jueves, 21 de septiembre de 2017

JUICIO EN TUCUMÁN


El Poder Judicial argentino perdió completa objetividad con la ignorancia y parcialidad demostradas en el juicio en Tucumán por el Operativo Independencia, cuando desconoció la jerarquía y la responsabilidad del plano político del gobierno de María Estela Martínez de Perón. La dirigencia política en 1975 firmó tres decretos secretos con los que ordenó aniquilar a los elementos subversivos que actuaban en territorio nacional. La semana pasada condenaron a miembros de las Fuerzas Armadas que cumplieron esa orden, mientras que Isabel Perón nunca fue citada a declarar. Por la Constitución nacional, ella fue la comandante en jefe de las Fuerzas Armadas en tal período, por lo que es la primera responsable y debería haber prestado testimonio. El gobierno de Macri se excusa de "los juicios de lesa humanidad" diciendo que son competencia de la Justicia, pero se presenta como querellante y trata de simpatizar con los organismos de DD.HH. que apañan la mentira que existe en todo este negocio.

David San Román

DNI 36.346.156

No hay comentarios.:

Publicar un comentario