miércoles, 14 de diciembre de 2016

DÍA INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS

El Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctimas - CELTYV y el artista Alan Fioravante el pasado sábado 10 de diciembre de 2016, en el paredón de Avda. Dorrego y Avda. del Libertador, pintaron un mural con el rostro de María Guillermina Cabrera Rojo: Una beba de poco más de tres años de edad, hija del Mayor David René Cabrera. Fue asesinada el 12 de Marzo de 1960 por el “Ejército de Liberación Nacional – Movimiento Peronista de Liberación Uturuncos” con una bomba colocada en la casa familiar que también hirió a sus padres y a sus hermanos de cinco y seis años de edad.


Se trata de la primer víctima del terrorismo que se registró en nuestro país. María Guillermina Cabrera Rojo, tenía 3 años, cuando en la madrugada del 12 de marzo de 1960, una bomba explotaba en la casa de su familia en el medio de la noche, mientras todos dormían. En el momento de la detonación, se encontraban todos durmiendo, Papá, Mamá y cuatro de los seis hijos del matrimonio. Su hermano Paulo nos hizo llegar estas palabras: “Que la pérdida de María Guillermina, Gimy, como le decíamos, sirva para algo, que su vida y las de tantos otros, no sea un costo en vano, que nos sirva para recordar que estos “jóvenes idealistas” no despertaron en los 70, que esto llevó tiempo de preparación, el ruido de lo que venía estaba, pero era más fácil mirar para otro lado, no sigamos cometiendo los mismos errores, mantengamos fresca la memoria y la verdad desde sus orígenes, para no volver a caer en lo mismo. Hoy solo les quiero mostrar la foto de mi hermana, con esa cara de muñeca y que acompañen a mi familia en la oración, para que el ángel de María Guillermina nos acompañe”.

El mural recordatorio de la primera víctima del terrorismo en la Argentina se pintó el Día Internacional de los Derechos Humanos, para que todos los argentinos recordemos que las víctimas del terrorismo también tenían Derechos Humanos. Ya es hora que el estado y la sociedad reconozcan y reparen a estas víctimas olvidadas.