sábado, 25 de marzo de 2017

RECONCILIACIÓN


El lunes pasado estaba volviendo en colectivo de la Facultad de Ingeniería (UBA) cuando vi un cartel en la calle. Era una invitación a la marcha por el Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia, en conmemoración de los desaparecidos de la última dictadura militar, realizada ayer. Una frase de este cartel me llamó la atención: "No a la reconciliación". Lo primero que pensé es lo fuerte de esta frase. Alguien que no se reconcilia es alguien que tiene rencor, y alguien con rencor no puede hacer el bien. Nunca. En segundo lugar pensé en la ridiculez de la frase. ¿No a la reconciliación con quién? ¿Las fuerzas armadas? O sea que la Argentina está condenada a subsistir sin defensa, con un organismo (básico en una república) totalmente en ruinas. ¿O se refiere a la reconciliación con los que encabezaron la dictadura? La mayoría están muertos.

Este cartel es una invitación al odio, al enfrentamiento. ¿De verdad necesitamos eso en una sociedad que ya está dividida en casi todos los aspectos, desde el fútbol hasta la política? Me pregunto cuándo nos vamos a dar cuenta de que si queremos que nuestro país sane y crezca, necesitamos eso mismo que se rechaza en el cartel: la reconciliación.

Matías Marcó del Pont
DNI 40.649.246