jueves, 19 de enero de 2012

NO HAY MAL QUE POR BIEN NO VENGA

Afortunadamente, la terrible noticia que hiciera pública el vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro, en los últimos días de diciembre del año pasado, cuando informara el impactante anuncio sobre el cáncer en la tiroides que padecía la presidente de la NaciónCristina de Kirchner, con el correr de los días se fue disipando y diluyendo.

Finalmente la presidente no tenía cáncer, fue operada no se sabe a ciencia cierta de que,  pero el  definitivo anuncio oficial volvió traer tranquilidad al sufrido y alarmado pueblo argentino.

    Hay un conocido dicho del refranero popular argentino que dice que no hay mal que por bien no venga”.

    Y el caso que nos ocupa es precisamente un ejemplo práctico y más que evidente, de la vigencia de esta cita popular.

   Un día después del anuncio de referencia es la última vez que el pueblo argentino viera en vivo y directo a la presidente. Y más sorprendente aún, ya estamos próximos a cumplir casi tres semanas consecutivas no solo de no verla, sino fundamentalmente de no oírla.

    Pareciera que es casi una intervención divina el dar un bien merecido descanso al sufrido y agotado pueblo argentino, al no tener que de escuchar prácticamente a diario, las sandeces, (ref.1) e increíbles fantasías de la febril, enfermiza y errónea imaginación presidencial.

        18-Ene-12                                           Dr. ALFREDO RAÚL WEINSTABL                                 
                                                                                          alfredo@weinstabl.com.ar

NOTAS:
1.- Según el diccionario sandez es equivalente a despropósito, simpleza, necedad, tontería, majadería, estupidez, idiotez, bobería, despropósito, desatino.