miércoles, 27 de junio de 2018

LAS VÍCTIMAS DEL TERRORISMO NO TUVIERON DERECHOS HUMANOS


ANIVERSARIO 42° DEL ATENTADO CONTRA LA POLICÍA FEDERAL ARGENTINA EN 1976
En muy pocos días se cumple el 42° aniversario de ese monstruoso atentado terrorista en nuestro país y del que hoy parece que la mayoría de la sociedad ha olvidado. En 2011 publicamos una nota, cuyo link dejamos a continuación, y que sirve de “recordatorio” de tantas víctimas y sus victimarios... ahora nos gobierna Cambiemos, pero ¿algo ha cambiado?


Esta misma nota fue publicada el viernes, 27 de junio de 2016 y tiene plena vigencia a pesar del cambio de gobierno producido el ya casi lejano 10 de diciembre de 2015.

El principal problema está en la Justicia, institución que se rindió a una asociación ilícita como fue el gobierno de Néstor y Cristina Kirchner, varias veces denunciados por el desmantelamiento del estado y sus instituciones.

Esa Justicia no estuvo a la altura de las circunstancias y responsabilidades, fue prevaricadora, coptada y cómplice de los ladrones que se robaron literalmente las arcas del país, el dinero del pueblo y pretendieron robarse la historia tergiversándola.

Esa misma Justicia fue usada políticamente para destruir a las Fuerzas Armadas, instituciones que podían ser el principal obstáculo para que los Kirchner cumplieran su cometido: el latrocinio y la venganza del terrorismo vencido por las armas… con la única finalidad de quedarse alternativamente en el poder.

A pesar de sus promesas de campaña, el actual gobierno no hace cumplir la ley, no soluciona el grave problema creado a consecuencias de una errada política de estado enunciada por el mismo presidente de Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti. Permite que continúen los juicios mal llamados de “lesa humanidad”, los que está demostrado son nulos de nulidad absoluta. Y los Soldados de la Patria que nos defendieron de la agresión comunista internacional continúan muriendo en prisión.

Se dice que el principal problema que enfrenta este gobierno es la economía y que no logra domar a la inflación, humildemente nos permitimos disentir: ese flagelo económico es muy importante, pero más importante es brindar la seguridad jurídica. Y allí apunta nuestro reclamo: el estado debe revisar (auditoría jurídica mediante) y corregir todo lo actuado en el marco de los juicios que llevó adelante para erradicar las consecuencias de la violencia de los años ’70, a los que nadie desea regresar.

Toda la sociedad debe reflexionar sobre los errores cometidos y el modo en que se puede prevenir en el futuro un sufrimiento semejante.