jueves, 3 de mayo de 2012

Blaquier, perseguido por La Cámpora, habría dejado el país


Desde este mismo espacio en más de una oportunidad hemos manifestado que “Vienen por Todo y por Todos”, sí es verdad que se ha iniciado una “caza de brujas” entre los empresarios que eran amigos o cercanos a las cúpulas militares del último gobierno de facto… por lo menos ahora algunos volverán a encontrarse con sus viejos amigos en la injusticia de una prisión inmerecida e inconstitucional. El mismo general Videla le contó al periodista español Ricardo Angoso que muy pocos de sus ex amigos lo visitan en la cárcel, a lo sumo unos cinco.

No nos sumamos a la alegría que algunos sentirán porque ahora persiguen a los empresarios, que en su momento apoyaron y alentaron a las Fuerzas Armadas –como la mayoría de la sociedad de esa época- para que tomaran el poder y gobierno del país durante la década de los 70(s), mal de muchos es consuelo de tontos (sabio refrán, viejo y conocido).

Nos preocupa pensar que un grupo de jóvenes de ideología marxista-leninista sean los que conduzcan semejante investigaciones, nos aterra pensar que Argentina pueda terminar gobernada por un “soviet” que sea la raíz de una revolución comunista parecida a la tiranía de la Revolución Bolivariana o al Gobierno de Cuba, considerada la tiranía más grande de la historia universal (los Castro tomaron el poder el 1 de enero de 1959… han pasado 53 años, 3 meses y 3 días).

Hoy es el Día Mundial de la Libertad de Prensa, solo esperamos que esta vez no nos bloqueen nuevamente nuestro blog por pensar distinto. Aprovechamos el día para repudiar las políticas que están llevando a la República Argentina al abismo, para exigir una vez más que rescaten del olvido a las Víctimas del Terrorismo, se las reconozca y repare históricamente y que definitivamente liberen a los miembros de las Fuerzas Armadas, Fuerzas de Seguridad, Fuerzas Policiales, de otros organismos del estado y a los civiles que se encuentran detenidos injustamente como Presos Políticos del poder de turno. Es hora de pacificación, justicia y concordia para todos los argentinos por igual.


Blaquier, perseguido por La Cámpora, habría dejado el país


mayo 3, 2012
By Carlos Tórtora

Por supuesta complicidad con delitos de lesa humanidad.




La era Kicillof no sólo se traduce en la nueva ola estatizadora. Acaba de empezar otro capítulo: la persecución a los empresarios vinculados al último proceso militar. Los economistas de “La Cámpora” y el CENDA -liderados por el viceministro y subinterventor de YPF junto a Esteban Kiper del CEP (Centro de Estudios Políticos de La Cámpora) y Juan Manuel Vázquez Blanco (USAM Conicet)- están finalizando un trabajo de investigación sobre los delitos económicos cometidos en la dictadura. Estos supuestos delitos serían investigados por una supersecretaría con rango similar al de la Secretaría de Derechos Humanos. El estudio indica que “en muchos casos hubo empresarios que llegaron también a participar directamente en la violación de derechos humanos”. Desde “La Cámpora” y desde varias agrupaciones defensoras de los derechos humanos se sostiene que numerosas compañías y empresarios fueron autores directos de crímenes de lesa humanidad. Según esta visión de la historia, “una parte del empresariado local apoyó y protagonizó el golpe de Estado de 1976 y luego le dio sustento con cuadros políticos y económicos, empezando por el propio ministro de Economía José Martínez de Hoz. Porque es necesario saber lo que pasó, hay que crear un ente para que investigue estos hechos” dice el estudio. En esa categoría se incluiría a dueños y directivos de empresas como Loma Negra, Ingenio Ledesma, Ford, Mercedes Benz, Acindar, Astarsa, Fiat, Tensa, Techint, Bridas, Pérez Compac, Alpargatas, Celulosa, la Sociedad Macri (SOCMA), el Banco de Italia, y el First Bank of America. También se investiga la estatización de las deudas de los grandes grupos económicos cuando Domingo Cavallo fue presidente del BCRA en el ‘82 y estatizó esas deudas de empresas privadas. Entre los principales acusados se encontraría la fallecida Amalia Fortabat, algunos empresarios dueños de empresas que todavía están en actividad, y el vocero de un grupo empresarial. Además se sumarían directores de empresas estatales de esa época, como YPF y Aerolíneas Argentinas. También se apunta a lo ocurrido con la empresa Papel Prensa.

Es importante mencionar que dentro de la Secretaría de Derechos Humanos funciona la Dirección de Delitos Económicos, que fue creada en el 2010, pero al parecer ésta se podría transformar en una superestructura con el mismo rango de la mencionada, que se encargue de investigar esos delitos. En ese sentido, un grupo de diputados encabezados por los dirigentes de “La Cámpora” Andrés “El Cuervo” Larroque, Eduardo “Wado” de Pedro y Juan Cabandié tratarán de impulsar la creación de una especie de Secretaría de Delitos Económicos para investigar el accionar de los principales grupos económicos en la dictadura. Aunque el Gobierno podría crearla por un decreto.


¿Caso emblemático o conspiración?

Sin embargo, el núcleo duro del cristinismo no estaría dispuesto a esperar la creación de una nueva estructura y buscaría acrecentar el miedo del empresariado local a través de la persecución inmediata de algunas figuras emblemáticas. La lista la encabeza, al parecer, el octogenario Carlos Pedro Blaquier, dueño del ingenio Ledesma. Sugestivamente, diez días atrás, el juez federal subrogante Fernando Poviña ordenó en Jujuy varios allanamientos en inmuebles de Ledesma en Libertador General San Martín, en el marco de la causa donde se investiga “la noche del apagón”, en la que se habría producido la detención y posterior desaparición de varias personas. Según sostienen los querellantes de las entidades de derechos humanos, el dueño del imperio Ledesma habría apoyado ésta y otras operaciones realizadas por el Ejército. El próximo paso en la causa sería el llamado a prestar indagatoria de Blaquier y su eventual procesamiento y detención.

Así las cosas, los abogados del empresario le habrían aconsejado que abandonara rápidamente el país, con destino a Londres o a Madrid, donde cualquier pedido de extradición del gobierno argentino encontraría firme resistencia, teniendo en cuenta la pésima relación de la Casa Rosada con los gobiernos de Mariano Rajoy y David Cameron. Una serie de hechos reforzarían la versión de que Blaquier ya se habría exiliado. Por ejemplo, la conocida flota de 7 cruceros propiedad del empresario se habría trasladado a Punta del Este, ante la posibilidad de nuevos allanamientos y varias de sus propiedades habrían cerrado sus puertas. A todo esto, amigos de Blaquier le dan la razón a su actitud y recuerdan que José Alfredo Martínez de Hoz, enfermo en ese momento, fue detenido y retirado en una camilla de su piso en el Kavanagh.

La singularidad del caso Blaquier está en que este logró insertarse en la agenda presidencial y que se reunió en numerosas ocasiones con CFK. Pero sobre todo, se convirtió en un frecuente interlocutor de Julio de Vido. En La Torcaza, residencia de los Blaquier, De Vido y también Amado Boudou participaron de almuerzos con empresarios de primer nivel en los que se analizó la situación nacional y los graves problemas de la economía. Estos nexos podrían abrir paso a una segunda interpretación de la ofensiva contra Blaquier. Es decir, que sería una forma de golpear el lobby empresario que le da apoyo al jaqueado Ministro de Planificación, que está desde varios meses atrás en la mira de “La Cámpora”. En esta misma línea, también hay quienes sostienen que las tertulias organizadas por Blaquier habrían despertado las tendencias paranoicas del cristinismo para generar la convicción de que se estaba gestando un golpe institucional contra la presidente, cuando ésta se encontraba -en los últimos meses- en una firme baja en las encuestas. Otro factor que entraría en este complejo juego serían las ambiciones presidenciales de Boudou para el 2015, que provocan serias resistencias en Carlos Zannini y los jóvenes camporistas, pero que llegaron a despertar -por lo menos antes del caso Ciccone- el entusiasmo de importantes círculos empresarios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario