lunes, 22 de abril de 2013

EL SECUESTRO DE LA JUSTICIA


18/04/2013                                                         
Por Mauricio Ortín

Constituye un error generalizado del ámbito periodístico el atribuir a la presidente Cristina Kirchner la responsabilidad mayor por el copamiento totalitario sobre el Poder Judicial de la Nación. Si bien el régimen de la señora tiene más de tiranía demagógica que de república, en su avance despótico no puede, sin embargo,  avasallar algunas formas elementales del Estado de Derecho. Para hacer realidad sus manejos debe, irremediablemente, convertirlas en ley con el concurso de los legisladores nacionales. Son, fundamentalmente, los representantes del pueblo y de las provincias los verdaderos responsables de la sanción de la ley de “democratización de la Justicia”. A ninguno de estos Cristina le pone una pistola en la cabeza para que aprueben, entre gallos y medianoche, semejante mamarracho fascista. Es que modificar sustancialmente las reglas para elegir o expulsar jueces amerita un amplio, largo, acabado y profesional debate  con todos los estamentos competentes e incumbidos de la sociedad; y, ni uno solo de los cientos de los “levantamanos K” del Congreso exigió la irreemplazable y valiosa opinión de las universidades, de los colegios de abogados, de las asociaciones de magistrados, de los juristas de renombre, de los partidos políticos, de los gobiernos provinciales. Ni siquiera la Corte Suprema de Justicia de la Nación mereció ser consultada. Aparentemente, nada nuevo o bueno podrían aportar aquéllos o algunos otros a la “genialidad” y al “patriotismo” de Cristina. Pareciera que para los “levantamanos K”,  la palabra de Cristina es algo así como la ley en estado puro a la que sólo resta darle forma legal. En el fascismo, donde el legislativo y el judicial son una extensión del ejecutivo, el poder así funciona. Ahora bien, en el sistema republicano dicha sumisión constituye un absurdo desde donde así se lo mire. Ello, principalmente, porque estos “levantamanos” son representantes de los ciudadanos que los votaron y no del Poder Ejecutivo. Hacer las veces de escribanos de los gobernantes de turno en lugar de controlar al Poder Ejecutivo es ya un acto de traición a los mandantes. Más aún, consentir en una democracia el aniquilamiento de la independencia y soberanía del Poder Judicial debiera ser, para los legisladores, el traspasar un rubicón con secuelas penales. Párrafo aparte merecen los gobernadores kirchneristas de las Provincias Unidas del Río de la Plata (indiscutiblemente, los revolucionarios que hicieron de la sumisión un cultivado y exquisito arte) quienes, ante la violación flagrante de la Constitución, no se sabe si están de acuerdo, en desacuerdo o admiten ambas posiciones. No hace falta estudiar mucho para advertir que tanto al gobernador de la Provincia como los legisladores que votan a favor de la reforma judicial K, la independencia de la justicia, como la libertad, la propiedad y el bienestar de sus comprovincianos les importa un pito. No van a arriesgar ni un céntimo del calorcito del poder kirchnerista tras cuestiones como el derecho “humano” a una justicia independiente. Ya vendrán tiempos en los que, execrar a Cristina y Néstor, será tenido por revolucionario y les escucharemos endechas emocionadas en defensa de jueces independientes. Ah, ahí verán de verdad lo que es ser antikirchnerista de la primera hora (de hoy).


Es un error conceptual concebir que la fortaleza de los populismos totalitarios reside, fundamentalmente, en la cabeza de éstos. Por lo contrario, el secreto de su continuidad y eficacia se encuentra en que los que sostienen la pirámide totalitaria no son directamente afectados por los embates al líder. Siempre lo sobreviven, casi indemnes, bajo las polleras o pantalones del nuevo jefe. De allí que la estrategia republicana debe concentrarse en el modelo populista totalitario en bloque, más que en su líder de turno. En el caso, por ejemplo, de esta ley kirchnerista para someter a la Justicia al Poder Ejecutivo se debería hablar menos de Cristina que de los “levantamanos” (verdaderos soportes del modelo). A quienes, exponiéndolos como lo que son (secuestradores de la democracia) debiéramos desenmascarar, denunciar y pedir explicaciones por su indigna conducta golpista.




Art. 29.- El Congreso no puede conceder al Ejecutivo nacional, ni las Legislaturas provinciales a los gobernadores de provincia, facultades extraordinarias, ni la suma del poder público, ni otorgarles sumisiones o supremacías por las que la vida, el honor o las fortunas de los argentinos queden a merced de gobiernos o persona alguna. Actos de esta naturaleza llevan consigo una nulidad insanable, y sujetarán a los que los formulen, consientan o firmen, a la responsabilidad y pena de los infames traidores a la patria.


Estos son 30 de los 39 Senadores que deben ser juzgados por ALTA TRAICION A LA PATRIA!

Senadores  TRAIDORES A LA PATRIA, que votaron la Ley de Democratización de la Justicia mientras el pueblo estaba manifestándose en contra de los abusos.

Debemos JUZGARLOS Y QUE ENTIENDAN CUAL ES LA VOLUNTAD POPULAR.

Barrionuevo, Walter B. (Alianza Fte. para la Victoria – Jujuy)
Bermejo, Rolando Adolfo (Alianza Fte. para la Victoria – Mendoza)
Blas, Inés I. (Catamarca - Frente para la Victoria )
Bongiorno, María José (Río Negro - Alianza Frente para la Victoria)
De la Rosa, María G. (Formosa - Alianza Frente para la Victoria)
Fellner, Liliana Beatriz (Jujuy - Alianza Frente para la Victoria)
Fernández, Aníbal (Buenos Aires - Alianza Frente para la Victoria)
Filmus, Daniel F. (Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Alianza Frente para la Victoria)
Fuentes, Marcelo J. (Neuquén - Alianza Frente para la Victoria)
Godoy, Ruperto Eduardo (San Juan - Alianza Frente para la Victoria)
González, Pablo G. (Santa Cruz - Alianza Frente para la Victoria)
Guastavino, Pedro Guillermo A. (Entre Ríos - Alianza Frente Justicialista P/la Victoria)
Irrazábal, Juan Manuel (Misiones - Frente para la Victoria)
Labado, María Ester (Santa Cruz - Alianza Frente para la Victoria)
Leguizamón, María Laura (Buenos Aires - Alianza Frente para la Victoria)
Luna, Mirtha M. T. (La Rioja - Alianza Frente para la Victoria Riojano)
Mansilla, Sergio Francisco (Tucumán - Frente para la Victoria)
Mayans, José Miguel Ángel (Formosa -Alianza Frente para la Victoria)
Parrilli, Nanci María Agustina (Neuquén - Alianza Frente para la Victoria)
Pérsico, Daniel Raúl (San Luis - Alianza Frente para la Victoria)
Pichetto, Miguel Ángel (Río Negro - Alianza Frente para la Victoria)
Riofrío, Marina Raquel (San Juan - Alianza Frente para la Victoria)
Rojkes de Alperovich, Beatriz Liliana (Tucumán - Frente para la Victoria)
Ruiz Díaz, Elsa B. (Entre Ríos - Alianza Frente Justicialista P/la Victoria)
López, Osvaldo R. (Tierra del Fuego - Afirmación para Una República Igualitaria)
Díaz, María Rosa (Tierra del Fuego - Afirmación para Una República Igualitaria)
Latorre, Roxana (Santa Fe - Alianza Santa Fe Federal)
Lores, Horacio (Neuquén - Movimiento Popular Neuquino)
Higonet, María de Los Ángeles (La Pampa – Justicialista)
Roldán, José María (Corrientes - Alianza Frente de Todo