miércoles, 19 de febrero de 2014

SURGE UN LÍDER

En estos días de protestas estudiantiles en Venezuela y de violenta represión ejercida por el gobierno de Nicolás Maduro, ya sea a través de la Guardia Nacional Bolivariana o el  Movimiento de Revolución Tupamaro[1], surgió un líder político que incentivó y obtuvo que los jóvenes se expresaran en forma entusiasta por un objetivo común. Nos referimos a Leopoldo López, un político y economista venezolano que fue alcalde del municipio Chacao de Caracas, desde el año 2000 hasta el 2008, luego de haber sido electo para el cargo por dos períodos consecutivos.


Luego de convocar a la marcha opositora del 12F , López recibió una orden de arresto por los delitos de homicidio intencional calificado ejecutado por motivos fútiles innobles, terrorismo, lesiones graves, incendios de edificios públicos, daños a la propiedad pública, delitos de intimidación pública, instigación a delinquir y delitos de asociación ilícita, . El líder opositor se entregó voluntariamente a la justicia venezolana ayer, el 18 de febrero de 2014, argumentando su inocencia. Este miércoles a las 10:00, hora local (14:30 GMT) se celebrará la audiencia en el Palacio de Justicia y habrá una nueva marcha de Voluntad Popular. Su líder está recluido en el Centro de Procesados Militares Ramo Verde, en el estado de Miranda. Maduro lo tildó de fascista y desestabilizador.



Voluntad Popular, el partido al que pertenece el dirigente opositor detenido este martes, confirmó que el destino para esa primera noche fue el penal de Los Teques. Allí también están recluidos otros políticos opositores, como Iván Simonovis y Raúl Isaías Baduel, compañero de armas de Hugo Chávez y su ministro de Defensa (2006), encarcelado por el Gobierno.

María Corina Machado y Leopoldo López

Sin duda Leopoldo López durante y después de los graves acontecimientos de las protestas masivas en Venezuela, se ha transformado en un líder natural, junto a María Corina Machado se distinguen del resto de la oposición política a Nicolás Maduro. Con presencia y acciones han demostrado que son capaces de tomar decisiones acertadas para el país, inspirando al resto de los que participan de ese colectivo a alcanzar un objetivo común.

Las bases para ser un buen líder son: mantenerse informado  de lo último en el campo en el que se desarrolla sus acciones, observar la labor de otros líderes y modificar la forma de conducción siempre que sea necesario. Por otro lado, las cualidades que debe tener alguien que ejerce el liderazgo son: conocimiento, confianza, integridad y  por supuesto, carisma para inspirar a sus subordinados.


Los mejor líderes son aquellos que son visionarios, que son capaces de comprender las situaciones productivas para la empresa antes de que estas se presenten, son innovadores y están a favor del cambio. Podemos poner como ejemplo a Bill Gates, un frustrado estudiante de Harvard, que gracias a sus cualidades de líder fue capaz de fundar una de las empresas más importantes en el sector tecnológico, Microsoft y, gracias a las decisiones que supo tomar y a que consiguió que empresas influyentes confiaran en él, se convirtió en la persona más rica del mundo. Él fue capaz de comprender que los ordenadores un día se convertirían en una parte indispensable de los hogares, y trabajó desarrollando los productos que lo permitieran, suponemos que es el mejor ejemplo de un líder visionario.


Si conseguimos cautivar al público con nuestra idea, posiblemente nos convirtamos en un líder visionario y valorado por el entorno. Existen innumerables ejemplos de líderes en la historia universal, tales como: Napoleón Bonaparte, Martin Luther King, Jr., Mahatma Gandhi, Juana de Arco, José de San Martín, Genghis Khan, William Wallace, Alejandro Magno, Adolf Hitler, Winston Churchill, Nelson Mandela, etc.

Un líder no dice que hay que hacer, enseña como se hace

En nuestro país, que se encuentra en la etapa final –dura 2 años- del kirchnerato se necesita un líder visionario capaz de reunir a la dispersa oposición bajo una sola conducción en pos de un objetivo supremo de la Nación. Por ahora no sobresale ninguna figura con esas características, no queremos llegar al extremo de Venezuela o de otros países como aquellos en los que se desarrolló la “Primavera Árabe”. Solo queremos llegar al recambio de gobierno en forma institucional y bajo el liderazgo de un dirigente político que sea capaz de sacar al país del bajo mundo al que nos han empujado y nos conduzca por el camino hacia el futuro de grandeza que se otea en el horizonte.

Sinceramente,
Pacificación Nacional Definitiva
por una Nueva Década en Paz y para Siempre


[1] No confundir con el Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros de Uruguay, este es un grupo armado venezolano que suele transportarse en motos, controlan barrios y medios de comunicación, alzando la bandera de la revolución bolivariana. Esta semana atacaron las protestas de opositores.