viernes, 28 de julio de 2017

CARTA DEL FORO DE ALMIRANTES A LA MINISTRA DE SEGURIDAD


La amañada y publicitada detención de personal retirado de la Armada, que jamás había recibido citación ni notificación en causa judicial alguna y que fue falsamente etiquetado como prófugo, no sólo viola normas elementales de derecho sino que cuestiona severamente la ética de los procedimientos “republicanos” que se aplican hoy en la Argentina.

Buenos Aires, 25 de julio de 2017

A la Sra. Ministra de Seguridad de la Nación
Lic. Patricia Bullrich
Gelly y Obes 2289-8°
BUENOS AIRES


De nuestra consideración:

Nos dirigimos Usted no solamente en la calidad de ciudadanos argentinos, sino también y especialmente en la de Integrantes del Foro de Almirantes Retirados, en cuya representación firmo esta presentación, entidad que agrupa a los oficiales de esas jerarquías que han pasado a situación de retiro adoptando una figura semejante a una asociación civil sin fines de lucro no inscripta.

Si bien cada uno de nosotros, a título personal, conserva su estado militar y depende de la Armada, el Foro de Almirantes Retirados no es parte integrante, ni depende de aquélla. El Foro mantiene los objetivos, ideales y esperanzas que tenía cuando Ud. nos visitó para presentarnos algunos aspectos de la que habría de ser la política militar del gobierno del Presidente Macri, presentación que reforzó la idea que comenzaría a haber justicia para las FFAA…

Nuestro objetivo ha sido siempre aprovechar las valiosas experiencias de quienes lo integran para colaborar en la solución o en el análisis de distintos problemas relacionados con la Armada.

En los últimos años hemos estado abocados principalmente a la ayuda a nuestros camaradas presos que sufren una verdadera parodia de justicia devenida en persecución y venganza. Y que integran un grupo por demás preocupante por el número y por estar de hecho abandonados de la mano de Dios.

Ninguno de los detenidos, con condena firme o sin ella, ha tenido a lo largo de las diversas etapas, lo que resumiría como “el debido proceso” ignorándose para ellos las normas mínimas del derecho penal. Al asumir el gobierno que Ud. integra teníamos esperanzas de que comenzaría a aplicarse la Constitución Nacional, partiendo de las directrices del gobierno de asegurar la transparencia y la verdad en todos los actos del gobierno.

No recurrimos a Usted por los aspectos de justicia por no corresponder, sino por hechos de abierta violación a las normas de Verdad, Transparencia y Rectitud que deberían guiar a todo gobierno y a éste en especial.

Días atrás fue detenido nuestro consocio Contraalmirante Rodolfo Luchetta y cuatro camaradas más, los Capitanes de Navío Rubattino y Bilesio, el de Fragata Giromini y el Suboficial Conti.

Los procedimientos fueron con gran despliegue y con una publicidad oficial efectuada por el Ministerio a su cargo, que agrego a la presente.

Asombra el hecho que sea falsa y una verdadera calumnia, propia para celebrar el éxito de la captura de una banda de peligrosos delincuentes tras un laborioso trabajo de inteligencia y persecución y no de ciudadanos que se han mantenido a derecho, viven sin ocultación alguna en Argentina y nunca fueron citados por la justicia.

Esta aseveración está basada en las siguientes observaciones:

1. En su título el comunicado anuncia como gran éxito la detención de cinco prófugos figura, la de prófugo, en la que nunca incurrieron, pues

a.  Nunca fueron citados en la causa, ni recibieron notificación alguna.

b.  Conservaban su estado militar, y el grado.

c. Cobraban sus haberes de retiro  través de instituciones relacionadas con la defensa.

d.  Tenían domicilio conocido y registrado en la Armada, de la que dependían.

2.  En otros párrafos hace saber que la captura fue un éxito gracias a la exhaustiva pesquisa llevado a cabo por el Comando Unificado Federal de Recaptura de Evadidos (CUFRE) esta sobrevaloración del esfuerzo y la eficacia del mencionado comando movería a risa sino fuera por lo trágico de la situación.

3.  Finalmente encuadra como culpables de cometer delitos de lesa humanidad a todos los oficiales y al suboficial mencionados, quienes nunca habían sido acusados, haciendo caso omiso de los artículo 18 y 109 de la Constitución Nacional que consagran el principio de inocencia y de no injerencia del PE.

Señora Ministra desde nuestro punto de vista éste es un hecho impropio de un gobierno que tiene como bandera la defensa de la República a través de la verdad y transparencia.

Sin otro particular, la saludamos atentamente.

Almirantes Emilio Molina Pico y Gastón Erice.
Vicealmirantes Rodolfo Tettamanti y Eduardo Llambí.
Contraalmirantes Luis Alberto Carbajal, Néstor Carbonetti, Oscar Abriata, Basilio Pertiné, Julio Covarrubias, Roberto Agotegaray, Carlos Castro Madero y Carlos María Ramiro.

Agregado 1

Comunicado de prensa del Ministerio de Seguridad


Detuvimos a cinco prófugos por delitos de lesa humanidad durante la dictadura

El Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Baldrich, detuvo a 5 ex oficiales de la Armada acusados de secuestrar, torturar, asesinar y desaparecer ciudadanos durante la última dictadura militar. 

Fue a través de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, que allanó cuatro domicilios en Capital Federal, Punta Alta y Bahía Blanca, a raíz de una investigación para dar con el paradero de los prófugos.

Las capturas de los ex oficiales se enmarcan en el ámbito del Comando Unificado Federal de Recaptura de Evadidos (CUFRE), programa que coordina el Ministerio de Seguridad a través de la Secretaría de Seguridad que encabeza Eugenio Burzaco. Dese la puesta en marcha del CUFRE, ya fueron detenidas más de 3.700 personas que se encontraban evadidas de la justicia.

Efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, institución que comanda Alejandro Itzcovich Griot, realizaron una exhaustiva pesquisa y allanaron dos domicilios en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde se detuvo al ex almirante Rodolfo Carmelo Francisco Luchetta y al ex capitán de navío Heberto José Rubattino.

En simultáneo, se procedió a requisar otras dos viviendas en las localidades de Punta Alta y Bahía Blanca, donde el personal de la fuerza arrestó al ex suboficial mayor Luis Oscar Conti y al ex capitán de navío Mario José Bilesio. Por último, en el aeropuerto internacional Ministro Pistarini de Ezeiza, se aprehendió al ex capitán de fragata Pedro Eduardo Giromini. 

Los detenidos, culpables de cometer delitos de lesa humanidad durante la última dictadura militar, quedaron incomunicados y privados de su libertad bajo las órdenes del Juzgado Federal N° 1 de Bahía Blanca, a cargo de Walter López Da Silva y la Unidad Fiscal que investiga el terrorismo de estado en la misma ciudad. 

Prensa Ministerio de Seguridad de la Nación

Carlos Cortés
1564019921

Leonardo Neumann
1562257623

Clara Hermansson
1536590948