viernes, 14 de julio de 2017

RÍOS TURBIOS


La justicia federal pone todo su empeño, tiempo y recursos en la investigación de denuncias por hechos de hace más de 40 años y en el encarcelamiento de ancianos hasta sus fallecimientos, arguyendo la injerencia que sobre las estructuras de poder a la que pertenecían hace cuatro décadas configura un riesgo procesal. A su vez, inicia causas penales contra el fiscal que reclama el desafuero y la detención de un actual diputado altamente sospechado de la corrupción que destruye las posibilidades de progreso institucional, social y económico ampliando los sectores de pobreza e indigencia y consecuentemente multiplicando las muertes de hoy. No es el río el que está turbio.

María Laura Olea
DNI 13.968.163