jueves, 18 de diciembre de 2014

EN SALTA CONTINÚA LA DISCUSIÓN

En Salta continúa la discusión en la sección “Cartas de Lectores”, parece que J.C. Sánchez no conoce la historia verdadera de la guerra revolucionaria de los años ’70 y solo repite el relato oficial. Una clara muestra de los efectos del lavado de cerebro “sistemático”.


LESA HUMANIDAD


Es lamentable que deba gastar mi tiempo en rectificar los errores del lector J. C. Sánchez. El haber localizado a 116 "nietos" no significa estar frente a un plan sistemático, primero porque hubo muchas situaciones donde las FF.AA. devolvieron bebés a las familias biológicas. No soy yo el único que dice que "galimba" fue un jefe montonero, es lo que cualquiera infiere luego de leer "Galimberti" de Larraquy. Sánchez dice: "Él ya sabe que la insurgencia armada había perdido poder de fuego y de reclutamiento." ¿Cuándo fue eso, Sánchez?, ¿en 1976?. Sin embargo a principio de 1978 Firmenich y Perdía desarrollan la primera contraofensiva montonera que se inició con el entrenamiento en bases del Líbano y Argelia de aproximadamente 750 elementos que se encontraban en el exterior. Por la traición de algunos de estos y la excepcional actividad desplegada por el Ejército desde Paso de los Libres, a fines de 1979 la contraofensiva era un fracaso. Se calcula que más del 80% de los combatientes y un 45 % de los apoyos civiles fueron neutralizados. "...Milia se dice cristiano", Sánchez dixit; no recuerdo haber expresado esto en mis cartas, pero si es necesaria una declaración de fe digo que soy católico, apostólico, romano y si en algún momento algo que yo haya dicho hubiera generado dudas en cuanto a mis creencias, mi obligación es resolverlo dentro de la Iglesia, con un sacerdote.

José Luis Milia


NOTA: Las imágenes y destacados no corresponden a la nota original.