viernes, 4 de enero de 2013

MENDOZA. CARTA DE UN PRESO POLÍTICO VETERANO DE MALVINAS Y COMBATIENTE CONTRA LA SUBVERSIÓN DE LA DÉCADA DEL 70.

Coronel Veterano de Guerra Malvinas y Prisionero político,  es injustamente detenido por el juez subrogante Dr. Eduardo Puigdéngolas, del Juzgado Federal de San Rafael.  Continúa la "venganza setentista" contra todos aquellos que combatieron a la subversión en la década del 70. 


Penal de San Felipe (Mendoza), 29 de diciembre 2012

Conciudadanos:

Levantado el secreto de sumario estoy en condiciones de defenderme. Corría el año 1976, siendo un joven subteniente fui destinado al Regimiento de Infantería de Montaña N° 11, en Tupungato. Recibí la orden de mi jefe de Regimiento de trasladarme a EL NIHUIL, poniéndome a órdenes del jefe militar de la ciudad de San Rafael; dicho jefe me ordena ocupar las tres usinas hidroeléctricas, para brindar seguridad, ante la certeza que podrían, efectivos del ERP, intentar un atentado cosa que ocurrió días más tarde con la N°1 , no pasando a mayores por el accionar de mis soldados. Las personas del campamento de energía eran muy cordiales, atendiéndome en todo momento, lo que me permitía concurrir a reuniones o comidas, el jefe general había puesto una casa y camioneta a mi disposición. Dado que pasaron 36 años no recuerdo la fecha exacta, pero sí que me ordenan desde San Rafael detener a un gremialista y derivarlo a dicha ciudad. Procedí a ir con mi encargado de Sección de Infantería y el Sr. policía del lugar; le comuniqué la orden recibida y lo envié en el vehículo que había venido a buscarlo.

una de las varias centrales hidroelectricas que hay en el cañon


En abril, no recuerdo la fecha exacta, me retiré definitivamente de EL NIHUIL. Enterándome por mi novia, luego esposa, que era de ese campamento, que el Sr. Había regresado y estaba bien.

Nunca en mi carrera militar tuve necesidad de torturar o maltratar persona alguna.

Combate en el monte tucumano

YO SOY UN SOLDADO, no un asesino, psicópata. Por supuesto en Tucumán entré en combate contra efectivos del ERP; me mataron un soldado y un cabo1° y mis soldados repelieron la emboscada a mis órdenes, reduciendo a los guerrilleros totalmente. Pero sería en MALVINAS donde me cansé de matar ingleses y no tuve ninguna baja, pero fue una guerra clásica con los códigos y respetos para el enemigo o que determinara la convención de Ginebra.

Combate en la tundra de Malvinas

Mis villeguences, esto que sufro es una nueva entrada en Servicio donde Dios me pide sufrir por mi salvación. Es la venganza de los que quisieron tomar el poder destruyendo todas las instituciones del país incluyendo los poderes institucionales, corrompiendo y enfrentando a toda la sociedad, son los jefes guerrilleros que huyeron salvándose, condenando a los jóvenes idealistas que creían en ellos y en su plan.

Jóvenes de Villegas basta de vivir engañados, pregunten a sus padres lo que realmente pasó, si no concurran al archivo de algún diario y lean las noticias de los años 75 al 77 y verán que no les miento. NO DEFIENDO LA CONDUCCION MILITAR DEL PROCESO, pero los jóvenes como yo teníamos ideales que defender, que era, ni más ni menos, que la integridad de la República. También reflexiono porque somos el único país en Latinoamérica que no olvida el pasado (haciendo justicia, LEAN EL “NUNCA MAS”, prologado por el extraordinario escritor Sábato) y nos unimos para ser la Argentina que soñaron nuestros PADRES de la PATRIA. Todos nuestros hermanos en Latinoamérica se unieron y hoy son países íntegros, prósperos, sin rencores, hasta en España el juez Garzón quiso investigar al Franquismo y la corte suprema de ese país, lo destituyó (no remover el acuerdo alcanzado en la Moncloa) y se refugió ¿dónde?, en Argentina, con las madres de plaza de mayo cobrando un suculento sueldo por enseñar en la Universidad de ellas.

juez español Baltasar Garzón, inhabilitado en España

Mis vecinos unámonos, purguemos nuestras culpas pero terminemos de una vez con las discordias y trabajemos por la grandeza de esta Argentina, de la Virgen María, que nos necesita, basta de rencores, porque atacan todo aquello que no le es fiel y acorde con su pensamiento, hoy somos un país, donde nadie nos cree, no se invierte, no hay justicia y donde no hay paz. Mis amigos del hospital recen por mí.
¡¡¡¡¡¡¡¡VIVA LA PATRIA!!!!!!!!

Coordialmente

RAFAEL FRANCISCO BITTI
Coronel Veterano de Guerra Malvinas y Prisionero político
DNI 10 643 134

Se ruega amplia difusión.

Dulio I. Chaparro

Publicado en :

NOTA: Las imágenes y negritas no corresponden a la nota original.