miércoles, 17 de julio de 2013

CARTA ABIERTA A JOAQUÍN MORALES SOLÁ

Buenos Aires, 16 de julio de 2013

Sr Joaquín Morales Solá:

Quizás a usted pueda parecerle extraño, pero todavía hay mucha gente que, como en mi caso, valora y respeta la coherencia y la valentía en los periodistas. Sus antiguos elogios a Videla y a Bussi, sus juveniles fotografías con los Jefes y Oficiales del Operativo Independencia, su actividad periodística como columnista del diario tucumano La Gaceta, en pleno “años de plomo”, su pertenencia a Clarín cuando este diario y La Nación recibían la dádiva de Papel Prensa, todo esto comparado con su último programa Desde el llano del pasado lunes 15 de julio, evidencia en usted, claramente, una incoherencia que provoca náuseas.

A usted no le molesta el indigno General Melani que juró por el “proyecto nacional” en vez de hacerlo por Dios y por la Patria como cuadra a un soldado. El Melani felón y acusado de ladrón de hoy día no parece molestarlo. Por el contrario, le molesta el Melani que sirvió al Ejército Argentino en Tucumán en la guerra de los setenta -espero que con eficacia y honor- y el Melani que, como casi todo el Ejército, en el año 1988 no reprimió a sus camaradas que se negaban a admitir los inicuos juicios contra los militares de parte de esta justicia hemipléjica.

Tampoco parece molestarlo a usted ni interesarle en lo más mínimo, que antiguos erpianos y montoneros, desde el canal oficial del Ministerio de Educación, Encuentros, con la mayor desfachatez cuenten sus andanzas guerrilleras y terroristas, sus “operativos”, su entrenamiento militar en Cuba, etc., mientras más de mil militares y policías, de esos que usted frecuentaba y alentaba en los ’70, están presos en lugares infectos y sin atención médica. Usted ha cambiado tanto como Melani. Ambos pertenecen a la misma categoría de hombres que me abstengo de calificar.

Respetable es, sí, la actitud de Nelson Castro -con quien tengo océanos de diferencias de pensamiento político- que fue capaz de denunciar, en soledad, la más que extraña muerte del General Videla.

Los “zurdos” lo siguen a usted de cerca. No vaya a ser que termine usted en Marcos Paz compartiendo celda con Etchecolatz o el Padre von Wernich. Recuerden que, también en esa materia, el kirchnerismo “va por todo”.

María Lilia Genta


(Hija del Profesor Jordán B. Genta, asesinado por el ERP 22 de Agosto, en la puerta de su casa, cuando salía para ir a misa, el 27 de octubre de 1974).