miércoles, 17 de septiembre de 2014

MONTONEROS


Hace 40 años (el 6 de septiembre de 1974) y en pleno gobierno peronista, Montoneros comunicaba su pase a la clandestinidad y el comienzo de la eliminación indiscriminada de miembros de las Fuerzas Armadas y de seguridad (una forma de ascender en la organización era matar a un policía distraído y robarle el arma). La espiral del terror en la Argentina había sido activada en forma ya irreversible. Las funestas consecuencias de dolor y discordia nacional las padecemos hasta el presente. Para retomar el camino de la construcción nacional, creo que es imprescindible la verdadera reconciliación entre todos los argentinos, de una vez y para siempre, sin mezquindades ni revanchismos de ninguna especie.

Santiago Floresa