martes, 19 de febrero de 2013

¡AJO Y AGUA!


Hay un tema -no menor- que el kirchnerismo no ha sabido leer correctamente: “la sociedad está harta de este modelo y de quienes lo representan”, ese hartazgo social se manifiesta en el rechazo cívico o condena social abucheando o escrachando al funcionario considerado corrupto, hasta que se retire del lugar por indeseable. 


El mismo método de agresión social sufrieron los militares y sus familias, recién iniciado el nuevo período de democracia logrado después de sufrir una cruenta guerra.


El mismo oficialismo han abusado del método, por la cadena nacional y redes sociales la presidente se ha dado el lujo de escrachar con nombres y apellido, algo que el mismo general Perón jamás hizo. Ahora la sociedad harta, les está dando su misma medicina, como dice un amigo: ¡AJO Y AGUA!


Sentimos la necesidad de resaltar que de una "sociedad harta" y a la que no le satisfacen sus necesidades o reclamos, a "la anarquía" hay un paso muy corto... formulamos nuestros deseos para que ello no ocurra y el estado brinde la contención necesaria y justa a los reclamos sociales y de justicia.


Sinceramente,

Pacificación Nacional Definitva
por una Nueva Década en Paz y para Siempre


ABUCHEARON A TIMERMAN EN UN BAR DE PALERMO

"Andate, no te queremos acá", le gritaron los clientes cuando el canciller ingresó junto a su familia


El canciller Héctor Timerman fue abucheado en un bar de Palermo, al que habría acudido junto a su familia, y debió retirarse ante el clima de tensión generado con los otros clientes del lugar.

El episodio ocurrió en un bar cercano al jardín Botánico llamado "Boulé Bar", donde el canciller habría ingresado con su mujer y sus hijas, como lo hace habitualmente por tratarse de un establecimiento cercano a su casa, y se da en el marco de la polémica desatada por el memorándum de entendimiento con Irán y en una escalada de tensión que también sufrieron el viceministro de Economía, Axel Kicillof, y el periodista Nelson Castro.


Al ingresar, un grupo de clientes comenzó a abuchearlo y a gritarle, hasta que el funcionario y su familia debieron retirarse del lugar. "Andate, no te queremos acá", le gritaron luego de la polémica desatada por la causa AMIA por la que Timerman viene manteniendo fuertes cruces en su defensa del memorándum de entendimiento con Irán, para el avance en la investigación por el atentado de 1994.


Tal fue la tensión que se desató que una de las hijas del funcionario se echó a llorar en medio del lugar.


El episodio, violento, no es el primero que sufre un funcionario del Gobierno. Un ataque verbal similar sufrió el viceministro de Economía, Axel Kicillof, al abordar un barco de Buquebús para regresar a Buenos Aires desde Punta del Este. El funcionario también estaba con su familia y el momento fue de gran tensión, cuando los pasajeros lo insultaban y atribuían las consecuencias del cepo al dólar.

Por otra parte, y durante el mismo fin de semana que sufrió el abucheo Kicillof, el periodista Nélson Castro también sufrió discriminación ideológica, en este clima de crispación que vive la opinión pública, al ser echado de un bar porteño por parte de sus dueños, que, al reconocerlo, le pidieron que se retire del lugar


NOTA: Las imágenes y negritas no corresponden a la nota original.