sábado, 14 de mayo de 2016

CUANDO ARGENTINA NO ES UN BUEN EJEMPLO

El Movimiento Justicia y Reconciliación de Guatemala se solidariza con el dolor que nos producen la situación de nuestros Presos Políticos y nos ponen como un mal ejemplo en una exhortación a su propia Familia Militar.

Normalmente nuestro país se distinguía porque nuestros hermanos latinoamericanos, antaño nos tenían como un ejemplo a seguir. Desde que se decidiera juzgar a las FFAA argentinas por supuestos delitos de lesa humanidad, ese concepto ha cambiado y nuestros vecinos miran con recelo el ingrato destino que hemos asignado a nuestros soldados. Esos circos judiciales, apartados de derecho y que no han garantizado para nada un juicio justo, nos han puesto en un lugar desde el cual cada día se hace más difícil volver.

Ya no se trata de una herencia recibida, se trata de tomar el toro por las astas y resolver con el valor de un autentico estadista el problema generado a la Nación en  instituciones fundacionales de la república.

Sinceramente,

Pacificación Nacional Definitiva
por una Nueva Década en Paz y para Siempre

Reflexión
Para la familia militar de Guatemala

En Guatemala se da una situación similar a la que vive Argentina, por el camino que lleva los presos políticos militares y lamentablemente no saldrán y aún más, ingresaran otros.

Y dada las avanzadas edades y estados de salud de los presos políticos y la tensión nerviosa que la situación les hace pasar, se acentúan sus enfermedades y nacen otras, como: diabetes, Presión alta, enfermedades gástricas, como gastritis, ulceras y otras, pero una de las más importantes es la depresión, que los lleva a abandonarse a su situación y las noticias de fallecimientos se podrán dar en la medida que pase el tiempo.

Sin la unión de la familia, militares en retiro y el apoyo del propio ejército, para levantar la voz y tomar acciones que obliguen a las autoridades a desistir de la persecución militar y sacar del cautiverio a los presos políticos, entonces el camino de los presos políticos militares de Guatemala, será similar a los presos políticos militares de Argentina.


FUENTE: Diario Correo “DCI”  – Por una Guatemala Mejor – 10 de mayo de 2016.