por una Nueva Década en Paz y para Siempre.

miércoles, 1 de febrero de 2012

La madre de todas la ignorancias en el manejo de la diplomacia

Tras la derrota en la Guerra de las Malvinas, la Junta Militar, en un intento por tomar otra vez la iniciativa política perdida por el descontento popular y el descrédito de las Fuerzas Armadas, creó una comisión encargada de analizar y evaluar el desempeño de dichas fuerzas en el conflicto bélico del Atlántico sur. Este informe ha sido catalogado como “el documento más objetivo y fidedigno sobre la responsabilidad de los jefes militares y subalternos, que podría ser la base para un futuro juicio por la verdad sobre este conflicto bélico”.

La comisión se creó por decreto secreto el 2 de diciembre de 1982 (resolución nro. 15/82) durante el gobierno de Reynaldo Bignone y llevó el nombre oficial de Comisión de análisis y evaluación de las responsabilidades políticas y estratégico militares en el conflicto del Atlántico Sur.

La comisión estuvo compuesta por:

  • Teniente General (R) Benjamín Rattenbach (Ejército)
  • General de División (R) Tomás Armando Sánchez de Bustamante (Ejército)
  • Almirante (R) Alberto Pedro Vago (Armada)
  • Vicealmirante (R) Jorge Alberto Bofi (Armada)
  • Brigadier General (R) Carlos Alberto Rey (Fuerza Aérea)
  • Brigadier Mayor (R) Francisco Cabrera (Fuerza Aérea)
 General (R) Benjamín Rattenbach

La comisión recibió amplios derechos para solicitar “informes, documentos, antecedentes y todo otro elementos que se estime útil, a cualquier organismo público y a personas físicas o jurídicas públicas o privadas, todos los cuales estarán obligados a proporcionarlo dentro del término que se fije bajo apercibimiento de Ley. Al efecto, no se podrá oponer disposición alguna que establezca el secreto de lo requerido.”

El fin de la investigación fue definido en el decreto como:

El desempeño en el ejercicio de las funciones y las responsabilidades emergentes respecto de la conducción política y estratégico militar del conflicto.

Las responsabilidades de cualquier persona, sean de carácter penal, disciplinario y/o del honor que surjan de lo actuado y que, a su juicio, deban ser investigadas y juzgadas por la jurisdicción común o militar respectiva, en la forma que legal y reglamentariamente corresponda.

La apertura pública del informe Rattenbach no nos parece oportuna, en un momento delicado entre las relaciones con el Reino Unido por la soberanía de las Islas Malvinas y se parece más a un “intento oportunista” para desviar la atención de los problemas diarios que enfrenta la sociedad argentina y gratuitamente le otorga oxígeno a un primer ministro británico que no pasa por su mejor momento. Es la madre de toda la ignorancia en el manejo de las relaciones exteriores.


Informe Rattenbach: El Gobierno junto a los británicos
Enero 31, 2012
por Carlos E. Viana para EL INFORMADOR PUBLICO

Primer Teniente José Daniel Vázquez, muerto heroicamente en el ataque al Portaviones HMS Invencible el 30 de mayo de 1982, al partir en su último vuelo.

“No te preocupes si te toca vivir… lo importante es que esta guerra es justa y que detrás de una decisión está todo el país”.

Carta del Teniente José D. Vázquez, antes de partir en la difícil misión que le costaría la vida.

La decisión presidencial de abrir los archivos secretos del informe Rattenbach, sobre las responsabilidades de las Fuerzas Armadas Argentinas en la Guerra de las Malvinas, parece inspirado por Primer Ministro Británico David Cameron. Es precisamente cuando el premier británico intenta capitalizar el nacionalismo propio, resucitando el recuerdo de la guerra, con belicosas declaraciones junto a los Kelpers, que a la Presidente se le ocurre destapar el informe Rattenbach.

¿Hay un acuerdo diplomático?

Los principales responsables de aquel trágico error político y estratégico ya han muerto y fueron juzgados, pero muchos de los héroes argentinos que sobrevivieron a la guerra, cumpliendo el juramento patriótico de defender nuestra bandera celeste y blanca hasta perder la vida, son los que van a sufrir la persecución ideológica.


Pero mientras la Presidente alienta más persecuciones políticas sobre nuestros compatriotas, se olvidó de los soldados argentinos que se habían entregado como prisioneros y fueron asesinados a tiros por tropas británicas en Mount Longdon, o de otros que estallaron cuando fueron obligados a caminar sobre los campos minados en Pradera del Ganso. Estos crímenes de guerra fueron reconocidos por Scotland Yard después de una investigación y tapados bajo la presión de militares británicos, que mancharon el honor de sus tropas, que debemos reconocer, que en gran parte de la guerra se comportaron caballerescamente.


El Cabo Vincent Brandley, veterano británico de la batalla de Mont Longdon, declaró: “de repente escuchamos gritar, “mamá, mamá”, un tiro a lo lejos y vimos caer a un Argie desde los acantilados. Los gritos continuaron y entonces tratamos de treparnos para ver qué pasaba, cuando vimos caer a otro argentino. Continúa Brandley su relato: “Varios de nosotros corrimos al área donde se encontraba. Debajo del acantilado un grupo de nuestros soldados enterraba a los Argies, que habían sido centralizados para ese propósito”.

Fueron tropas del 3 Batallón de Paracaidistas Británicos, bajo las ordenes del Teniente Coronel Hew Pike, después ascendido a general, quienes cometieron con alevosía este atroz crimen de guerra, que mancha la honra de este glorioso regimiento y de su entonces jefe.

El soldado argentino Roberto Alarcón, veterano del combate la Pradera del Ganso”, dijo: “muchos fuimos obligados por los ingleses a trasladar municiones, vimos con nuestros propios ojos cómo algunos asoldados eran despedazados cuando las municiones explotaban”. Hombres del 2do. Batallón de Paracaidistas Británicos bajo la orden del Mayor Chris Keeble, fueron quienes cometieron este cruel e innecesario asesinato, que también revuelca el honor de esta histórica unidad.


Pero hay más.

El Cabo argentino José Carrizo, ya prisionero, fue obligado a arrodillarse luego golpeado por dos ingleses y después ametrallado.

“Nos obligaron a caminar por campos minados. Los cuerpos de los soldados argentinos ejecutados fueron puestos en bolsas…”, dijo el Soldado Argentino Luis Alberto Gómez, prisionero de los británicos. (Clarín, 6 de febrero de 1994, págs. 2 y 3). También un C130 de la FAA, ya derribado sobre el Atlántico, fue ametrallado, muriendo toda su tripulación por un Sea Harrier de la Armada Británica.

Parece que para la Presidente estos muchachos de diecinueve años, no tenían derechos humanos, es que en su gobierno los únicos que parecen tenerlos son los terroristas, los narcotraficantes, los delincuentes y los políticos corruptos y algunos militares británicos sádicos.

La Presidente, que el año anterior al actual permitió que en una fiesta patria se reemplazara el sol de nuestra bandera por un pañuelo blanco, símbolo del ataque de los países comunistas a nuestra patria, es quien quiere disimular con la reapertura y la profundización de la persecución contra quienes defendieron por deber a Argentina, el ajuste que deberá hacer indefectiblemente en la economía, para no caer en la hiperinflación irresponsable que lo derribó a Alfonsín. ¡Qué coincidencia con los motivos de Cameron!


No fueron los pañuelos blancos los que incitaron a la Junta Militar a decidir la reconquista de las Malvinas. Fue un cúmulo de hechos, un nacionalismo que tapo la lógica y malas apreciaciones, por las que fueron responsables sus miembros y el Canciller.

En parte fue la concentración y la amenaza de paro de la CGT el motivo que coadyuvo a la trágica decisión, pero debemos reconocer que fue esta institución la CGT, la que una vez desatada la guerra, acompañó con sus dirigentes a los diplomáticos de aquel gobierno a buscar apoyo internacional, cuando casi todos los partidos políticos incluyendo a la UCR y al PJ se negaron a hacerlo, ignorando que más allá del trágico e irresponsable error, la Nación estaba en guerra por una causa justa y con el apoyo de la gran mayoría del pueblo argentino.


El gobierno del Frente para la Victoria es funcional a la demagogia de David Cameron y está actuando contra los intereses nacionales, pero es precisamente en eso en lo que coinciden este gobierno y el de Cameron. Este último para tapar las medidas que debe tomar para superar la crisis económica de de la Unión Europea, la Presidente para desviar la atención sobre la nuestra.

El Primer Ministro Cameron programa para el 14 de junio, día del aniversario del triunfo de la invasión británica, un desfile donde se exhibirán trofeos tomados a las tropas argentinas, y el gobierno supuestamente argentino, termina de regalarle el más importante de ellos, el informe secreto Rattenbach, no sobre nuestros héroes, sino sobre las miserias inevitables que tiene toda guerra y para ello invoca a instituciones supuestamente defensoras de los derechos humanos, que además le han robado al pueblo argentino, de acuerdo a las declaraciones de uno de sus miembros. El gobierno británico ha condecorado y honrado a sus militares que combatieron en Malvinas. El Gobierno Argentino los tiene presos u olvidados.

Cabe recordarle al Primer Ministro Cameron, ya que se cree Guillermo el Conquistador, que no es conveniente echar leña al fuego sobre un tema tan irritante como el de Malvinas y ya que quiere dar el desfile de la victoria, que no se olvide de acompañar los trofeos, con la mención de los soldados argentinos asesinados sádica e inútilmente por sus batallones de paracaidistas y por un Sea Harrier de la Armada Real y a su virtual aliada la Presidente Kirchner, que aquí tiene la oportunidad de hacer realmente justicia, defendiendo los derechos humanos de nuestros soldados asesinados impunemente, siendo prisioneros.

Homenaje

En honor al Capitán de Fragata Pedro Edgardo Giachino (AA), el Teniente Jorge Ibarlucea (FAA), Teniente Roberto Esteves (EA), Sargento Cisneros (EA) y a todos los muertos en combate. En reconocimiento a todos los otros héroes argentinos presos políticos de este gobierno, como el Coronel Horacio Losito (EA), el Almirante Carlos A. Buser (AA) y a todos quienes combatieron con valor, en la guerra de Malvinas.


Ninguno de ellos merece el trato que reciben

2 comentarios:

  1. No saben como tapar el despelote económico que se viene. El gobierno hace gala de su falta de Patritismo. Le importe un Cara.. los HËROES DE MALVINAS. Tenga + respeto C.F. Tenga verguenza. Espero algún día rinda cuentas, lo menos que merecemos los argentinos.

    ResponderEliminar
  2. Estimado Gaucho1941: Si hasta el mismo Padre de la Patria, el General San Martín, será "revisionado" por Pacho O'Donnell y su nuevo Instituto Rivisionisa Manuel Dorrego, está destinado a reivindicar la corriente nacional, popular y federal... imágínese al resto.

    ResponderEliminar

No dejar comentarios anónimos. Gracias!