domingo, 30 de septiembre de 2012

El Gral. Perón y la Guerra Contrarrevolucionaria


El día de ayer publicamos la nota "Tomar el Toros por las astas" presentando una vez más nuestra propuesta para alcanzar la ansiada Pacificación Nacional Definitiva, y creemos haber dejado claro la mirada hemipléjica que tiene el poder de turno, para juzgar los hechos del pasado y que corresponden al juicio de la historia.

Esa historia deberá juzgar los hechos acaecidos en el país durante los siglos XX y XXI… es decir que sus tiempos son más largos, objetivos y alejados de peligrosas interpretaciones intencionadas… especialmente si fueron impulsadas por la venganza y el odio.

Solamente han sido sometidos a la justicia una sola parte de la contienda de guerra civil limitada que enluto a la Argentina de los años ’70, ellos son los miembros de las Fuerzas Armadas, de Seguridad, Policiales, penitenciarias y de otros organismos de estado que cumplieron la orden, emanadas de los más altos estamentos del estado, para aniquilar a la subversión terrorista. La otra parte, la que corresponde a los guerrilleros, infiltrados en la sociedad, y que pretendían tomar del poder del estado por la violencia… se encuentra libre de culpa y cargo.

Para juzgar a sus vencedores, el poder de turno haciendo uso indebido de la política de derechos humanos ordenó a la justicia que cometiera verdaderas “aberraciones jurídicas” y debieron diseñar un “derecho a medida de una venganza impiadosa”.


Los políticos de todo signo, aceptaron las decisiones del poder de turno y fueron muy pocas las voces que se alzaron en defensa del lado correcto. El terrorismo ganó la Guerra Psicológica, para ello hicieron:

  1. Mediante la ideología, judicializaron la Guerra Contrarrevolucionaria e hicieron pasar al olvido la Guerra Revolucionaria, que ellos mismos declararon.
  2. Impusieron mediante la justicia verdaderas “aberraciones jurídicas” que sacaron a los soldados –de cualquier grado- del estado de derecho que les correspondía:
    • Condena por aplicación de prisiones preventivas permanentes, y no ajustada a sus fines cautelares, en violación al principio constitucional de inocencia.
    • Negación de excarcelaciones bajo fianza y violación del principio de inocencia.
    • Elección del derecho con el que se va a juzgar  y principio de garantía del juez natural.
    • Anulación de las Leyes de Punto Final y Obediencia Debida.
    • Violación del principio de prescripción de los delitos comunes imputados.
    • Violación del principio de igualdad ante la ley.
    • Violación del principio de irretroactividad de la ley penal.
    • Violación del principio de cosa juzgada y negación de los derechos adquiridos.
    • Violación del principio de aplicación de la ley más benigna.
    • Interpretación del crimen por analogía y desconocimiento de la responsabilidad individual.
    • Violación del principio de territorialidad.
    • Violación del Principio Nullum Crimen Sine Lege Praevia.
    • Permanente adaptación del derecho a las necesidades políticas.
    • Violación del principio de doble instancia.


Podríamos continuar con una más extensa lista de las aberraciones jurídicas, pero eso lo dejamos para los profesionales del Derecho. Sí queremos destacar una frase de la defensa póstuma del señor abogado Dr. Alfredo Solari, que pronunciara durante su alegato ante el TOF 5 en la causa ESMA:

“LA DEFENSA YA NO RESULTA INVIOLABLE SINO VIOLADA”.

Es muy duro reconocerlo, pero los Presos Políticos de la Argentina ya saben que sus condenas están escritas desde hace rato y ellos no obtendrán justicia… si no la venganza de los terroristas aplicada por el poder de turno a través de los jueces con obediencia debida.

No escapa al conocimiento de nadie que las resistencia peronista fue organizada en Argentina y monitoreada desde Puerta de Hierro en Madrid, desde allí fueron alentadas las “organizaciones especiales” devenidas posteriormente en bandas terroristas, que no vacilaron en desobedecer y atacar el riñón del viejo líder.

El mismísimo Perón temió ser víctima de los terroristas, quienes asesinaron a su hombre más leal, José Ignacio Rucci. Pero no es solo esta víctima a la única que hay que rescatar, hay miles que claman desde el limbo del olvido. Por ejemplo: el 19 de enero de 1974 se produjo el ataque a la Guarnición Militar de Azul, dos días después el Presidente de la Nación y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, emitía el siguiente radiograma:

Radiograma G6777 132/74
Lunes 21 de enero  de 1974
A TODOS LOS COMANDOS, ORGANISMOS Y UNIDADES DE LAS FUERZAS ARMADAS DE LA NACION ARGENTINA PRIORIDAD "F" TXT

Como comandante en Jefe de las Fuerzas  Armadas y soldado experimentado luego de más de sesenta años de vida en la  Institución, quiero llegar directamente a ustedes para expresarles mis felicitaciones por el heroico y leal comportamiento con que han afrontado el  traicionero ataque de la noche del sábado 19 de enero de 1974.

Los ejemplos  dados por los jefes y oficiales que han llegado hasta ofrendar sus vidas, tuvo  la misma repercusión en los suboficiales y soldados que -con su valentía y  espíritu de lucha- repelieron la agresión, con la colaboración de la Armada y  la Fuerza Aérea.

Quiero asimismo hacerles presente que esta lucha en la que estamos empeñados, es larga y requiere en consecuencia una estrategia sin  tiempo. "El objetivo perseguido por estos grupos minoritarios es el pueblo  argentino, y para ello llevan a cabo una agresión integral".

Por ello, sepan  ustedes que en esta lucha no están solos, sino que es todo el pueblo que está  empeñado en exterminar este mal, y será el accionar de todos el que impedirá  que ocurran más agresiones y secuestros.

La estrategia integral que conducimos  desde el gobierno, nos lleva a actuar profundamente sobre las causas de la violencia y la subversión, quedando la lucha contra los efectos a cargo de  toda la población, fuerzas policiales y de seguridad, y si es necesario de las  Fuerzas Armadas.

Teniendo en nuestras manos las grandes banderas o causas que  hasta el 25 de mayo de 1973 pudieron esgrimir, la decisión soberana de las  grandes mayorías nacionales de protagonizar una revolución en paz y el repudio  unánime de la ciudadanía, harán que el reducido número de psicópatas que va quedando sea exterminado uno a uno para el bien de la  República...

Vaya mi palabra de consuelo para los familiares que  perdieron a sus seres queridos, de aliento para los heridos y de esperanza  para las familias del Coronel GAY y Teniente Coronel Ibarzábal

Tengan la certeza de que todo el poder del Estado está siendo empleado para lograr su  liberación. "Quiera Dios que el heroico desempeño de todos ustedes nos sirva  siempre de ejemplo”.

Firmado: JUAN DOMINGO PERÓN, PRESIDENTE DE LA  NACIÓN.


Queda claro entonces que la estrategia integral conducida por el gobierno democrático del presidente, elegido con el mayor porcentajes de votos de la historia argentina, fue la de  aniquilar a los terroristas, uno por uno. El Radiograma G6777 132/74, es un documento histórico inobjetable. Todo lo actuado por la justicia y el Congreso de la Nación, en lo referente a los juicios contra los llamados “crímenes de lesa humanidad”,  desde 2003 en adelante están viciados de nulidad absoluta.

Sinceramente,

Pacificación Nacional Definitiva
por un Nueva Década en Paz y para Siempre

No hay comentarios.:

Publicar un comentario