jueves, 17 de octubre de 2013

LA PARADOJA DE LOS VIOLENTOS




El exjuez español Baltasar Garzón fue condenado en España a 11 años de  inhabilitación por el Tribunal Supremo de esa nación. En un riguroso e implacable fallo ese alto tribunal de la Madre Patria lo encontró responsable de haber conducido arbitrariamente un proceso, por la restricción sustancial del derecho de defensa de imputados en prisión, “sin razón alguna que pudiera resultar mínimamente aceptable”.

Además, el ex juez Garzón está procesado por cohecho y  prevaricato, por haber desconocido el principio de irretroactividad de la ley penal y la ley de amnistía vigente en España, violando así principios liminares del derecho, también avasallados hoy por gran parte de los jueces federales argentinos, en consonancia con la Suprema Corte de Justicia.

Ese oscuro personaje es el niño mimado de la izquierda argentina, se le dio trabajo como asesor de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados de la Nación. También se le otorgó la residencia temporal por un año y renovable. El 29/11/2012, en el acto por el lanzamiento de una nueva etapa del plan de viviendas Procrear, la señora presidente de la nación, Cristina Kirchner, le entregó a Garzón su DNI.


Y es así que entre trabajo, residencia, documentos, conferencias, distinciones y distintas actividades lo han convertido en un “bont vivant” que pasea su “señorío” por distintos espacios de la Argentina.

Ayer miércoles 16/10/2013 fue blanco en Mar del Plata de un nuevo escrache por parte de movimientos sociales y agrupaciones militantes pro etarras, bajo la consigna “Fuera Garzón de la Argentina”.

Según consignó el diario digital marplatense 0223.com.ar, los incidentes ocurrieron durante un homenaje al exmagistrado en el que se lo distinguía como “Visitante Notable” de la ciudad.

Durante el acto, un grupo de manifestantes, interrumpió el homenaje y se generó un acto violento que enfrentó a los grupos “progresistas” reunidos en el salón del Consejo Deliberante, constituyendo una verdadera paradoja por su contradicción. Los mismos sectores representantes de la violencia setentista, se enfrentaron por este “dandy” español que se pavonea en la argentina que el modelo kirchnerista supo concebir. Las Madres de la Plaza de Mayo, presentes en el acto, cuyo hijos no fueron “jóvenes idealistas”, según el aporte de Graciela Fernández Meijide “eran humanos, no héroes”. Los incidentes incluyeron, gritos, pancartas, forcejeos, etc. Los manifestantes representaban a las siguientes organizaciones: Votamos Luchar, Fogoneros, Juventud Guevarista, Barrios Unidos en Lucha, Corriente Universitaria Amaranto, Movimiento Teresa Rodríguez.

El gentilhombre español durante su estadía en la perla del Atlántico y después de los incidentes participó de un acto en la Universidad Nacional de Mar del Plata, en la que recibió el título de “Profesor Extraordinario y Ciudadano Ilustre”, y de un debate en el Espacio Cultural Unzué. Todos los gastos a cargo de los esforzados contribuyentes marplateneses y nacionales.