miércoles, 28 de marzo de 2012

FALSEDAD INOCULTABLE SOBRE EL 24 DE MARZO


24 de marzo ...: 36° ANIVERSARIO DE UNA FALSEDAD INOCULTABLE

36° ANIVERSARIO DE UNA FALSEDAD INOCULTABLE
Vengo de la región más difícil y tal vez la más espinosa; vengo de la adversidad. Traigo conmigo los anhelos más sagrados que defiendo y traduzco como me lo impone mi patriotismo y mi deber como ciudadano. Me lo reclama la situación del País, me lo exige la situación caótica en que ha entrado nuestra Nación toda.


El 24 de marzo de 1976, fue consecuencia directa de todos los sucesos políticos que conmovían profundamente las bases de la gobernabilidad. Eran épocas de gran agitación popular, generadas y llevadas a cabo por organizaciones subversivas, con el objeto de desestabilizar el poder, destruir las FFAA y tomar el poder. La pasión tendía ejercer su influencia y sobreponerse a la razón, la Justicia y a los más fundamentales artículos de nuestra Constitución Nacional.

Agitados por la tempestad política que conmovía el edificio nacional y todas sus Instituciones, la mayoría oficialista estaba comprometida de una u otra manera con estos grupos subversivos, comprometiendo el destino de las próximas generaciones que nos sucederían, dando por tierra el imperio de nuestra Constitución y avasallando el más sagrado de los derechos: LA LIBERTAD.

El gobierno peronista de María Estela Martínez de Perón había perdido en el escabroso camino político, de aquellos tiempos, las nociones de gobierno libre y representativo; y aún más todas las nociones del sistema Republicano, todos los principios de gobierno Federal.


Nos encontrábamos con sólo un armazón de gobierno que mostraba las exterioridades de un régimen regular y que por dentro era un organismo perverso y en avanzado estado de descomposición, sin entidad ni poder de reacción ante los reiterados ataques perpetrados contra la nación en general y el EJÉRCITO ARGENTINO en particular por parte de grupos subversivos marxistas montoneros y erp. A tal efecto durante el AÑO 1975 el gobierno CONSTITUCIONAL PERONISTA firma los DECRETOS 2770, 2771 y 2772 del año 1975 y su respectiva DIRECTIVA 1/75. Decretos ignorados hoy por los fiscales y jueces del régimen gobernante.

De esta manera se llega al 24 de marzo, donde procediendo con firmeza y teniendo en cuenta lo anormal de las circunstancias, las FFAA encerrándose en una sola y en una misma misión, devolvieron el orden público y en patriótico accionar desbarataron las organizaciones subversivas que asolaban la nación.

Aquel día 24 de marzo, como era ya pedido a voz en cuello, la ciudadanía festejó el fin de una era. Era de muertes y atentados por doquier, de gran desorden institucional generado en el mismo instante que asume en el año 1973 el peronismo al poder. Es digno destacar que no se disparó un solo tiro. TODOS PEDÍAN LA INTERVENCIÓN DE LAS FFAA.

La verdad histórica no es patrimonio de la Cámara Federal ni del Fiscal y mucho menos de las usinas de este régimen. La escriben los verdaderos y respetados historiadores cuyos juicios no están deformados por ideologías ni por intereses políticos o de otra naturaleza, y que no son agentes de la venganza política. Si fuera la verdad histórica no hubiera sido cuestionada públicamente por tantos juristas de renombre del país.

Pero si la toma como verdad histórica, debería reconocer que allí se afirma que existió una guerra revolucionaria en el país y que hubieron más de 22.600 atentados contra toda la población sin distinguir entre militares, policías, civiles, empresarios, sindicalistas, niños, propiedad privada, propiedad estatal, etc. etc. ¿O todos esos no eran argentinos?
 
Hoy, los argentinos de bien, identificados en un centenar de Instituciones pedimos por la LIBERTAD DE LOS PRESOS POLÍTICOS, que en las mazmorras del régimen están demostrando ese orgullo inocultable de haber vencido a la subversión marxista en el campo de batalla y amparados por disposiciones Constitucionales.

Este hecho histórico, cuyos protagonistas obligados por las circunstancias que atravesaba el País, debieron actuar para devolverle la DIGNIDAD a la República , son vejados y arrastrados por todos los juzgados preparados por la mano política e ideológica y NO POR LA DEFENSA DEL DERECHO Y LA JUSTICIA.

Cabe recordar que la Fiscalía elogia a la Cámara Federal creada por el Decreto 158/84 que marcó el comienzo de la inconstitucionalidad de estos juicios POR MANIFIESTA VIOLACIÓN AL ART. 18 DE LA CONSTITUCIÓN Y SACÓ A LAS JUNTAS DE LOS JUECES NATURALES DESIGNADOS POR LA LEY ANTES DE LOS HECHOS DE LA CAUSA.

No es posible consentir esta situación. Yo reputo esta crisis institucional como una inmensa ola que avanza arrastrando en su corriente intereses y esperanzas, para precipitarlos a la bancarrota. La REPÚBLICA fue otrora el pedestal más sólido en que se afianzó la prosperidad del País; la reconozco como el eje principal en torno del cual giran todas las actividades y cuya perturbación, aún más de lo hecho hasta ahora, podría traer trastornos que nadie quiere pensar.

Esta mentira histórica que pretende imponer este gobierno, con todo su rigor y energía, no tendrá buen puerto ni dársena en la VERDADERA HISTORIA de nuestro país.

Es hora de fundar grandes esperanzas en nuestro futuro. Abrazo la esperanza de una nación en PAZ, con JUSTICIA Y CONCORDIA, abriendo grandes brechas al PROGRESO y al BIENESTAR GENERAL con DIOS como fuente de toda RAZÓN Y JUSTICIA.

Fernando A. Castro Pintos

No hay comentarios.:

Publicar un comentario