domingo, 20 de marzo de 2016

DESCLASIFICACIÓN DE ARCHIVOS


Es posible que nos enteremos por la desclasificación de archivos en los EEUU de algunos detalles que explican la casi simultánea instalación de gobiernos militares de facto en varios países de la América Latina, en el contexto de la guerra fría.

Pero creo que sería algo ingenuo esperar el detalle de las conversaciones por ejemplo de Henry Kissinger con el General Videla sobre los modos de encarar la lucha antiterrorista. Los Generales Buasso y Mujica en aquél entonces explicaron su pase a retiro cuando al ser propuestos para dirigir la Policía Federal expresaron su rechazo a todo tipo de represión ilegal (aconsejada por Kissinger al decir de Videla, según ambos generales) y si bien en el libro-entrevista del periodista Ceferino Reato “Disposición Final. La confesión de Videla sobre los desaparecidos” (Buenos Aires, Sudamericana, 2012) el anciano entrevistado no se refiere a este hecho particular, detalla el nefasto razonamiento aplicado para justificar la desaparición de personas.

Estimo que tanto los gobiernos como las personas, no suelen dejar en archivos recuperables las pruebas de acciones totalmente reprochables.

En el accionar terrorista los crímenes, robos, secuestros, torturas, y la aceptación pragmática de efectos colaterales (como la muerte de niños), que podrían calificarse de "lesa humanidad" si hubieran sido posteriores al año 2004, eran de público conocimiento pues salían en los diarios.

Los resultados de  la maquiavélica justificación de medios malos para conseguir un fin bueno (en este caso terminar el terrorismo), creo que es una de las grandes lecciones de la historia reciente para los estados y para las personas. Una segunda sería la prudente selección de a quién recurrir en busca de consejo.

Antonio Mascardi
La Plata