sábado, 6 de mayo de 2017

PERDÓN TENIENTE CORONEL…


Perdón Teniente Coronel…

Como argentino me veo en la necesidad de pedir su perdón. Perdón por el olvido de la sociedad y el desinterés sobre los valores que hacen a un Patriota y a un Héroe de guerra. Perdón por tener las autoridades que tenemos y por la anomia que se abate sobre los argentinos. Perdón por las falsas promesas de campaña de nuestros gobernantes, perdón por los legisladores y funcionarios judiciales, réprobos de vergonzosa catadura moral.

Hoy Usted, abatido por la perversa negativa de asilo de la Nunciatura,  no ha dudado sin embargo un instante en estar a derecho poniendo cuerpo y alma ante uno de tantos prevaricadores seriales, recibiendo acusaciones de un fiscal corrupto y denuncias de testigos mendaces... no ha dudado, al igual que ayer tampoco dudó en  la guerra de Malvinas bajo nuestra querida celeste y blanca, ni cuando en La Tablada dejó jirones de sangre en aquella cruenta asonada…

Usted no dudó en defender nuestro pabellón, nuestra soberanía, nuestra República, sea ante el usurpador británico o ante los asesinos terroristas traidores a la Patria…


Tampoco dudó en devolver la Condecoración Presidencial que le fuera concedida como Héroe de Guerra en Malvinas, cuando en el año 2000, en una burla a nuestra soberanía, fueron amnistiados los terroristas del MTP… aún recuerdo su dolorido comentario: "Señor presidente, me siento total y absolutamente defraudado".

Y hoy la justicia prevaricadora una vez más nos mueve a pensar si no hubiera sido más simple dejar que las bandas de terroristas asesinos siguieran cebados en sangre y fuego sobre la República, sus habitantes e instituciones para finalmente transformarnos en lo que ellos propugnaban: El ejemplo de Venezuela y Cuba está a la vista.

Sr. Tte. Coronel don Emilio Guillermo Nani…. PERDÓN!

Juan Manuel Otero