta claro que saldrán de ambos fórmulas lo suficientemente potentes para confirman la exclusión del candidato del Frente para la ¿Qué? de un ballotage. ¡Espero que Dios bendiga tamaño signo de madurez política!

Bs.As., 9 Mar 14


Enrique Guillermo Avogadro
Abogado

NOTA: Las imágenes y negritas no corresponden a la nota original.






PERSECUCIÓN: LE APUNTAN A VICENTE MASSOT

DESDE EL DIARIO A LOS TRIBUNALES

El director del diario La Nueva Provincia, de Bahía Blanca, fue citado para el lunes 17 de marzo como imputado por la desaparición de dos obreros gráficos que trabajaban en ese matutino durante la última dictadura.


Por Adriana Meyer

El capítulo sobre los civiles enjuiciados por delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura está a punto de sumar a uno más que emblématico. El director del diario La Nueva Provincia, de Bahía Blanca, Vicente Massot, fue citado a declarar el lunes 17 de marzo como imputado por la desaparición de dos obreros gráficos de ese matutino. Esta decisión es consecuencia de un fallo de la Cámara Federal bahiense emitido en noviembre, en sintonía con la imputación que le hizo la fiscalía al considerar que el hombre fuerte de la prensa en esa localidad integró una “asociación ilícita con el objetivo criminal de eliminar un grupo nacional”, en conjunto con las Fuerzas Armadas.

Massot, quien llegó a ser viceministro de Defensa del gobierno de Carlos Menem, fue citado por el juez federal subrogante de Bahía Blanca, Alvaro Sebastián Coleffi, y podría quedar detenido porque “todas las condiciones procesales están dadas para que el juez lo ordene, si lo considera pertinente”, según señaló el sitio web de la Procuración.

Massot está acusado de haber integrado esa asociación ilícita, a la cual habría contribuido desde el multimedio actuando “de acuerdo a las normativas y directivas castrenses y en cumplimiento de tales”. En ese contexto, el empresario fue imputado como coautor del homicidio de los obreros gráficos Enrique Heinrich y Miguel Angel Loyola, “instigándolo, determinándolo, prestando aportes indispensables para su concreción material y encubriendo a sus autores inmediatos”. También se le imputa haber efectuado “aportes esenciales”, que “consistieron en el ocultamiento deliberado de la verdad”, en los secuestros, torturas y homicidios de 35 personas.

La Cámara Federal bahiense había ordenado el 14 de noviembre al juez Coleffi que fijara audiencia para que Massot pudiera tomar conocimiento de las graves acusaciones que pesan en su contra por formar parte del aparato de inteligencia militar que asoló Bahía Blanca durante la dictadura y por su presunta responsabilidad en la desaparición de obreros gráficos del diario. El tribunal de alzada le había señalado al juez de primera instancia que no hay nada que le impida que “si considera necesario interrogar al imputado, le asigne forma de indagatoria” a la declaración. Así lo decidieron los camaristas Pablo Candisano Mera y Angel Argañaraz, sobre la base de una presentación realizada por el propio Massot para acceder al expediente cuando todavía no había sido imputado.

En esa causa habían pedido su indagatoria los fiscales José Nebbia y Miguel Palazzani, a partir de pruebas sobre la complicidad de Massot en el secuestro y homicidio de los dos trabajadores de La Nueva Provincia. También buscan profundizar sobre el verdadero rol que cumplió ese diario cuando publicaba notas sobre los asesinatos de militantes que eran disfrazados de “enfrentamientos con la subversión”, y fotografías de soldados y militares heridos. Los fiscales también querían interrogar al ex secretario de redacción, Mario Gabrielli, pero falleció en julio. Nebbia y Palazzani sostuvieron que “el diario, la radio (LU2) y el canal (9) de TV, “que conforman el grupo mediático junto con las Fuerzas Armadas, cumplieron en la asociación ilícita roles prefijados por reglamentaciones y planes militares, desde la interminable serie de editoriales, presentaciones de falsas noticias, propaganda negra, manipulación mediática y todas las acciones psicológicas posibles puestas al servicio del exterminio”.

Todo había comenzado cuando el tribunal que condenó al primer grupo de represores bahienses en 2012 ordenó en su sentencia investigar cuál fue el grado de participación de La Nueva Provincia en el terrorismo de Estado. El general Acdel Vilas, segundo comandante del Cuerpo V, aludió al diario como un “valioso auxiliar de la conducción”, recordaron los jueces Jorge Ferro, Martín Bava y José Triputti. Y señalaron que la actuación de Massot “no se halla alejada de toda la ilegalidad que existía en la época”.

El sitio fiscales.gob aclaró que Massot no fue convocado a declarar sino que se le fijó audiencia en los términos del artículo 279 del Código Procesal Penal de la Nación, que estipula que cualquier persona “contra la cual se hubiera iniciado o esté por iniciarse un proceso, podrá presentarse ante el juez competente a fin de declarar”. El mismo artículo prescribe que “la presentación espontánea no impedirá que se ordene la detención, cuando corresponda”.


SOBRE EL PEDIDO DE PERDON

Desde la aparición del pseudoarrepentido Héctor Leis y su operadora política Graciela Fernández Meijide un grupo de personas habla insistentemente de “pedir perdón”.

En concreto de lo que se viene hablando (clandestinamente, en secreto,  como todo lo que está mal y no se puede decir) es que una persona confiese delitos de “lesa humanidad” y pida perdón a nombre de los militares y policías acusados. De esto se habla, de que una persona que se atribuiría la representación de los acusados por “crímenes contra la humanidad”, en parodias de juicios vergonzantes,  ilegales, instituidos para escarnecer ancianos desvalidos confiese públicamente los delitos de los que se los acusa y pida perdón. Confesión, entrega de información y pedido de perdón a cambio de promesas de  libertad. Y aclaro que lo que se propone a cambio son “promesas” de libertad y no la libertad misma.

En mi carácter de abogada de  presos políticos creo necesario sentar mi posición.

No estoy en contra del pedido de perdón individual. Si alguien entiende que ha realizado alguna acción abominable que violenta su moral y necesita pedir perdón a título personal no puedo estar en contra.

En lo que no estoy de acuerdo es en que una persona o grupo de personas,  apropiándose de una representatividad que no tienen, pidan perdón por la totalidad de los presos políticos.

En este momento un grupo de personas que se arrogan esa representación se ha empeñado en negociar con los operadores mencionados (Leis y Fernández Meijide) una confesión pública, pedido de perdón y entrega de información  a cambio de promesas de  libertad o conmutación de penas de presos políticos.

En primer lugar,¿quiénes son estos “negociadores” para representar a los presos  políticos? Todos los presos políticos que han sido consultados respecto de este proyecto están fervorosamente en contra. Aun sabiéndolo estos “negociadores” continúan con el proyecto.

Por otro lado, ¿quiénes son Leis y Fernández Meijide para prometer libertad y/o conmutación de penas? ¿Están avalados por los buitres que hacen negocios con los derechos humanos? Los buitres ¿estarán de acuerdo con abandonar su negocio a cambio de una confesión y pedido de perdón de los acusados? ¿O es esta una nueva trampa para que los soldados confiesen y los buitres se aseguren una nueva victoria, esta vez definitiva? ¿Cómo se vuelve de la confesión cuando  descubramos que fue un fiasco?

Los militares y policías ¿deben contribuir dócilmente a la fabricación de la última etapa del relato legitimando a los otrora terroristas como víctimas?,¿ UNA VEZ MAS? ¿No existió un Balza? ¿No existe un Milani? ¿No existió un Scilingo que por confesar para involucrar a otros, negoció mal su impunidad y hoy se encuentra cumpliendo mil años de cárcel en España? ¿No alcanzan todos los traidores que ya han negociado a sus camaradas a cambio de beneficios personales? Y del otro lado ¿cuándo los terroristas van a pedir perdón?

Estos “negociadores”, les han explicado a los presos políticos que si este proyecto ve la luz deberán resignarse a no volver a usar la expresión “preso político”  y admitirse lisa y llanamente como “genocidas”?

Termino estas líneas dirigiéndome a los que se arrogan una  representación que no tienen. Cuidado! Acuérdense siempre de hablar a título personal. No negocien impunidad personal y beneficios mezquinos sobre la vida y la libertad de los que siguen en prisión. No entreguen a sus camaradas. No traicionen lo que se consiguió a muy alto costo de sangre argentina por unas promesas, seguramente vanas, y sin lugar a duda indignas. Pero por sobre todo, NUNCA, NUNCA pidan perdón por haber luchado por la supervivencia de nuestro país. No importan los errores o los desaciertos, nunca pidan perdón por haber ganado.

No coloquen a sus camaradas en una trampa de la que nadie podrá rescatarlos. No los entreguen al enemigo. No le  entreguen al enemigo lo que éste nunca pudo conseguir que es el señorío sobre la conciencia de los que los vencieron.

La Patria y los que no los dejaremos en paz  se lo reclamaremos.

Andrea Palomas Alarcón

Abogada

IDENTIDADES..."PEDID, Y SE OS DARÁ"


Miércoles, 4 de marzo de 2009

Por Horacio Ricardo Palma







Víctor Enrique Rei

Víctor Enrique Rei es gendarme. Está sentado hoy en el banquillo de los acusados.

Los dueños de la verdad, apropiados también de la justicia, lo acusan de quedarse con el hijo de los ex terroristas entrerrianos, Pedro Sandoval y Liliana Fontana.

El “niño hombre” supuestamente apropiado, se llama Alejandro. Y se lo promocionó como “Pedro Sandoval”, el nieto número 84 “recuperado” por Abuelas de Plaza de Mayo en Septiembre de 2.006.

Alejandro, sin embargo, además de ser una víctima de los violentos 70 de Argentina, entra en la categoría de “curiosidad”, pues las Abuelas de Plaza de Mayo ya lo habían “recuperado” y restituido en 1.988. No, no estoy delirando, es así.

Claro que en ese entonces, como los dueños de la verdad, (apropiados también de la justicia), afirmaban que los Sandoval - Fontana habían tenido una mujer y no un varón, la justicia les restituyó una hija con la velocidad de un rayo. Usted lo pide, usted lo tiene.

El caso de la restitución, devolución y restitución de los supuestos hijos de los entrerrianos Liliana Sandoval y Pedro Fontana, además de insultar la inteligencia, muestra a las claras el nefasto plan sistemático de las Organismos de Derechos Humanos de la Argentina para apropiarse de las identidades a cualquier precio.

Ahora, Víctor Enrique Rei está detenido. Y la historia lo ha llevado hasta el banquillo de los acusados. Frente a él, quien le habla al jurado es Chela Deharbe de Fontana, “abuela orgullosa”. Dice Chela ante el tribunal: “Los secuestradores usaban pelucas, robaron todo. Liliana se paró en la puerta y nos miró a todos. Dos años después un cura entrerriano le dijo a mi marido ‘sos abuelo de un varón, no te puedo decir nada’ y salió corriendo”… no se ría que el tema es serio aunque los testigos sean un chiste.

Un cura entrerriano le dijo “sos abuelo de un varón, y salió corriendo”. Interesante testimonio el de Chela. Pero mire qué curioso resulta hurgar en lo que Chela, la “abuela orgullosa”, calla…


LA INCREÍBLE HISTORIA DEL CASO SANDOVAL-FONTANA

Liliana Clelia Fontana, nacida en Viale, tenía 20 años; y Pedro Fabián Sandoval, de Nogoyá, tenía 33 y trabajaba como albañil, cuando fueron detenidos en 1.977. Y también en 1.977 Carmen Rivarola y Pepe Treviño, periodistas, tenían intenciones de adoptar un bebé. El 30 de mayo de 1978 recibieron formalmente la tenencia de una beba de pocos días de vida, y el 24 de octubre de 1979, el juez civil Mariano Grandoli les dio a los Treviño la adopción plena. Al llegar la democracia, Carmen Rivarola decidió ponerse en contacto con las Abuelas de Plaza de Mayo para tratar de averiguar si Juliana era hija de desaparecidos. La tele decía tantas cosas, contaba tantas historias de gente buscando gentes, que en enero de 1988 Juliana entró al hospital Durand de la mano de su mamá adoptiva para someterse voluntariamente al análisis de ADN. El 23 de junio del 88, los Treviño fueron informados de que el resultado indicaba que los padres biológicos de Juliana eran… ¿adivinen quiénes?, sí adivinó: Liliana Clelia Fontana y Pedro Fabián Sandoval. ¡¡Bingo!!.

Apenas se enteraron, los Treviño hablaron con "Abuelas" para encontrarse con la familia Sandoval-Fontana. Pero esso nunca ocurrió, porque el 24 de julio a la mañana, el juez federal de Morón, Juan Ramos Padilla los citó a todos en el juzgado. Y esa misma noche, con la celeridad de un rayo, resolvió que Juliana, de diez años, debía ser trasladada inmediatamente a la casa de los Fontana.

Los Treviño quedaron destruidos, no obstante apelaron a todos los recursos legales para que la Justicia les devolviera a su hija. Convocaron a una conferencia de prensa en su casa, y el martes 2 de agosto de 1988, Carmen Rivarola de Treviño se presentó con su abogado en el programa de televisión Tiempo Nuevo.

“Yo tengo que decir con todas las letras que Juliana NO es hija de esa pareja de desaparecidos, esto es tan grave, tan dantesco...”, dijo Carmen entre lágrimas.

¿Es decir que los abuelos no son abuelos?, preguntó Mariano Grondona

–“No. No lo son. Esto comenzó cuando en enero la llevamos a Juliana a hacerse el análisis de sangre. En marzo me llamó la señora Mariani, de "Abuelas", y me dijo (vea el lector la temeridad de los dichos de “la chicha” sobre algo tan científico como una prueba de ADN) que “esos análisis empezaban a aproximar a Juliana a esta pareja de desaparecidos”.

Carmen comenzó a sospechar de la veracidad de los dichos de las Abuelas de Plaza de Mayo, cuando leyó en los folletos oficiales de dicha Agrupación, que "el hijo de Fontana-Sandoval, había nacido en cautiverio a mediados de enero de 1978, y era varón”. Cuando los Treviño protestaron la fecha, les dijeron que “a lo mejor, su nena les pareció más chiquita porque estaba mal alimentada”. Y cuando protestaron por el sexo, la “chicha” Mariani les dijo que “habían descubierto que Liliana Fontana y Pedro Sandoval habían compartido calabozo mientras estaban detenidos, y esto daba la posibilidad de que ella hubiera perdido ese bebe por malos tratos, pero quedara nuevamente embarazada en agosto”. De esta manera, el nacimiento en mayo coincidía, y el sexo podría haber sido otro”.

Fue el juez Alejandro Sañudo, que había sustituido a Ramos Padilla, quien una semana después al 24 de julio, otorgó la tenencia de Juliana a los Treviño. Pero a pesar de devolverle a su hija, Sañudo acreditaba en su fallo el vínculo biológico que unía a Juliana con la familia Sandoval-Fontana. Recién en mayo de 1989 Carmen consiguió que la Cámara Federal ordenara otro análisis de ADN. En mayo de 1990, el nuevo estudio realizado en nuestro país, y confirmado en Estados Unidos y Francia, indicaba con absoluta certeza que Juliana no era hija de Liliana Fontana y Pedro Sandoval.

Carmen Rivarola dijo ese día en Tiempo Nuevo: “…Voy a repetir lo que pasó para que se entienda bien. En pocas horas, el ex juez Ramos Padilla basándose en una pericia que hasta el día de hoy los expertos no saben cuál es su verdadero alcance, y a pesar de que tenía en sus manos los medios para averiguar que había cuatro meses de diferencia entre el nacimiento del hijo de Liliana Fontana y el nacimiento de Juliana, decidió que ella era hija biológica de esa pareja. Nosotros dijimos que esto era imposible pero nadie nos creyó. Después de haber luchado un año y medio para un nuevo estudio del ADN, ahora no hay duda alguna de que Juliana no es hija biológica de esa pareja. Y, sin embargo, en este libro que Abuelas de Plaza de Mayo publicó en abril, cuando ya se sabía el resultado de las pericias, siguen hablando de Juliana Sandoval Fontana. Esto va a seguir sucediendo, y nosotros no tenemos medios para enfrentarlo porque la Justicia permite que las cosas continúen de esta manera. Por eso, a las Abuelas les pido, les ruego, que no tomen venganza con una criatura de doce años. Juliana no tiene nada que ver. No hay derecho a que la sigan manoseando así”.

Finalmente, el 13 de junio de 1990, la Cámara Federal de San Martín les reintegró la patria potestad a los Treviño.

No sabemos qué argumentos gritó Chela Deharbe de Fontana en aquellos años. Tal vez haya dicho que una monja francesa le dijo a su marido que había sido abuelo de una nena, y salió corriendo… vaya uno a saber.

MANIPULACIÓN DE DATOS GENÉTICOS

Lo cierto y lo preocupante, es la manipulación antojadiza de los datos genéticos que realizan en Argentina las Organizaciones de los derechos humanos.

Ana María di Lonardo es una de las genetistas más reconocidas de la Argentina. Se la pasó toda la vida estudiando e investigando. Científica de fuste internacional, fue una de las creadoras del Banco Nacional de Datos Genéticos, donde las Abuelas de Plaza de Mayo intentaron reunir las muestras de ADN de los supuestos 420 chicos “apropiados sistemáticamente” en los 70.

Pasaron los años, se realizaron intensas campañas, todo el Estado a disposición, pero resulta que 30 años después, el Banco Nacional de Datos Genéticos sigue incompleto. Por alguna razón, los supuestos familiares de los supuestos 420 chicos apropiados, nunca se han presentado para dejar en el Banco sus datos genéticos.

¿Desalmados?, ¿descreídos?... no creo. La opción más probable, es que el número de 420 chicos apropiados, número necesario (aunque no suficiente) para un supuesto “plan sistemático de apropiación de bebés”, sea una mentira.

Fue la mismísima doctora Di Lonardo la que tiró la primera piedra hace unos años. La reconocida genetista argentina se quejaba del apuro y las presiones de las Abuelas de Plaza de Mayo para obtener los resultados de ADN. Di Lonardo llamaba a la serenidad y la paciencia, sabiendo la complejidad de la labor técnica.

Y el idilio “genetista seria – Abuelas en apuros”, terminó el día que la doctora declaró al diario Clarín: “Hoy por hoy, el banco nacional de datos genéticos está incompleto. De los 420 casos de nietos a recuperar, sólo hay posibilidad de reconstruir la identidad de unos 100. Necesitamos hacer una campaña para que los familiares también se acerquen a dar su ADN". Bastó una verdad irrefutable, para que las Abuelas se comieran al lobo.

¿Imaginen quién salió públicamente a desmentir técnicamente a la genetista más importante de Argentina?... así es, Estela Barnes de Carlotto: “Lo que declara la doctora Di Lonardo es totalmente falso, en el banco de datos genéticos está toda la información de las familias que se necesitan”.
A la eminente genetista le dieron la jubilación, y desde entonces trabaja en su fundación científica… y la Abuela sabelotodo, tras desmentir a la científica, sigue regenteando en las sombras los datos del Banco Nacional de datos Genéticos su antojo.

SERIAS ACUSACIONES

Y hablamos de ADN, y volvemos entonces al caso Rei.

Declara Alejandro, el “niño hombre” supuestamente apropiado. Alejandro afirma en el juicio que el cepillo de dientes que secuestraron por la fuerza de su casa para extraer ADN, no era un cepillo suyo, sino que era un cepillo de su padre detenido, que él había traído de Campo de Mayo. Declara Alejandro además, que un secretario de la jueza María Romilda Servini de Cubría, le ofreció archivar su causa a cambio de 250.000 pesos…y declara también que la mismísima jueza le pidió: “Aceptá esta familia aunque sepamos que no son”.

Pobre Alejandro. Declara convencido de que el tribunal lo escucha. Ya caerá en la cuenta de la trampa. Más adelante. Por ahora, los que mañana le clavarán el puñal, lo adulan. Todavía les sirve.

Triste el periodismo argentino. El órgano oficial de difusión, el diario Página 12, publica una crónica del juicio. Pero no toma en serio las declaraciones de Alejandro, se mofa de Rei, el acusado por los Organismos de Derechos Humanos, minimiza las increíbles denuncias contra la justicia que vertidas en los distintos testimonios, y toma como serias, las historias increíbles y contradictorias de Chela, “la abuela orgullosa”.

Pero lo que Alejandro declara, eso que a la justicia le entra por una oreja y le sale por la otra, esa declaración de la que se mofan los periodistas adictos, y de la que ríen nerviosos los de las Orga de los derechos humanos de Argentina, no tiene nada de descabellado. De hecho, ya pasó antes en su mismo caso. Cuando la familia Sandoval Fontana juraba que buscaban a una nieta. Cuando la familia Sandoval Fontana se apropió de una nieta y la festejó como propia sabiéndola ajena.

EL CASO MANCUSO...O EL PAPELÓN DE LA CARLOTTO

Y pasó a fines del año pasado con la familia Mancuso. Con su mejor cara de piedra, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo tomó la palabra en la conferencia de prensa, y anunció la recuperación del nieto número 94. Flashes. Aplausos.

Durante 5 años, Carlos y Dora Mancuso estuvieron acusados de haberse “apropiado” de su propio hijo. El caso de los Mancuso es un caso que también quedará en los anales de los papelones de la justicia Argentina. Durante 5 años, la justicia los acusó de haberse apropiado de su hijo biológico. Aunque usted… no lo crea.

Como Carlos Mancuso fue piloto del Servicio Penitenciario en los 70, las “orga” de los derechos humanos de Argentina, inventaron una denuncia anónima sobre la supuesta apropiación de su hijo. Durante 5 años, a Carlos Mancuso lo trataron de: Apropiador, torturador, genocida, represor, integrante de grupos de tareas…durante 5 años, Jorgelina Azzarri de Pereyra, juró ser la abuela del hijo biológico de los Mancuso.

Los Mancuso sometieron voluntariamente a su hijo Ignacio a un examen genético en el Cuerpo Médico Forense, con la participación del Primer Centro Argentino de Inmunogenética (PRICAI-Fundación Favaloro). El análisis arrojó como resultado un lazo de sangre con sus padres, Carlos Ángel y Dora Ignacia Jiménez, del 99,9999999 por ciento. ¿Imaginen por qué objetaron las Abuelas de Plaza de Mayo dicho estudio?... efectivamente, porque el estudio no se había realizado en el Banco de Datos Genéticos (BNDG) que funciona en el hospital Durand, y de la que Abuelas integra la Comisión.

Pero hay un dato en el caso Mancuso, que demuestra hasta donde llega la manipulación de la justicia por parte de estas organizaciones Argentinas de derechos humanos: Mientras acusaban a los Mancuso de apropiarse del nieto de Jorgelina Azzarri de Pereyra en el Juzgado Federal nro. 5 del Dr. Oyarbide, paralelamente, impulsaban otra causa por el mismo nieto en el juzgado del Dr. Jorge Ballesteros.

Al final, el día que con bombos y platillos las Abuelas de Plaza de Mayo anunciaron la “recuperación” del nieto número 94, el nieto de Jorgelina Azzarri, los Mancuso se enteraron por la televisión que el supuesto nieto de Azzarri era alguien investigado en el juzgado de Ballesteros, causa de la que ellos nunca tuvieron noticia. Los Mancuso no salían de su asombro. No entendían qué pasaba. ¿Cómo podía pasar?

Se quedaron además con esa sensación amarga que le queda a toda persona de bien que espera las disculpas sinceras de aquél que se equivocó.


Pero Estela de Carlotto no es de esa madera. No dijo una sola palabra. Anunció al nieto recuperado en el juzgado de Ballesteros… y apeló el sobreseimiento que el juez Oyarbide dispuso sobre los Mancuso. “No es de Azzarri, pero puede ser de otro”, dijo con soberbia la Carlotto.

SE VIENE...SE VIENE

Señores, las Abuelas de Plaza de Mayo se acercan con sus anuncios de nietos recuperados, a ese número fronterizo que es el número 100. La genetista más importante de Argentina, sostiene que en el banco de datos genéticos no hay material para mucho más. Claro que la doctora habla de rigor científico.

Pero viendo la manera impune como se manejan las “orgas” de derechos humanos en Argentina, más allá del rigor científico, y con o sin material serio para comparar ADN, las Abuelas de Plaza de Mayo tienen perfectamente delineado su “plan sistemático de apropiación de identidades”. Y hacia ahí van…