domingo, 15 de septiembre de 2019

FUE UNA GUERRA


Para sostener esta afirmación, nos limitamos a transcribir lo expresado al respecto, por el ex dirigente máximo de Montoneros: “Coincido con Videla. Fue una guerra. Habrá habido alguno que otro desaparecido que no tenía nada que ver pero la inmensa mayoría eran militantes y, de ellos, la mayoría eran montoneros. A mí me hubiera molestado muchísimo que mi muerte la utilizaran para decir que fui un pobrecito dirigente asesinado”. (Mario Firmenich).

Mario Firmenich (a) Pepe

También y a modo ilustrativo de la forma de pensar de los llamados -por el relato oficial- jóvenes idealistas transcribimos los dichos de Mario Roberto Santucho, Comandante del ERP: “Creo que para lograr la patria socialista vamos a tener que matar a no menos de un millón de personas”.

Mario Roberto Santucho (a) Robi

Somos de opinión que las expresiones del señor Teniente General (R) Don Jorge Rafael Videla, entonces Presidente de la Nación y Comandante en Jefe del Ejército Argentino, la de los dos máximos dirigentes terroristas argentinos Mario Fimenich y Mario Roberto Santucho, sumadas al reconocimiento de los integrantes del Tribunal que juzgó a las Juntas Militares refuerzan fehacientemente que el conflicto violento de los años 70(s) fue una guerra. Afirmación sostenida por muchos testigos de la época y que fuera desconocida por los tribunales sujetos a obediencia debida del poder de turno, razón por la cual sostenemos que todo lo actuado en los juicios llamados de lesa humanidad es nulos de nulidad absoluta.

Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal de la Capital Federal, integrada por los jueces Jorge Torlasco, Ricardo Gil Lavedra, León Carlos Arslanián, Jorge Valerga Araoz, Guillermo Ledesma y Andrés J. D’Alessio. El fiscal fue Julio César Strassera y el fiscal adjunto Luis Gabriel Moreno Ocampo

Por favor si aún no lo hicieron firmen esta petición, difundan a todos los contactos posibles y si pueden patrocinar con un pequeño aporte a Change.org  de $ 150, les estamos muy agradecidos.


MUCHOS MILITARES SUFREN PRISIONES INJUSTAS, AFIRMA MONSEÑOR OLIVERA

Dentro de unos años vamos a tener que pedir perdón por estos tiempos, reflexionó 



Al ser consultado sobre este caso por La Prensa, monseñor Olivera respondió que “cuando la Justicia está ideologizada no es Justicia” y añadió que muchos militares están sufriendo detenciones abusivas. “Dentro de unos años vamos a tener que pedir perdón por estos tiempos”, añadió. 

Flores se encuentra detenido en Salta, ciudad que el obispo tenía previsto visitar este fin de semana para una reunión con capellanes de las distintas fuerzas de la zona noroeste, y La Prensa quiso saber si tenía pensado visitarlo.


El obispo explicó que compromisos de último momento lo obligaron a cancelar el viaje, que estaba pensado para que coincidiera con la festividad del Señor y la Virgen del Milagro, aunque aceptó conversar sobre la situación de los militares detenidos. 

“El viaje a Salta tengo que reprogramarlo, pero no creo que pueda ir en lo que queda del año. Será el año próximo”, expresó, antes de aclarar que sí estará en Jujuy el lunes para presidir una ceremonia en la que impartirá el sacramento de la Confirmación a un grupo de soldados y de fieles. 

Será una visita de unas pocas horas que no dejará tiempo para ver a ningún detenido, aunque el obispo asegura que siempre se toma tiempo para visitarlos. “En Córdoba lo he hecho, en Buenos Aires también, y me gustaría visitar a los que tengo allí. Los capellanes son los que van haciendo el nexo, o bien son las familias las que me piden. Pero yo estoy visitándolos y cuando vaya a Salta me encantará visitarlos también”, señaló. 

- En Salta hay dos militares detenidos en el penal de Cerrillos, y otros seis tienen prisión domiciliaria por delitos de lesa humanidad. Otros dos están detenidos en el penal de Güemes por otras causas, mientras que un ex juez, Ricardo Lona, también tiene domiciliaria por lesa humanidad. ¿Usted dice que irá a verlos entonces?

- Sí, lo registraré sin dudas. Es parte de mi ministerio acompañar a aquellos fieles nuestros que están sufriendo, muchos de ellos injustamente. 

- Uno de los detenidos en el penal de Cerrillos acaba de recibir una condena de 25 años de prisión. Es Julio Narciso Flores, salteño, ex cabo de la Fuerza Aérea, que tenía 19 años en el momento del delito que le imputan. Su nombre apareció en el libro de guardia de la Brigada Aérea de Palomar y el juez interpretó que, como ese lugar es considerado un centro clandestino de detención, debió ser parte de grupos de tareas que privaban de su libertad a detenidos en la llamada Mansión Seré. Tengo entendido que no existen en la causa ni indicios ni testimonios que lo vinculen con los hechos. Tenía 19 años y lo presentan como jefe de patrulla. ¿Qué responsabilidad podía tener? Parece contrario al sentido común. ¿Es esto Justicia? ¿Qué opina? 

- La misma pregunta me haría yo. Cuando la Justicia está ideologizada no es verdaderamente Justicia. Porque la Justicia implica escuchar; y para el detenido, poder expresarse. Y siempre debe prevalecer el sentido común. En este caso concreto, el acusado tenía 19 años… con todo lo que eso implica. Este es un tema que requiere ser pensado con seriedad en la Argentina. Primero hay que conocer el mundo militar y lo que es la obediencia. Y después, pensar en el papel de un joven de esa edad. Que se lo haya condenado… Las injusticias me constan. Las he visto. Hace poco absolvieron a un hombre que insistía en su inocencia. Estuvo ocho años preso. ¿Quién le devuelve los años detenido? ¿Y el dolor? A los acusados de crímenes de lesa humanidad se los presenta como lo peor. Sin desmedro de las gravedades que se puedan haber cometido, hay que mirar la historia con verdad y con Justicia. Sin venganza. 

- En todo el país hay más de 2.000 presos entre militares, policías y civiles acusados de presuntos delitos cometidos en los 70. Muchos de ellos tienen prisiones preventivas eternas. Y mientras tanto van muriendo. Ya murieron 538 en cautiverio. Como usted decía, hay muchas injusticias cometidas con estos hombres. Se ha demolido el estado de derecho para llegar a las condenas, hay casos de ancianos privados de medicamentos... ¿Qué reflexión le merece?

- Dentro de unos años vamos a tener que pedir perdón por estos tiempos. En primer lugar porque -no sé si hay muchos que se animen a decirlo-, también tenemos que agradecer a muchos de los hombres de nuestras armas que han defendido a nuestra Patria. Esto es verdad. Ha sido gente que ha tenido que defenderse de ataques guerrilleros, perpetrados aun en tiempos democráticos, que han sido terribles. Vamos a tener que pedir perdón. Muchos estamos callados y se están cometiendo graves atentados contra la Justicia, contra el derecho humano más elemental. Eso de las prisiones preventivas eternas claman al cielo. Es cierto, hay hombres enfermos. Me da mucha pena cuando han muerto sus mujeres, cuando no han podido estar para los bautismos o casamientos de sus hijos, de sus nietos. Me parece que a veces es crueldad. Y por eso insisto en que parece más venganza que Justicia.

   

- Hay una presunción de culpabilidad… 

- Sí, exactamente. Y no al revés, como debería ser, que existiera una presunción de inocencia. A veces no los dejan ni expresarse a los detenidos. Como si ya tuvieran la decisión tomada y todo lo demás fuera una pantalla. 


- Yo creo que muchos estarán viciados de nulidad. Hay abogados que están trabajando en el tema. Lo que ocurre es que tampoco tiene mucha prensa quien está dispuesto a pensar a favor. El papa Francisco dice que hay que tener cuidado con las ideologías de uno y otro lado. A veces del otro lado también pueden ser muy duros. Al que se atreve a decir que se están cometiendo injusticias lo presentan como alguien que intenta bendecir otras cosas. Pero la Justicia es Justicia. También los militares lo viven así. Piden que se haga justicia y que pague quien tenga que pagar. Pero pareciera que muchos están pagando y no tienen nada que pagar. Y después de años les dicen que están absueltos y nadie pide perdón.

- Son pocos los obispos que denuncian estas situaciones: usted, entre otros, monseñor Baseotto, y alguno más. Hace exactamente un año, en septiembre de 2018, distintas entidades como Justicia y Concordia, Afavita, el Centro de Estudios Salta y otras, fueron recibidas en la sede de la Conferencia Episcopal y reclamaron a la Iglesia que eleve su voz ante la persecución de los militares. Esto no ocurrió. ¿Por qué el silencio de la Iglesia ante estas injusticias?
  
- Sí, la pregunta es compleja. He hablado con algunos obispos y con el presidente del Episcopado, monseñor Oscar Ojea, y él sabe, y me apoya, y descansa en que yo, como obispo castrense, vaya acompañando y haciendo notar estas situaciones. Dios quiera que sean tiempos, algún día, en que podamos expresarnos con mayor libertad. Avanzar en un camino de mayor justicia, que es lo que merecen los que están sufriendo. Yo puedo hablar por mí. No me animo a hablar de ese cierto silencio. Quizás por este tiempo. Quizás porque se pueda pensar que uno quiere avalar otras cosas. Pero hay que insistir en que la historia no se puede mirar con un solo ojo. Con esta idea de que hay algunos que son los más malos, se olvida un momento democrático que pedía una acción eficaz contra la subversión. Después si hubo excesos hay que juzgarlos. Después hay contradicciones. Por ejemplo, en el hecho de que el Estado se haya convertido en querellante de algo que él mismo Estado había pedido. Si hubo excesos, todos deben ser puestos en la mira. También los políticos de su tiempo… 

- Hay un clima de época que obliga a tener esa mirada parcial sobre el pasado y a mantener una presunción de culpabilidad sobre toda esta gente. 

- Fueron muchos años de hacer un solo discurso. Se ha formado a muchas generaciones como si, en sí mismos, los militares fueran malos. Yo en estos dos años que llevo en este ministerio me he encontrado con hombres de bien, de amor a la Patria, de amor a la familia, de amor a Dios. Pero hoy es políticamente incorrecto decir muchas cosas y sin embargo hay que decirlas.

Agustín De Beitia
@agustindebeitia 

FUENTE: http://www.laprensa.com.ar/480767-Muchos-militares-sufren-prisiones-injustas-afirma-monsenor-Olivera.note.aspx

NOTA: No todas las imágenes, los enlaces y destacados corresponden a la nota original.

IMPRECISIONES. AGRADECERÍA SU PUBLICACIÓN

Internet


Sr. Director
Diario La Nación

Si en algo se destaca La Nación es en la objetividad y en la precisión de sus artículos; por eso me resultó sorprendente la confusa calificación que el Sr. Gabriel Sued hace en su artículo de los padres del político Eduardo “Wado” de Pedro donde los ubica como: “dirigentes peronistas desaparecidos.”

Esta definición es, cuanto menos, imprecisa. Si bien podemos calificar a ambos progenitores como “peronistas” y “desaparecidos” no debemos olvidar que ambos eran, también, terroristas montoneros; al extremo que la madre de "Wado" de Pedro, Lucila Révora, pertenecía al grupo que puso la bomba con la que fueron asesinadas Paula Lambruschini y Margarita Obarrio.

Atentamente

José Luis Milia
D.N.I.: 6.251.032

NOTA: La carta aún no fue publicada por el diario. La imagen y enlaces no corresponden a la nota original.

PROTESTA EN SHOPPINGS

Militantes de la CTEP, el grupo de Juan Grabois, ingresaron a shoppings porteños y reclamaron por la emergencia alimentaria. El video es del Patio Bullrich.

Nadie puede ignorar la emergencia social por la que está pasando el país. Todos deberíamos ser solidarios para tratar de revertir esta circunstancia que castiga a un sector importante de los argentinos. Pero esto no justifica la permanente movilización de movimientos piqueteros que, contraviniendo leyes y normas, interrumpen el tránsito, impiden el trabajo y amedrentan al resto de los ciudadanos. Ahora irrumpieron masivamente en shoppings y galerías comerciales imponiendo sus cánticos, gritos y consignas. Ninguna de estas acciones es propia de un país civilizado, condición que el nuestro está perdiendo en forma alarmante. Lo que llama la atención e incrementa el temor de todos es la ausencia de las fuerzas de seguridad para evitar estas acciones que alteran el orden público. El Estado tiene el monopolio de la fuerza y debe ejercerla cuando algo así ocurre. Si el Estado teme emplear los organismos a su disposición cuando las circunstancias así lo exigen, no pasará mucho hasta que ese espacio sea ocupado por quienes se sienten dueños de la calle. Llegada esa circunstancia, estaremos rozando los límites del caos o la anarquía.

Florencio Olmos
DNI 5.941.080


NOTA: El video no corresponde a la nota original.

sábado, 14 de septiembre de 2019

FELIZ DÍA DEL ARMA DE INFANTERÍA, LA «REINA DE LAS BATALLAS»


13 de Septiembre día del Arma de Infantería

El 13 de septiembre de 1806, y a raíz de la experiencia obtenida durante la Primer Invasión Inglesa, se crean batallones de infantería de milicias, que tuvieron su bautismo de fuego en la Segunda Invasión Inglesa.

Estas mismas unidades fueron las que sustentaron el pronunciamiento de la Revolución de Mayo de 1810 y por decreto del 29 de mayo y resolución del 31 de octubre de 1810 estos batallones fueron transformados en regimientos regulares.

Desde entonces, los infantes dejaron su huella en todos los campos de batalla. Allí donde se jugó la libertad americana, aún más allá de nuestro territorio, nuestras armas estuvieron presentes.

La Infantería conoció victorias y sufrió derrotas, pero siempre ofreció su cuota de coraje y sacrificio, de lealtad y vocación de servicio, conductas ejemplares que se reiteran desde Suipacha hasta Malvinas definiendo una estirpe militar guerrera.

La Infantería es parte esencial del combate. El infante es quien mira cara a cara al enemigo. Es la punta que penetra que choca y que se estrella… combatiendo en la llanura, el monte o la montaña, en operaciones comando, bajo cualquier condición meteorológica, saltando desde aviones, desembarcando de helicópteros o de vehículos de combate mecanizados.

El despliegue del Arma abarca toda la inmensidad territorial Nacional, desde el Regimiento de Infantería de Montaña 20 en la puna Jujeña, hasta el Regimiento de Infantería Mecanizado 35 en la estepa santacruceña, dominando cada uno de los ambientes geográficos con su presencia y trabajo permanentes, incluyendo el confín helado de la Patria en el continente antártico y misiones de paz en el exterior.

La Infantería permanecerá siempre vigente porque su esencia es el hombre, y es por eso que el infante debe ser el núcleo básico de nuestros desvelos. Para ello el Arma necesita hombres y mujeres rigurosamente seleccionados y altamente capacitados, hábiles para comprender y emplear modernas tecnologías y fuertes para soportar las condiciones extremas del combate.

Como siempre, con la sencillez y humildad del que conoce su trascendencia y la de la misión que cumple.



viernes, 13 de septiembre de 2019

OTRA VEZ EL PERONISMO


09 de septiembre de 2019

Es seguro que solo con leer el título me saltarán a la yugular aquellos que pertenecen a esa especie política, sentimental y desorientada, que se mueve por los intersticios de la política sin que nadie los tome en serio, y menos en su partido, y que se autodenominan “los verdaderos peronistas de Perón”. Esos que podríamos denominar los NyC (nacidos y criados) del movimiento, los que su canción de cuna fue “la marchita” y que aprendieron a leer diciendo “Perón me ama”. Hombres y mujeres con un linaje peronista impoluto y que, quizás por esto, jamás pudieron tomar parte en la decisiones, traiciones y ruindades que en nombre del “general”, cometen casi a diario sus seguidores sea cual sea el nombre de fantasía que en ese momento tenga el movimiento nac & pop.


Es que es bastante probable que el peronismo vuelva al gobierno y sin duda alguna me dirán los NyC, por enésima vez, que ni los Fernández, ni Kicillof, ni la Magario ni ninguno que se monte al circo actual que hoy se llama “Frente de Todos” son peronistas. Probablemente sea cierto, pero eso refuerza mi tesis que “los verdaderos peronistas de Perón”, si es que existen, solo han quedado para derramar una lágrima recordando cómo sus abuelos se refrescaron las patas en las fuentes de la Plaza de Mayo.


Creo que nadie ha entendido cual era la bellaquería intrínseca del peronismo. Quizás  habría que buscarla en la manera en que “El Líder” reclutó a su gente y en la versatilidad ética que le impuso a su movimiento. No hablemos de los que vislumbraron con sincera honestidad que -mejoras pero también dádivas mediantes- su vida cambiaría; al fin y al cabo quienes poblaron la plaza el 17 de octubre eran solo eso, ilusionada carne de plaza que esperaba una reivindicación ineludible y decididos a entregar con amor y lealtad, cual una virgen de barrio, su himen al “seductor”.


En realidad no es de estos de quienes debemos hablar; sobre quienes debemos poner la mirada es sobre aquellos que -un día de mago, varita mágica y conejo en la galera-  despertaron como “dirigentes peronistas”. Una inmensa runfla de interesados en canonjías baratas y de ocasión, mangantes desvergonzados del erario, que intuían que el nuevo movimiento era algo más que un salvavidas, porque en él, al igual que en un Arca de Noé de trueque y cambalache, había lugar para cualquiera, junto a unos pocos, poquísimos, “verdaderos peronistas de Perón”.


Había hombres de la diáspora conservadora, nacionalistas a los que el suicida de la cancillería de Berlín había dejado huérfanos, radicales desencantados, socialistas de barrio, republicanos españoles que tapándose la nariz adherían a un proyecto fascista y hasta un joven intelectual conservador a quien la  bolilla negra de un club exclusivo lo depositó en las playas Nac & Pop.


Esta ralea de vivillos, logreros y tahúres fue el magisterio donde se formaron las sucesivas camadas de “dirigentes peronistas” que hasta el día de hoy se delatan, traicionan y hasta se matan, pero que a la hora de asaltar el poder y hacerse con el dinero del pueblo, se juntan como pirañas.


Es un triste pero necesario ejercicio analizar la genealogía de muchos peronistas. ¿Podía negarle alguien, en 1971, una partida de nacimiento peronista a Firmenich?, en esa época  él era, según “El Líder” el jefe de “la juventud maravillosa”, ¿y John William Cooke, era un importador de habanos “Partagas” o era el cartero que llevaba los mensajes de Perón a Castro y a la OLAS? Y así podríamos llegar a hechos verdaderamente trágicos como fue el asesinato de uno de los pocos “peronistas de Perón”, José Ignacio Rucci. ¿De dónde venían sus asesinos?, casi ninguno era de cuna peronista, pero todos eran, o se decían, peronistas; Albertina Paz de Saavedra Lamas, venía de una familia conservadora y antiperonista, Miguel Bonasso de la General Motors, Julio Roqué del partido comunista, Norberto Habegger de la Acción Católica y así, en todas las acciones del “movimiento”, desde 1943 en adelante, esto ha sido la regla y no la excepción.


Es bastante probable que el peronismo vuelva al gobierno; solo podría salvarnos un milagro, pero tengo para mí que Dios Nuestro Señor está bastante harto de nosotros. La historia de los argentinos de los últimos setenta años -salvo aquellas excepciones donde primó un  espíritu de grandeza, 1982 fue la última- es la historia de un pueblo que, enmarcado en una frivolidad absoluta y en una obscena flaqueza moral ha preferido la adoración del becerro de oro por sobre la construcción de una Patria.

jueves, 12 de septiembre de 2019

NUEVAS ACTIVIDADES DE LA UP EN LA CIUDAD DE BRAGADO JUNTO A AFAVITA



A todos los Camaradas de las Fuerzas Armadas, Fuerzas de Seguridad, Fuerzas Policiales y Fuerzas Penitenciarias.

A los integrantes de las distintas Instituciones y ONG vinculadas.

A todos los familiares de los Presos Políticos.

A todos los allegados, amigos, interesados y compatriotas en general.

--------------------------------------------------------------------

Estimados Camaradas y Amigos

Nuevo evento programado

El Partido FE de esa Localidad y el Grupo de Jóvenes Pro Vida de la misma, formularon una nueva invitación a la UP, para que junto a AfaVitA efectúen una presentación en esa ciudad.

A tal efecto, se propuso y programó ante el renovado interés que suscita el tema, una disertación donde se brindará un cuadro de situación actualizado, que será desarrollado de acuerdo a lo que se detalla en la siguiente imagen:




La invitación es abierta al público. Se agradece la difusión del presente mensaje.

Unión de Promociones

REQUERIMIENTOS AL PODER EJECUTIVO NACIONAL



Circular 106

En los últimos días, personas muy relacionadas con los más altos niveles del gobierno, se han comunicado con UPMAC a fin de interiorizarse de los problemas que aquejan al personal militar, en particular a los retirados y sus familiares.

Si bien nuestros reclamos permanentes son bien conocidos, la Asociación redactó una nueva síntesis de los mismos. Estando ya en mano de sus destinatarios, consideramos oportuno ponerlos en conocimiento de nuestros seguidores:

1. SALARIOS

a. Blanqueo de los suplementos por Responsabilidad Jerárquica y Administración de Material, en cumplimiento del reciente Fallo Sosa de la Corte Suprema de Justicia que dictaminó la integración al sueldo del 100% de los mismos.

b. Simultáneamente una rejerarquización tal que restituya la relación de 5,35 a 1, entre el Haber Mensual del Tte Gral y el del Vol 2da.

c. La equiparación, en promedio, con los niveles salariales de las Fuerzas de Seguridad y Policiales.

2. OBRA SOCIAL

a. Designación de un oficial superior de las FFAA como Presidente del Directorio del IOSFA, preferentemente con el grado de General o equivalente, que acredite la experiencia y el conocimiento necesarios para dicha función.

3. DERECHOS HUMANOS

a. Cese de la Secretaría de DDHH como querellante en las causas llamadas de Lesa Humanidad, siendo éste un resorte exclusivo del PEN.

b. Cumplimiento de las recomendaciones del Grupo de Trabajo por Detenciones Arbitrarias de la ONU, en todos los casos de exceso de tiempo en Prisión Preventiva.

c. Pase a prisión domiciliaria de los detenidos en establecimientos carcelarios enfermos y/o mayores de 70 años.

d. Retiro de placas y cualquier otro tipo de reconocimiento honorífico en el ámbito nacional y CABA (especialmente Parque de la Memoria), referidos a personas reconocidas por su participación en actos terroristas durante gobiernos democráticos.

Aguardamos cautelosamente algún tipo de respuesta concreta, y en su caso, será publicada de inmediato en nuestra web y otros medios de difusión.

Se puede ver el texto completo de las tres presentaciones (click aquí)

Buenos Aires,  09 de septiembre de 2019
Miguel Angel Artuso
Suboficial Mayor (R) FAA
Secretario

Francisco Ricardo Verna
Coronel (R)
Presidente
.       
Unión del Personal Militar Asociación Civil - U.P.M.A.C.
Domicilio Legal: Uruguay 654 – 9º piso – Of. 907 – CABA
Tel. (011) 4372-0291  -  www.upmac.org.ar
Sede Social: Alberti 1665 – 14 / “A” – CABA
Tel. (011) 5330-5855 / 2066-6646  -  info@upmac.org.ar

OTRO PRESO POLÍTICO FALLECIDO



Estimados Amigos:

A través de la Unión de Promociones hemos tomado conocimiento del fallecimiento el día domingo 08 de septiembre de 2019, del señor General de Brigada (R) Roberto Felipe Domínguez (Infantería - Promoción 84 - CMN), de 85 años de edad, quien estuvo sometido a un proceso judicial, luego del cual se dispuso su falta de mérito.

Consecuentemente, ya son 529 (quinientos veintinueve) los fallecidos, pertenecientes a todas las Fuerzas Armadas, Fuerzas de Seguridad, Fuerzas Policiales, Fuerzas Penitenciarias y Civiles; en el marco de este proceso de persecución, venganza y exterminio, donde SE CONTINÚAN REPITIENDO en forma sistemática infinidad de irregularidades jurídicas, instrumentadas en el ámbito de una justicia prevaricadora.

Debe destacarse que del total de Presos Políticos que han fallecido, 184 (ciento ochenta y cuatro) decesos se han producido desde el día 10 de Diciembre de 2015.

Expresamos nuestras sentidas condolencias a todos sus familiares, allegados, compañeros y amigos, rogándole al Señor, les conceda pronta y cristiana resignación. Esperamos que la sociedad argentina y sus representantes políticos recuerden el manto de sangre y acciones del terrorismo que los llevaron a pedir y ordenar a las FFAA que aniquilaran al enemigo subversivo que pretendía alzarse con el poder mediante el miedo, terror y violencia. En todos sus reclamos contra el avasallamiento autoritario del poder de turno deberían incorporar un justo reclamo por la paz, concordia, justicia e historia completa dentro del marco de igualdad contra la ley.

Dadas las avanzadas edades y estados de salud de los Presos Políticos en la Argentina, estas lamentables noticias son cada vez más seguidas. Una vez más levantamos nuestra voz hacia el poder de turno, no pueden continuar con esta matanza selectiva… es su obligación como presidente de todos los argentinos garantizar el debido proceso, la igualdad ante la ley, brindar asistencia sanitaria adecuada y por sobre todo lograr la unión de la sociedad para superar las antinomias que después de casi 209 años aún nos mantienen divididos. Es hora de sin odios, ni venganzas, de una mirada superadora de la violencia setentista que nos mantiene anclados en el pasado; el país necesita una Ley de Pacificación y Concordia Nacional.

Por tal circunstancia, adherimos a la reiterada convocatoria de la Unión de Promociones a todos los integrantes de las distintas Fuerzas, a las distintas ONG e Instituciones vinculadas o afines, a familiares, amigos y allegados en general, a sumarse y trabajar en apoyo de todos quienes deben enfrentar esta injusta situación, a fin de afirmar y fortalecer el planteo de los justos reclamos por acceder a una justicia verdaderamente independiente, imparcial y objetiva, a través del irrestricto respeto por la Constitución Nacional.

Sinceramente,

Pacificación Nacional Definitiva
por una Nueva Década en Paz y para Siempre

miércoles, 11 de septiembre de 2019

LA ARGENTINA Y SU RETRATO


07/09/2019                                         Por Mauricio Ortín     

Julio Narciso Flores, salteño de 61 años, a fines del año 1976 egresó de la Escuela de Suboficiales de Córdoba como Cabo, especialidad Mecánico de Mantenimiento de Aeronaves. Para los adolescentes de familias humildes, las escuelas de suboficiales de las fuerzas armadas constituían una oportunidad para ascender socialmente a través de la carrera militar como, así también, adquirir instrucción profesional y desarrollarse espiritualmente. Le tocó en suerte que su primer y único destino fuera la Ira Brigada Aérea (El Palomar – Buenos Aires), donde se desempeñó hasta 1980, año en que solicitó y se le concedió la baja. Finalizada su actividad militar, su vida laboral continuó vinculada a la aviación. Trabajó en el país y en el exterior hasta el 24 de noviembre de 2014, día en que fue detenido en el aeropuerto de Ezeiza, a su llegada de Indonesia. El juez federal Daniel Rafecas lo procesó porque su nombre apareció en el Libro de Guardia de la Brigada Aérea del Palomar y, dado que dicha Brigada está catalogada como Centro clandestino de Detención, Rafecas, interpretó que Julio Flores, de hecho, fue parte del “grupo de tareas” que privaba de su libertad a subversivos y que cumplió Guardias en “Mansión Seré”. Además y en virtud del sólo ejercicio de su imaginación, el juez le atribuyó la “jefatura” de dicho grupo de tareas[1]. No existe en la causa ni una sola prueba, indicio o testimonio que relacione a Julio Flores con los hechos que se le imputan.

juez federal Daniel Rafecas
El supuesto delito por el que fue procesado es de agosto de 1977. Por entonces, Flores acababa de cumplir 19 años de edad, revistaba en la Fuerza Aérea como Cabo y computaba 8 meses de antigüedad en el grado. Es decir, que salvo los colimbas rasos, Flores, era un perfecto “último orejón del tarro” del escalafón militar. “Orejón” que jamás tuvo entidad para desempeñarse como “Jefe de Guardia” o “Jefe de Patrulla” que le endilga la acusación.

Dr. Eugenio Raúl Zaffaroni
Por la misma época (1977), el Dr. Eugenio Raúl Zaffaroni[2], contaba con 37 años y una cómoda posición socioeconómica fruto de su sueldo de Juez Nacional en lo Criminal de Sentencia de la Capital Federal. Cargo éste que le confería la suficiente autoridad para negar habeas corpus a detenidos-desaparecidos y el tiempo libre necesario para escribir y publicar un libro que justificara la represión del gobierno militar dada: “La excepcional necesidad de dar muerte al delincuente” en virtud de la “necesidad terribilísima”.

Horacio Verbitsky
En el mismo 1977, Horacio Verbitsky, de 35 años de edad e hijo de un periodista destacado ya se había hecho de una sólida trayectoria en los medios de comunicación y en la organización guerrillera Montoneros; en la que revistaba con el grado de oficial  y Subjefe de Inteligencia; precisamente en su calidad de tal, fue parte central en el atentado terrorista del 1 de julio de 1976 en el comedor de la Superintendencia de la Policía Federal que le costó la vida a 24 personas.

Roberto Cirilo Perdía
Roberto Cirilo Perdía, con 36 años cumplidos, en 1977 tenía unos cuantos años de abogado aunque no ejercía. Lo suyo no era el Derecho. Su vocación, que pronto descubrió y abrazó precozmente, era otra. Como segundo al mando de la banda a mediados de los setenta contaba ya en su foja de servicio con una larga lista de homicidios. Entre otros cientos, en dicha lista están los nombres de José Ignacio Rucci, el comisario Villar y su señora, la niña Paula Lambruschini, el dirigente radical Arturo Mor Roig, el empresario Alberto Bosch y el chofer Juan Carlos Pérez.

Desde 1977 a la fecha han pasado más de 40 años. El Dr. Zaffaroni, aquel pilar jurídico del gobierno militar (que negaba habeas corpus a desaparecidos) se ha convertido en un referente jurídico de los que persiguen a ex militares como Julio Narciso Flores. Tan es así que, como miembro de la Corte Suprema de Justicia, no le ha temblado el pulso al firmar el fallo violatorio de la Carta Magna que habilita la persecución infame contra todo aquel que sea acusado de lesa humanidad (el excluido, por supuesto). Horacio Vertbitsky, por su parte goza de un excelente pasar económico y del prestigio nacional e internacional que le da el hecho de presidir el CELS, la ONG de DD.HH. subvencionada por el estado más influyente del país (en Argentina, nada mejor que un terrorista ocupándose de los derechos humanos de sus víctimas). Roberto Cirilo Perdía, en tanto, disfruta de la renta que le toca por los 60 millones de dólares del secuestro de los hermanos Born. Aprovecha su tiempo libre para publicar libros en los cuales describe sus crímenes como hazañas de jóvenes idealistas aunque equivocados. Suele declarar como testigo de contexto en los juicios de lesa humanidad (como el sustanciado a Julio Narciso Flores). En el juicio por “la contraofensiva de Montoneros”, con ese narrar cansino de viejo sabio encantó a la audiencia sacándole palmas. Declaró, entre otras cosas, que él envió a la Argentina a los jóvenes montoneros (exiliados en Europa y México) con la misión de ajusticiar (léase, asesinar) a Martínez de Hoz y su equipo del Ministerio de Economía. Los jueces y fiscales que lo escuchaban no podían disimular su emoción.

Pues bien, el ministerio público Fiscal, integrado por los fiscales Ángeles Ramos y Leonardo Filippini junto a la auxiliar fiscal Nuria Piñol Sala, en su alegato (a partir de la sola mención en un libro de Guardia) consideró probada la responsabilidad de Julio Narciso Flores en 31 privaciones ilegales de la libertad, etc., etcétera.


Los jueces Alfredo Justo Ruiz Paz y Marcelo Gonzalo Díaz Cabral y la jueza María Claudia Morgese Martín, integrantes del Tribunal Nº 5, sin siquiera sonrojarse, condenaron Julio Narciso Flores a la pena de 25 años de reclusión perpetua. Todos los diarios celebran que se haya hecho “justicia”. El “genocida” recibió su merecido. Zaffaronni, Verbitsky y Perdía alzan sus copas…

Julio Narciso Flores se pudrirá en una cárcel el resto de su vida. Ni juan José Campanella, ni Luis Brandoni, ni Santiago Kovadloff, ni José Luis Espert, ni Alfredo Leuco[3] (y estoy hablando de los mejores de nosotros, los que a menudo no callan y denuncian las injusticias) dicen o dirán nada de Flores o de los miles de perseguidos por la “política de derechos humanos”. Este y no otro es el retrato de Dorian Grey.

NOTA: Las imágenes, referencias y destacados no corresponden a la nota original.


[1] El personal subalterno de las FFAA y menos los del primer grado (Cabo) podrían haber ocupado el cargo de jefatura de ninguna especie.

[2] Parte del discurso pronunciado por el senador opositor Dr. Rodolfo Terragno a la designación del Dr. Zaffaroni como juez de la corte, extraído del diario de sesiones del senado del 15 de octubre del 2003: “Por otra parte, quiero decir que en el sitio de Internet de las Madres de Plaza de Mayo -www.madres.org-  se puede observar la denuncia contra los jueces que juraron por los objetivos básicos del Proceso de Reorganización Nacional entre 1976 y 1980. Es una denuncia criminal contra 437 jueces, a quienes las Madres llaman represores del Poder Judicial. Entre esos jueces está Eugenio Raúl Zaffaroni. La acción que promueve Madres de Plaza de Mayo dice que todos quienes juraron por el Estatuto fueron partícipes necesarios en términos del artículo 45 del (15 y 16 de octubre de 2003 Sesión ordinaria Pág. 86) Código Penal, de los delitos de privación ilegítima de la libertad, apremios ilegales y otros
El doctor Zaffaroni nos ha dicho: "Obviamente, sabíamos que se estaba secuestrando gente. Ahora, cuál era su destino o qué pasaba con la gente secuestrada fue lo que en líneas generales me enteré en el extranjero en 1978". Ante esto creo que caben varias reflexiones. En primer lugar, cuesta entender que el juez no sabía, no encontraba, no podía establecer correlaciones entre filiación, no recibía información oficiosa alguna y que hasta 1978 no había siquiera conjeturado
…quiero señalar respecto de la actuación del doctor Zaffaroni durante el Proceso que el hecho de que haya publicado en 1980 un libro realmente equívoco, donde se justificaban de hecho -aunque no haya hoy en día en la interpretación del jurista esa intención- sucesos extraordinarios, en definitiva, de represión y donde se aludía a derecho penal militar de excepción, a circunstancias especiales, necesidad terrible, necesidad terribilísima, bando militar como ley material, bando militar como tipificador de delitos, excepcionalidad de dar muerte al delincuente, muerte por legítima defensa cuando el delincuente haga armas contra la autoridad
…Cuando uní todos estos elementos, comprendí que no podía responder a mi impulso inicial, que había sido aprobar la designación del doctor Zaffaroni. El análisis de toda su evolución como juez me mostró una peligrosa inestabilidad de su parte, una dificultad para actuar independientemente del poder de turno -civil o militar- y que fue connivente o funcional con (15 y 16 de octubre de 2003 Sesión ordinaria Pág. 87) un régimen inconstitucional. Eso me llevó a concluir que el doctor Zaffaroni no puede ser intérprete vitalicio de la Constitución Nacional, que es en definitiva la función de un juez de la Corte Suprema de Justicia. Por eso, sin perjuicio de solicitar que se me permita oportunamente insertar una exposición más completa sobre este tema en el Diario de Sesiones a fin de no emplear ahora un tiempo excesivo, por los mínimos fundamentos expuestos dejo sentada mi posición contraria a la aprobación del pliego propuesto por el Poder Ejecutivo."

[3] El hoy importante comunicador social Alfredo Leuco figura en (https://es.wikipedia.org/wiki/Alfredo_Leuco) y otros sitios de Internet, donde se dice: “Durante el final de los años 1980 integró la organización guerrillera Movimiento Todos por la Patria como Secretario de Actas de su líder Gorriaran Merlo. Participó del ataque al cuartel del Regimiento de Infantería 3 ubicado en la Tablada, Provincia de Buenos Aires, el 23 de enero de 1989”. El periodista Eduardo Feinmann se refirió sobre estos sucesos (https://www.youtube.com/watch?v=eAFSekbUAm8). No compartimos con el autor de esta nota que Alfredo Leuco, sea considerado entre “los mejores de nosotros”, por lo menos hasta que Leuco Versión desmienta o dé explicaciones satisfactorias a su audiencia, la que hoy lo cree un paladín de la democracia y a menudo lo felicita por sus columnas de opinión.