miércoles, 24 de diciembre de 2014

ATROCIDADES

El ex Fiscal Dr. Julio Cesar Strassera, en declaraciones publicadas en La Nación del sábado 13 de este mes, afirmó entre otras cosas, que estima conveniente "terminar de una vez con los juicios a los militares", que se están “cometiendo atrocidades respecto de los militares”, que “es una barbaridad la negativa a conceder la prisión domiciliaria a militares que ya tienen 90 años” y, finalmente, “que los derechos humanos son para todos; aún para los violadores de los derechos humanos”. Efectivamente, todos aquellos estigmatizados con la marca de “lesa humanidad” no son acreedores de ninguno de los derechos y garantías que prescribe la Constitución para todos los habitantes de la Nación. Sólo a ellos, y no a quienes ellos combatieron, se les desconocen los beneficios de los indultos y las leyes de amnistía. Sólo a ellos se les desconoce el instituto de la prescripción, de la aplicación de la ley más benigna y de la cosa juzgada. Sólo a ellos se les aplican prisiones preventivas que superan con creces los límites legales, llegando a seis, ocho y más años. Sólo ellos sufren largos años de encierro sin condenas y éstas, en casi todos los casos, son dictadas de antemano, sin pruebas válidas. Hay 1800 presos políticos y 270 muertos en cautiverio, que, además de sus familiares, son víctimas de esta grosera discriminación, ignorados por la dirigencia política y por la sociedad en general.