sábado, 15 de febrero de 2014

MEMORIA COMPLETA


De acuerdo con el deseo de la señora Norma Morandini de que la ESMA se utilice seriamente como museo de la memoria y de los derechos humanos, y no como ámbito de fiestas partidistas, creo indispensable que para que cumpla con ese objetivo de seriedad debe ser veraz, por lo cual debe recordarse la verdad completa, porque la verdad incompleta es siempre una forma de mentir. La representación veraz de la memoria del horror de aquellos años implica incluir en ese espacio el recuerdo de todos los sindicalistas, periodistas, diplomáticos, empresarios, docentes, políticos e integrantes de las fuerzas de seguridad y Fuerzas Armadas (incluyendo a conscriptos ultimados mientras dormían o se bañaban), que fueron asesinados por los ejércitos irregulares de Montoneros o ERP, apoyados por el eje soviético-cubano en el contexto de la Guerra Fría. Deberían representarse las inhumanas cárceles del pueblo, usadas por estas organizaciones, o los armarios en los que trasladaban a estos secuestrados que eran ametrallados ante el peligro de un posible rescate inminente. Tampoco deberían omitirse las fotografías de los niños muertos en estas operaciones terroristas y de las víctimas civiles de las bombas como las colocadas en el Bar Ibérico o en el Comedor Policial.


Ése sería un recuerdo del horror con el cual la sociedad convivió con variables grados de responsabilidad y sufrimiento, y un camino para empezar de nuevo de una vez por todas tras la necesaria y genuina reconciliación, al trabajar por el presente y el futuro de esta patria tan querida que es de todos los argentinos.

Santiago Floresa


NOTA: Las imágenes y negritas no corresponden a la nota original.