sábado, 25 de mayo de 2013

25 DE MAYO... EL MODELO DE FESTEJARSE A SÌ MISMO


 “Soñé que lo piqueteros nos transformábamos en LOS COLORADOS DEL MONTE y pasábamos a deguello a TANTO TRAIDOR GORILA. Me desperté llorando.”
( Luis D'Elia )


Para usted hoy es domingo, pero para mí no.

Es sábado. Un hermoso sábado. Amanece el sábado. Apenas alumbran las primeras luces de la mañana anunciando un 25 de Mayo ahíto de sol… pero ésta no es la hora del sol sino de la luna, que reina esplendorosa en el marco de mi ventana. Acurrucada sobre un horizonte ceniciento, y cualquier comparación odiosa con la realidad argentina es pura coincidencia, la luna ha reinado majestuosa todita la noche. Ha surcado el cielo de lado a lado. Desde un horizonte hacia el otro horizonte.

La luna es al revés de todo. Ella amaneció bien de noche y está en esta mañana en el ocaso de su esplendor…otra vez aclaro que cualquier semejanza con la realidad política de la argentina es pura coincidencia… o no tanto.


Un ciclo. Como los minutos, como las horas… así es el día y así es la noche y así los años y así las décadas. Todas, las ganadas, las robadas, las lavadas, las perdidas. Y así es la vida.

La ciudad grita desde hace unos días fastuosa propaganda en cada una de sus paredes. El régimen, que lleva una década exacta en el poder, anuncia el festejo de su relato en la estación K de la historia. Muchos estábamos hace diez años parados, esperanzados y ansiosos en aquella estación esperando el tren de la historia, pero no pudimos subir… el tren pasó lleno de kirchneristas corruptos. Otro tren será. O tal vez nunca será.


Otra fecha Patria apropiada por el relato antojadizo del régimen que nos gobierna. Me hubiese gustado este 25 de Mayo como otros 25 de Mayo en que nos reuníamos para evocar el grito sagrado de Libertad de los patriotas de Mayo, las autoridades se levantaban temprano y acudían a las iglesias para compartir el Gracias a Dios por la Patria. Y luego el pueblo arremolinado junto a la celeste y blanca. En las escuelas de la Argentina los docentes y los alumnos aludían a la semana de mayo sin indicaciones políticas para trabajar en el aula.

Por suerte en muchas ciudades y en muchos pueblos de la Provincias así siguen las cosas.

Pero en la gran ciudad desde donde el régimen emite el relato, este es otro 25 de Mayo. Hoy, frente el Cabildo, al único que se le agradece es a Néstor, cuyos huesos descansan en una majestuosa bóveda, más grande que la Catedral de Buenos Aires.


El régimen se festeja a sí mismo. Es su estilo.

Yo estoy frente a la pantalla de la computadora. La ventana y el mate. Siempre. Ilusiones y desdichas. Haciendo lo que más me gusta: escribir.

Un día que llega… una noche que se muere. Un día nuevo prometiendo esperanza. Tal vez defraude… tal vez no, la vida y los amores son así. Los políticos ni les cuento.

A lo mejor los defraudadores somos nosotros, quién sabe. Un 25 Mayo, que a juzgar por lo que se anuncia en mi ventana será pleno de sol tibio.

El amor por la Patria. Evocar aquella Revolución que gritó Libertad!!. Un puñado de patriotas enfrentando a la tiranía del Virrey, comenzando a romper las cadenas coloniales… un pueblo arremolinado frente al Cabildo para preguntar ¿de qué se trata?

Todavía la jabonería era de Vieytes y no de Cristóbal López… y la Prensa la manejaba un Moreno que sudaba Revolución y no un Moreno payaso asignado a papelones mediáticos.


Los bandos con las buenas y las malas noticias se leían a viva voz y luego se pegaban en las paredes, cuando todavía las paredes y los bandos no pertenecían a Lázaro Baez.

Aquél 25 de Mayo, me refiero al de 1810, Billiken asegura que llovía. Los revisionistas más serios todavía discuten si existían los paraguas… los que dicen que sí existían, acusan a varios comerciantes españoles de especular con el precio como boicot a la inminente Revolución. Eran épocas difíciles para importar cosas y se imponía el contrabando… algunas cosas nunca cambian. Si aquél 25 de Mayo hubiera sido K, Ella seguramente se hubiese asomado al balcón del Cabildo con su paraguas negro Louis Vuitton y su Rólex de oro macizo y nos hubiera contado la historia a su antojo durante cuatro horas y media.

Y nos hubiera asombrado con sus anécdotas con el “Dr. Belgrano” y sus diferencias con el único cura del nuevo gobierno patrio: Manuel Alberti. Y seguramente hubiera contado de sus sospechas para con Miguel de Azcuénaga…que nunca se sacó el uniforme de Soldado. Y sí, seguramente Ella no hubiera dejado que Juan José Castelli se luciera aquél 22 de Mayo con su discurso genial y emotivo…


La imagino a la presidenta en aquél 25 de Mayo, mimando a sus “jóvenes idealistas” French y Beruti que andaban custodiando el modelo de buenas y malas maneras.

Pero en éste 25 de Mayo, el régimen ha decidido festejarse a sí mismo, contratar los mismos artistas de siempre, los cubanos y los argentinos. Y algunos otros. Los cubanos porque todavía hoy, hay un sector que le debe favores al Dictador de aquella isla que en los 70 encausó la violencia armada en Argentina… los argentinos, porque a los cachet del Anses no se los iguala con ningún Luna Park a medio vender.

“Porqué no dejás de escribir, y te presentás en las elecciones!!” me escribió alguien esta semana en un mail anónimo de  bastante mal gusto. Varias veces, los campeones de la democracia, los voceros de la libertad y la tolerancia me han dicho lo mismo. Se les complica entender que a mí me gusta escribir. Desde hace varios años, los Kirchneristas se enojan por lo que escribo. Me mandan a que me meta en política, que me haga de un partido, que gane elecciones y que cambie el país... y casi todos los kircheristas de Gualeguay me han bloqueado de las redes sociales. El Modelo del avestruz. Parece que para ellos, El Silencio es salud… no recuerdo donde escuché la frase…je


Les agradezco los consejos, de corazón… pero yo quiero escribir, ¿no entienden que a mí me gusta escribir?. Ya que son tan tolerantes, déjenme escribir en paz ¡y santas pascuas!

En el 25 de Mayo de 1810, los Criollos comenzamos a gritar libertad. Más de 200 años después, todavía estamos en veremos. De los Patriotas de Mayo elijo a todos. Porque una Revolución no se puede hacer con algunos. Una Revolución se hace con todos.

Mariano Moreno, que no fue muy mediático en la Semana de Mayo, sí deslumbró tras la formación del primer gobierno patrio. Y con brillante pluma advirtió: “La variación presente no debe limitarse a suplantar a los funcionarios públicos e imitar su corrupción y su indolencia. Es necesario destruir los abusos de la administración, desplegar una actividad que hasta ahora no se ha conocido, promover el remedio de los males que afligen al Estado, excitar y dirigir el espíritu público, educar al pueblo, destruir o contener a sus enemigos y dar nueva vida a las provincias. Si el gobierno huye el trabajo; si sigue las huellas de sus predecesores, conservando la alianza con la corrupción y el desorden, hará traición a las justas esperanzas del pueblo y llegará a ser indigno de los altos destinos que se han encomendado en sus manos."


En aquél 25 de Mayo, el pueblo quería saber de qué se trata. Creo que hoy, el pueblo ya sabe de qué se trata, y por eso protesta. Pero el Modelo sigue autista… festejándose a sí mismo.

Les deseo Suerte, de corazón...

Horacio R. Palma
El Dia de Gualeguay

Gualeguay
Entre Ríos

NOTA: Las imágenes no corresponden a la nota original.