domingo, 5 de febrero de 2017

SE TRATÓ DE UNA GUERRA Y NO UN GENOCIDIO

Estimado señor Director:

La diputada Cecilia Moreau[1] presentará un proyecto de ley que agravará la pena por Apología del delito para los que se atrevan a “Negar la existencia de un plan sistemático de represión y tortura a aquellos que pensaban distinto…”


Quiero creer, en el mejor de los casos, que la diputada no vivió esa época, ignora supinamente los hechos a los que alude o, en su defecto y en el peor, pretende imponernos a fuerza de garrotazos el pensamiento único. En contra de este último, a los que tienen esta intención, entre asesinatos, secuestros, torturas, heridos, extorsiones, robos, ataques a cuarteles, etcétera, el número de atentados perpetrados por los terroristas de las bandas Montoneros, ERP y otras asciende a la friolera cifra de 17000.


También, a propósito de que la diputada integra un bloque que presume de peronista, le refiero que fue Juan Domingo Perón (no Jorge Rafael Videla) el que refiriéndose a los subversivos, dijo (y actuó en consecuencia) que haría todo lo que esté a su alcance para que “…el reducido número de psicópatas que van quedando, sea exterminado uno a uno para bien de la Republica.” Luego vino la represión de la mano de La Triple A, el decreto de aniquilamiento de Martínez de Perón[2] y el gobierno militar.


De manera tal que, eso de que los reprimieron “porque pensaban distinto”, es una burda patraña que tergiversa los hechos ¡Los reprimieron porque querían tomar el poder a fuerza de asesinar! Esa es la verdad incontrovertible (perdón, por ser tan políticamente incorrecto). Verdad que, cuando se apruebe la ley, convertirá en delincuente a aquel que la empuñe. Se perseguirá, ahora sí, a los que “piensen distinto”. Por lo pronto, los macristas Darío Lopérfido y Gómez Centurión ya sufrieron un adelanto por cuestionar el número de los desaparecidos.

Montoneros Fernando Vaca Narvaja y Mario Firmenich

Y aunque a ningún diputado, ni al ministro de Educación le importe que, en las escuelas, se mienta a los niños que son 30 mil, los datos oficiales (chequeados por este y el anterior gobierno) dicen que, del 24/03/76 al 10/12/83, son 6.348. Por mi parte, digo que por más ley, amenazas de represión y o escraches insistiré, públicamente, en que se trató de una guerra y no un genocidio. Me quiero demasiado como para hacer algo que me haga merecer repugnancia de mí mismo.

Mauricio Ortín
DNI 13.347.228


[1] Su padre Leopoldo Moreau se acercó al kirchnerismo y ella se alejó de la UCR para integrar el Frente Renovador de Massa.
[2] Ese decreto es de fecha 5 de febrero de 1975, hoy se cumplen 42 años de su firma y solo han sido juzgados las FFAA, FFSS y FFPP que cumplieron lo allí ordenado por todo el gobierno peronista de entonces.