jueves, 25 de mayo de 2017

PRESENTARON UN PETITORIO AL MINISTRO DE JUSTICIA


El jueves 24 de mayo se cumplió la convocatoria para reunirse frente a la sede del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación a los efectos de presentar un petitorio al señor ministro Dr. Germán Carlos Garavano.

Cuando se encontraban frente al ministerio los familiares, camaradas y amigos de los Presos Políticos que están detenidos y siendo juzgados por haber luchado contra el terrorismo en la década de los años ’70, un grupo de trabajadores de ATE -que se encontraban en el mismo lugar- iniciaron una agresión injustificada contra quienes se estaban reuniendo pacíficamente. Se puso en evidencia era la expresión de la grieta más profunda que divide a los argentinos, esa que especialmente las autoridades del gobierno no mencionan y prefieren ignorar para postergar una decisión que permita cerrar esa herida.

A continuación el petitorio que fuera entregado.

Buenos Aires, 24 de mayo de 2017.


Señor Ministro de Justicia
Dr. Germán Carlos Garavano
P  r  e  s  e  n  t  e

De nuestra consideración:
Partiendo de la base de que tanto por formación académica como por investidura institucional usted conoce -o debiera conocer- el Derecho, pareciera innecesario recordarle que los miles de procesos judiciales iniciados a instancias del régimen kirchnerista contra militares, miembros de las fuerzas de seguridad y civiles de edad avanzada, se han llevado a cabo en gravísima violación a los principios más básicos del orden jurídico y a las más elementales garantías del debido proceso.

Con seguridad también sabe -o debiera saber- que lo anterior no se trata de una mera opinión, sino de un juicio pronunciado por personalidades relevantes del país y del extranjero. Hasta un reputado jurista alemán, citado profusamente por los jueces prevaricadores de la Argentina, ha tenido que aclarar que sus tesis no son compatibles con los agravios sistemáticos que aquellos han cometido contra los principios de cosa juzgada, irretroactividad de la ley penal, ne bis in idem, nulla poena sine lege, juez natural, igualdad ante la ley y aplicación de la ley penal más benigna.

Es penoso que los juicios no sólo violen irresponsablemente los principios más antiguos y universales del derecho penal y del proceso regular. Malo también que a esas graves violaciones se agreguen otras que descalifican dos veces los juicios considerados. Los jueces sólo quieren condenar, no juzgar; manipulan la prueba disponible, reducen a una parcialidad las fuentes de búsqueda, prescinden incluso de la prueba específica y de las circunstancias particulares que informan cada caso, distorsionan el derecho común aplicado con inteligencia y sabiduría durante más de un siglo por los jueces argentinos, prolongan y multiplican perversamente las causas para mortificar a los presos que llevan 15 años sometidos a juicios que, basados en testimonios visiblemente parciales y enconados, restauran el conflicto de los '70 con relatos descarados de falsa memoria

Algunos –tal vez usted mismo, señor Ministro– quizás suponen, encastillados en una falsa prudencia, que estas cosas son meramente contingentes, que ya pasarán, sin dejar huella en la Argentina. Creen que algunos miles de personas, azuzadas por medios de comunicación y oportunistas dirigentes políticos y sociales de todas las extracciones, tienen derecho a  exigir en la plaza y con amenazas el cambio de un fallo legalmente impecable de la Corte Suprema. No se inmutan cuando el jefe de la mayoría del Senado de la Nación –quien, para peor, es abogado- descalifica a los jueces de dicho Tribunal que votaron de acuerdo a derecho, afirmando que les faltó calle.

Sepan que están equivocados, señor Ministro. La debilidad institucional de la Argentina, sumada a la inseguridad jurídica generalizada, la anomia y corrupción reinantes y la delincuencia que campea en las calles -todo tan evidente, salvo para ciegos que guían a otros ciegos-, son la lógica consecuencia del abandono que se ha hecho del Derecho y de su objeto: la Justicia.

Pero lo peor, lo más grave, posiblemente sea que el motor principal de esta empresa criminal haya sido el odio. Si -como vulgarmente se dice- la unión hace la fuerza, en la Argentina cierta unión está forjada en el odio; y de ese odio militante e implacable nace la fuerza ante la cual retroceden atemorizados, cobardes, los que deberían restaurar la justicia, recuperar la concordia y refundar la república.

Va de suyo que la criminalización unidireccional y sectorial que prepotentemente se impulsó desde el año 2003, riñe por completo con “la verdad, la memoria y la justicia”, mantra de cabecera de las organizaciones que impulsan esos juicios con el guiño estatal. Pero lo más grave no es que los jueces se encuentren amedrentados o directamente controlados por estos desacreditados sectores de reconocida filiación, sino que se haya sumado a ello la coalición que  gobierna, ignorando la responsabilidad que tiene de velar por el cumplimiento de las leyes y preservar la estructura republicana de nuestro destartalado país.

En efecto, la parte sana de nuestro país ha visto con estupor que, luego del fallo inobjetable de la Corte rápida y malamente bautizado como el ‘caso 2x1’ y después también de un primer y raro hermetismo oficial justificado por un declamado respeto por ‘la independencia del poder judicial’, de repente Ministros, Diputados y Senadores del espectro oficialista y hasta el mismo Presidente de la Nación, corridos por los titulares del pequeño diario Página 12, se lanzaron impúdicamente a rivalizar con aquellos grupos fundamentalistas, sumándose a los condicionamientos, críticas y hasta amenazas dirigidas contra los jueces que habían fallado… con independencia.

Para colmo, en 24 horas el gobierno impulsó y logró la sanción de una ley que será tenida como modelo de verdadero mamarracho jurídico.


¿De qué otro modo calificar a un Congreso que reforma por unanimidad una ley derogada? ¿Cómo consentir que a veinte años vista se consagre una interpretación ‘auténtica’ de una ley largamente interpretada por los jueces que son los únicos encargados de hacerlo? ¿Cómo disimular el pertinaz olvido de la ley penal más benigna? ¿Formará esa regla en el derecho de gentes? ¿Hay que tomar en serio a Zaffaroni y a la jueza Garrigós de Rébori?

¿Será posible, como se ha empezado difundir en ciertos medios, que hasta la propia Corte se autodestruya dando marcha atrás respecto de un fallo que precisamente impide semejante cosa? Mientras tanto, los personeros de los organismos de derechos humanos vienen a la Argentina a visitar a Milagro Sala, al general Milani y a Báez, permitiéndose decirnos cómo debemos aplicar, no ya nuestras leyes, sino las directivas que ellos mismos cocinan al fuego de su ideología.

Y los que más fuerte aplauden son los que alguna vez clamaban por una patria justa, libre y soberana.

Habiendo llegado a este punto de nuestra interminable decadencia, estando comprobado que a pesar del cambio de gobierno todo sigue igual y que las esperanzas de los presos políticos argentinos son enterradas por la repelente hipocresía de quienes han establecido para ellos una pena de muerte encubierta, cabe preguntarse: ¿tienen valor los preciosismos y justezas técnicas en un país de jueces mediocres o corruptos, leyes variables y gobernantes incorregibles? ¿Cómo interpelar seriamente a un presidente que todos los días suma esfuerzos y datos para parecerse a todo lo anterior?

Pareciera que ya no tiene caso entrar en alambiques jurídicos cuando todos saben de qué hablan y disimulan, cuando todos saben cuál es la verdad pero sostienen a rajatabla la mentira, cuando funcionarios y dirigentes sociales y políticos nos dicen cosas y nos hacen promesas en privado, para luego decir y hacer lo contrario en público.

Tampoco sirve pontificar que hay que ser político y que todo es parte de la política, porque la política no es – no debería ser – pura hipocresía y fallutería.

El verdadero problema de hoy es intrínsecamente moral; y en ese campo la honestidad es lo que más pesa. Por eso va siendo hora de salir a rescatar, por encima de lo jurídico, la moral. Porque en la más completa inmoralidad en que vivimos se está ninguneando el Derecho y justificando cualquier cosa con falsas moralinas y falsas invocaciones a la justicia.

Por todo lo expuesto sostenemos y solicitamos al Señor Ministro:

1.   Que el gobierno que usted integra corre el serio riesgo de perder la adhesión de los argentinos que aspiramos al restablecimiento de las instituciones de la República.

2.   Que es inadmisible que una turbamulta o mezquinos cálculos electorales, marquen el rumbo del gobierno o condicionen la función  de la Corte Suprema de Justicia.

3.   Que ejercer presión desde los Poderes Ejecutivo y Legislativo sobre la Corte Suprema para que se desdiga, apelando a un engendro con apariencia de ley para impedir que se haga justicia con más de 2.000 presos políticos y se les aplique la pena de muerte en forma encubierta, constituye una iniquidad y una vergüenza que pasarán a la historia, sumadas a los gigantescos prevaricatos cometidos durante el kirchnerismo.

4.    Que a juicio de las Academias Nacionales de Derecho y de Ciencias Morales y Políticas, los más destacados juristas y gente con sentido común, la ley sancionada y promulgada ha sido calificada como absurda y anticonstitucional. 

5.   Que es preferible, para bien de la República, que el gobierno sea coherente con su por ahora nada más declamado respeto por la independencia del Poder Judicial, asumiendo el costo político de su necesaria retractación.

6.   Que el Poder Ejecutivo, en cualquiera de los organismos que dependen directa o indirectamente de la autoridad del Presidente de la Nación -incluida la inefable Secretaría de Derechos Humanos-, cese de inmediato su sobreactuación ante los Tribunales como parte querellante en los juicios llamados de ‘lesa humanidad’.

7.   Que el gobierno nacional emplee todos sus recursos para reparar de manera integral el olvido y abandono en que deliberadamente ha sumido a las víctimas del terrorismo en la Argentina.

8.   Que el gobierno nacional cese de inmediato en su política o simple actividad de recompensar con cargos públicos, honores y dinero de los argentinos a quienes desde el terrorismo atacaron a nuestras instituciones, nuestra libertad, nuestra cultura y nuestra economía.

9.   Que el gobierno nacional, por todos los medios a su alcance, que no son pocos ni mucho menos débiles, haga cesar de inmediato toda clase de presión o intromisión sobre y en la función de la Corte Suprema de Justicia, disponiendo con urgencia las medidas necesarias para que el Poder Judicial recupere el principal sentido de su misión, cual es garantizar la plena vigencia del Derecho en beneficio de todos los habitantes de la República Argentina.

Saludamos a usted atentamente.

Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia
Unión de Promociones
Foro de Almirantes Retirados
Foro de Generales Retirados
Asociación de Familiares y Amigos de Víctimas del Terrorismo
Asociación de Familiares y Amigos de Presos Políticos de Argentina
Hijos y Nietos de Presos Políticos
Pacificación Nacional Definitiva
Centro de Estudios en Historia, Política y Derechos Humanos (CES Salta)
Prensa Republicana

martes, 23 de mayo de 2017

MIRE LAS FOTOS: ¿MANCHESTER?... ¿PARÍS?... ¿SIRIA?...

Mire las fotos: ¿Manchester?... ¿París?... ¿Siria?... no, Argentina en los 70 amputada por el terrorismo. Ahíta de terror. Ahogada en sangre.

 

Los terroristas en Argentina mataron hasta cansarse de matar. Mataron, hasta que se asustaron de morir.

Mataron sin mirar a quién.


Ahora nos asustamos de Manchester, pero Horacio Verbitsky, hoy periodista de elite, y Rodolfo Walsh, hoy convertido en Estación de subte, mataron en un solo segundo a toda esta gente:

 Oficial Ay. Alejandro Castro
- Cabo Ernesto Agustín Suani
- Cabo Primero Carlos Shand
- Sargento Juan Paulik
- Sargento Rafael Modesto Muñoz
- Sargento Bernardo Roberto Tapia
- Supernumerario David Ezequiel Di Nuncio
- Oficial Inspector David Ron
- Suboficial Auxiliar José Hilario Carvasco
- Sargento María Esther Pérez Canto
- Sargento (R) Romualdo Rodríguez
- Sargento Bernardo Roberto Zapi
- Agente José Roberto Iacovello
- Agente Juan Carlos Blanco
- Agente Alicia Esther Lunati
- Agente Ernesto Alberto Martinzo
- Cabo Genaro Bartolomé Rodríguez
- Sargento Adolfo Chiarino
- Cabo Elba Hilda Gazpio
- Cabo Vicente Iore
- Sra. Josefina Cepeda

Como consecuencia de las heridas recibidas, fallecieron:

Supernumerario Ramón Arias el 7 de julio de 1976.
- Sargento Marta Olga Pérez de Bravo el 9 de julio de 1976.
- Oficial Ayudante Héctor Castro el 11 de julio de 1976.
- 60 HERIDOS dejaron aquél día.

Fue este comedor y también fue Junín y Rawson, la esquina de Rosario que hasta hoy grita terror y sangre. Y fueron miles.


Así que como conozco la historia, no me asombran los atentados lejanos... lo que me asombra, indigna y asquea, es que acá los terroristas están impunes.

Horacio Palma

Escribidor contumaz

CONVOCATORIA


La Junta Directiva de la Corporación de Abogados Católicos ha resuelto adherir a esta Convocatoria e invita a sus socios y amigos a concurrir el próximo miércoles 24, respaldando con su presencia el petitorio que será entregado al Ministro de Justicia.

Saludos cordiales,

Helen Milhas






























Av. Santa Fé 1206 – 1º Piso Dpto. “A”
(1059) Buenos Aires – República Argentina
Te. (+54-11) 4812-0544

ADHESIÓN - CONVOCATORIA - PRESENTACIÓN DE PETITORIO


A TODOS LOS CAMARADAS DE LAS FUERZAS ARMADAS, FUERZAS DE SEGURIDAD, FUERZAS POLICIALES, FUERZAS PENITENCIARIAS Y FAMILIARES

A TODOS LOS AMIGOS Y COMPATRIOTAS

----------------------------------------------------------------------------

Estimados Camaradas, Amigos y Compatriotas

¡VIOLAR LA CONSTITUCIÓN NACIONAL ES UN CRIMEN DE LESA PATRIA!

¡¡¡BASTA DE JUICIOS ILEGALES - LIBERTAD A LOS PRESOS POLÍTICOS - APOYEMOS LA JUSTICIA INDEPENDIENTE!!!

El Orden Jurídico de nuestra Patria continúa siendo dañado. El proceso de persecución, venganza y extermino no se detiene.

Hasta hoy, 2.212 mujeres y hombres fueron y siguen siendo perseguidos por una justicia prevaricadora. Ya son 404 los muertos en cautiverio.

La Unión de Promociones adhiere e invita a todos a sumar su presencia, acompañando la presentación de un Petitorio al Ministro de Justicia.

¡HAGAMOS VALER NUESTROS DERECHOS!

Miércoles 24 de Mayo de 2017, a las 11 horas. Frente al Ministerio de Justicia y DDHH, sito en Sarmiento 329 - C.A.B.A.






























¡¡¡Requerimos nuevamente, presencia, participación, constancia, compromiso y militancia!!! Esperamos que nos acompañen.

No se suspende por lluvia.

Se solicita dar la mayor difusión posible a este Mensaje.

Coronel (R) Guillermo César Viola

Unión de Promociones

lunes, 22 de mayo de 2017

“LICENCIADA TABOADA, ¿ES USTED UNA IGNORANTE O SU MALDAD NO TIENE LÍMITES?”



Escribe: Dr. Eduardo San Emeterio

Licenciada Adriana Taboada:

En primer lugar desconozco quien le ha otorgado a Ud. el título de Perito Psicóloga en causas por delitos de lesa humanidad como se presenta. Creo poder imaginar que debe haber sido el grupo de Pablo Llonto, ya que la une una estrecha y militante amistad con esta persona.

Es más que sorprendente su temeraria y falsa afirmación:

«Respecto de la muerte en la cárcel de presos de avanzada edad, DIREMOS QUE LA VIDA CUMPLE SU CICLO, SIN IMPORTAR DONDE ESTEMOS».

O es Ud. una verdadera ignorante o su maldad no tiene límite. Me inclino por ambas opciones. Su falta de objetividad en su juicio “profesional” está al límite de la falta de ética profesional. Trataré de resumirle algunas de las razones de las 404 muertes ocurridas en ancianos de más de 80 años privados de su libertad por haber combatido a quienes Ud. y LLonto, y su organización, ahora defienden, como oportunamente lo hiciera el socio de Llonto, Jorge Baños, muerto habiendo asesinado a soldados conscriptos en el intento de copamiento del RIM 3 de La Tablada en 1989.

Siguiendo a Moty Benyakar, se pueden considerar las cárceles como “entornos disruptivos”. Para dar cuenta de las reacciones más frecuentes de los reclusos, se utiliza la noción de “Trauma Complejo” propuesta por Judith Herman. Cuando una persona es ingresada a una institución carcelaria va a sufrir una experiencia traumatizante que va alterar su estado emocional de manera inevitable. Este fenómeno ha sido estudiado a lo largo del tiempo por muchos investigadores y se le ha denominado de diferentes maneras, entre ellas “carcelazo”, efecto de prisionización e, incluso, se ha descrito como un proceso de duelo por la pérdida de la libertad.

Docentes de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires confeccionaron un informe acerca de la influencia de las condiciones carcelarias sobre la salud y posibilidades de supervivencia de los militares, agentes de seguridad y civiles procesados penalmente en la actualidad. Se han tenido en cuenta particularmente la edad avanzada de dichas personas y la circunstancia de haberse registrado ya múltiples fallecimientos entre ellas.

Extracto de: Informe sobre envejecimiento – factores de riesgo – en cautiverio.

ENVEJECIMIENTO

“En las condiciones en las que actualmente se recluye al anciano en prisión harán que prevalezca una percepción de soledad, debido a las diferencias de intereses con los demás integrantes de su comunidad carcelaria, con los consecuentes conflictos sociales que derivan de ello. Esto hará que esta persona experimente cambios orgánicos, modificaciones graduales de su aspecto y empobrecimiento progresivo de las capacidades, tanto de las destrezas como del intelecto”.

-      Aparato cardiovascular: Las arterias, en especial la aorta, se tornan más rígidas en edades avanzadas;
-      Sistema Nervioso: El cerebro del anciano disminuye de tamaño, se profundizan los surcos y cavidades ventriculares, signos de atrofia cerebral, con la consecuente pérdida de funciones y capacidades cognitivas;
-      Riñones: Con la edad se afecta el filtrado y depuración de la sangre. Aparato Respiratorio, enfermedades obstructivas y restrictivas de los pulmones comprometen la función respiratoria del anciano.

FACTORES DE RIESGO CARDIOVASCULARES

A. Principales factores de riesgo:

1. Presión arterial alta (hipertensión arterial). Aumenta riesgo de sufrir una enfermedad del corazón o accidente cerebro vascular;
2. Colesterol elevado. Uno de los principales factores de riesgo cardiovascular;
3. Diabetes. Problemas de corazón son la principal causa de muerte entre diabéticos, enfermedad difundida entre la población anciana;
4. Obesidad y sobrepeso. Exceso de peso coincide con elevado colesterol, causa hipertensión y riesgo de enfermedad arterial coronaria;
5. Tabaquismo. Aparte del riesgo de cáncer de pulmón, también aumenta riesgo de enfermedad cardiovascular;
6. Inactividad física. Aumenta el riesgo de sufrir un ataque al corazón.
7. Sexo. Los hombres tienen mayor riesgo que las mujeres de sufrir un ataque al corazón;
8. Edad. Aumenta el riesgo de sufrir enfermedades del corazón.
B. Factores Contribuyentes: Estrés. Es un factor contribuyente al riesgo cardiovascular.

PRIVACION DE LA LIBERTAD – CAUTIVERIO

“La situación de los detenidos añosos es más complicada dado que está ampliamente demostrada la probabilidad de enfermedades o factores de riesgo determinantes de alta morbi-mortalidad por encima de los 45-50 años que, sumados al aislamiento y la lejanía de sus afectos, ensombrecen el panorama de esta población”.

DE ESTE INFORME SE DESPRENDE:

-      Que los ancianos tienen mayor morbilidad y mortalidad por el envejecimiento y la suma de factores de riesgo asociados.
-      Que en condiciones de aislamiento o cautiverio se agrega el compromiso inmunológico representado por el daño psicológico (estrés crónico – depresión).
-      Que las conductas terapéuticas hoy dependen del diagnóstico precoz y de la urgencia con que se ejecuten y al acceso rápido a la alta complejidad médica.
-      Que estas condiciones no están dadas en los lugares de detención.
-      Que no hay evidencias de cambio a corto plazo de esta situación.
-      Que la población de presos políticos en la República Argentina está condenada a seguir incrementando la mortalidad.
Creo que esta comisión que ha elaborado este informe, y le pido disculpas si la ofendo, son relevantes y echan por tierra sus militantes observaciones, y creo que antes de elaborar sus ignorantes conclusiones debería haber consultado a verdaderos especialista como el Profesor Dr. Mariano Castex, quien entiendo que es un destacado y conocido profesional, y no Ud., a quien sólo la debe conocer Llonto y su militancia.

INFORME DE LA UNIÓN DE PERSONAL MILITAR ASOCIACIÓN CIVIL


Circular 81

GRUPO DE TRABAJO POR DETENCIONES ARBITRARIAS – ONU

1. Informe

El día 14 de mayo el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de las Naciones Unidas, de visita en Argentina, recibió en un hotel de Buenos Aires a la Unión del Personal Militar Asociación Civil, la cual había denunciado ante aquel Organismo Supranacional en el mes de marzo pasado al Estado Argentino por violar los Derechos Humanos de detenidos arbitrariamente con motivo de los llamados “delitos de lesa humanidad”. En la misma reunón participaron integrantes de la ONG “Puentes para la Legalidad”, también invitados por el mencionado Grupo.

Principalmente la Unión del Personal Militar denunció que en Argentina se viola el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos por cuanto la justicia es selectiva en los juicios de lesa humanidad no respetando el principio de igualdad ante la ley. Tampoco respeta los plazos para la prisión preventiva (hay más de mil procesados excedidos en el tiempo legal), no se les posibilita a los detenidos una adecuada defensa en juicio, y se los somete a ellos y a sus familias a una justicia que no es independiente.

El Grupo de Trabajo escuchó atentamente a la delegación de UPMAC, como así también los testimonios brindados por familiares de detenidos -dos de ellos fallecidos en prisión-  durante casi dos horas y aclaró que el tema será parte de un informe a la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

El 18 de Mayo, antes de retirarse de nuestro país, el Grupo de Trabajo produjo un Informe Preliminar sobre la situación Argentina, en el que manifestó su preocupación por los excesos en la prisión preventiva y la “selectividad” que muestra la justicia.

En nuestra opinión, la oportuna denuncia efectuada ha posibilitado que esta delegación extranjera se haya interesado en la problemática que nos ocupa, tomando debida nota de la real situación a través del contacto personal con algunos detenidos y con quienes tuvimos la oportunidad de explayarnos sobre la gravedad de estos casos.

Es de esperar que las Recomendaciones que oficialmente realice el Alto Comisionado para los DDHH de la ONU a nuestro país, devenguen en soluciones de verdadera Justicia para quienes -mientras esto no ocurra- no dudaremos en llamar “Presos Políticos” .

2. Día del Ejército

A todos los integrantes del Glorioso Ejército Argentino, a todos los que desde su creación en Mayo de 1810 entregaron su vida en defensa de un único juramento: “Defender a la Patria”, a los que se la jugaron frente al enemigo sin dudarlo un instante, a los que ayer y hoy se preparan con altruismo para ese objetivo, a los que son perseguidos por haber cumplido con su deber, a toda la Familia Militar, este 29 de Mayo: ¡Feliz Día!

3. DÍA DE LA PATRIA

Y que este 25 de Mayo sea motivo de reflexión para quienes anteponen el odio a la Justicia, la discusión estéril a las ideas, el facilismo al esfuerzo, la honestidad al robo y la mentira, para construir una Gran Nación para todos los argentinos.                 

¡¡¡QUE VIVA LA PATRIA!!!

Buenos Aires, 22 de Mayo de 2017.-



   
        
Unión del Personal Militar Asociación Civil - U.P.M.A.C.
Domicilio Legal: Uruguay 654 – 9º piso – Of. 907 – CABA – Tel. (011) 4372-0291  -  www.upmac.org.ar

Sede Social: Alberti 1665 – 14 / “A” – CABA –
Tel. (011) 5330-5855 / 2066-6646  -  info@upmac.org.ar

PARA TENER EN CUENTA (UN DOCUMENTO, SELLADO Y FIRMADO, DE JULIO DE 1976)


LA OBLIGACIÓN LEGAL DE MENTIR SOBRE LOS “30 MIL DESAPARECIDOS”


domingo, 21 de mayo de 2017

EL LEÓN ENJAULADO


Señor Director: 

"EL EJERCITO, ES UN LEÓN ENJAULADO PARA SOLTARLO EL DÍA DE LA BATALLA" (José de San Martín).

Cuando el gobierno constitucional de María Estela Martínez de  Perón, con acuerdo de ministros, convocó a las  "Fuerzas Armadas Argentinas"  para neutralizar el accionar de la guerrilla, mimetizada en la sociedad toda, fue en oportunidad en que las fuerzas policiales de seguridad se habían visto desbordadas y el nivel de conflicto había escalado al punto de necesitar un mayor brazo armado para su aniquilamiento.

El poder ejecutivo, percibiendo que su accionar no podía remitirse al solo empeñamiento de las "Fuerzas de Seguridad", recurrió a un  "antibiótico" de más contundente accionar y más amplio espectro. Se valió de sus   "Fuerzas Armadas".

A partir de ese momento, el león dejó su jaula y se empeñó en acciones de combate, urbano y rural. Desde el instante en que se ordenó actuar, a fin de neutralizar el mal, en el menor tiempo posible, el empleo de la violencia de estado, arremetió contra el delincuente accionar subversivo.

La guerra, debió ser encarada en el campo militar. La inteligencia fue factor decisivo en su encaminamiento.

Con alto costo de vidas y medios, la victoria militar, de las fuerzas legales, doblegó la voluntad de lucha de los ejércitos revolucionarios y se ganó nuevamente la paz, para tranquilidad de la nación toda.

En ese tiempo, las fuerzas vivas del país, rogaban a las fuerzas armadas que actuaran rápido, porque sentían que los estaban matando  "como a moscas". La sociedad rezaba a Dios para que alejara el mal que los estaba amenazando de muerte... rogaban que haya paz y que los soldados los cuidaran y protegieran.

Hoy, cuarenta y seis años, después, la Argentina debe recapacitar. 2000 presos políticos militares llamados a morir en cautiverio, muestran al mundo, la venganza de "indemnizados" e "impresentables" sujetos, que justificaron su accionar demencial con la sola, inaceptable e  injustificada expresión "Cometimos errores" y deambulan por los medios, gráficos, radiales y televisivos haciendo gala de arrepentimiento cero.

Cuan cierto es que "cuando hay peligro, la sociedad clama a Dios y al soldado. Cuando el peligro pasa, Dios es olvidado y al soldado lo desprecian".

Héctor Julio Álvarez
Vicealmirante (RE)

DNI: 4630003

CONTINÚAN LAS OPINIONES DE LECTORES


INFINITA IMPUNIDAD

Difícil es transmitir lo que significa ver morir a un padre joven y lleno de vida a manos de un grupo de terroristas que se sentían dueños de la justicia, de sus ideas y planes, para una nación a la que querían dominar y cambiar, por la ley del terror. Sin embargo, durante el entierro del ingeniero José María Paz, asesinado por Montoneros en Tucumán, en 1974, todos los sectores de la provincia mostraron su condena sin fisuras a la violencia terrorista. ¿Qué nos ha pasado a los argentinos desde entonces que, frente a este y a todos los crímenes impunes cometidos por estos violentos, permanecen callados? ¿Cómo es posible que estos asesinos sean premiados con pensiones e indemnizaciones que pagamos hasta los familiares de estas víctimas? ¿Éstos son los valores con los que aceptamos vivir? ¿Por qué esta hipocresía?

Creo que si la sociedad no asume que el terrorismo de las organizaciones armadas debe dar cuenta de sus crímenes abominables frente a una justicia que las obligue, la impunidad será infinita y el esconder esa tragedia nos cobrará, más temprano o más tarde, un precio que no debiéramos tener que pagar.

María Victoria Paz
DNI 11.239.189 



JUECES SIN CALLE

El senador Pichetto ha emitido una opinión profundamente republicana: "A los jueces de la Corte les ha faltado un poco más de calle". Esos jueces dedicaron su tiempo durante las tres (o más) últimas décadas al estudio del derecho, la investigación, la docencia, la judicatura o al ejercicio de la profesión de abogado. Uno de ellos fue tentado a un cargo ministerial, del cual salió espantado frente a un probable acto de corrupción. Durante ese mismo tiempo, el senador Pichetto participó como informante, jefe de bancada o simplemente con su mano levantada, pero siempre siguiendo dictados de la Rosada, en la sanción de leyes de ida y vuelta (hasta en "nulificaciones" de otras leyes) , particularmente en las penales, hoy motivo de anacrónico escarnio por políticos que tienen la "prudencia política" como eje de su carrera pública, pero calladitos hasta ahora. A esto, seguramente, el senador llamará "tener cintura". Su resultado ha sido una "calle" (la Nación) con legislación llena de baches, oportunista, oscura como el agua estancada (sin normas claras) y sin señalización (reglas estables) para mantener a los ciudadanos en la incertidumbre sobre sus derechos.

Mi petición a esos jueces en beneficio del Estado de Derecho es que sigan guardándose de la invitación que les formula el senador Pichetto.

Raúl C. Sanguinetti
DNI 4.305.809