domingo, 31 de julio de 2016

EL CASO MADRID: LAS PRIMERAS CONSECUENCIAS DE SU HUELGA DE HAMBRE

Finalmente, Félix Madrid fue trasladado al “Hospital” Penitenciario Central. Si bien nunca apareció una orden del juzgado y este desplazamiento se efectuó mediante la Fuerza Pública, el mismo tiene razones humanitarias. Uno de los médicos presentes estableció un diálogo con Lucio Nast -Policía de Santa Fe, prisionero político de profesión hoy en día. El galeno le comunicó que Félix Madrid tenía una presión arterial superior a 22 y el nivel de azúcar en la sangre superaba el número de 230, un gran riesgo.

Entre otras complicaciones, la sensibilidad en sus extremidades había sido alterada notoriamente, mientras que ya había perdido varias uñas en sus pies. Esta migración al hospital era una decisión para salvar su vida. Si bien este desarrollo es jurídicamente desprolijo, la disposición es acertada, aunque a medias. Si bien voluntariosos profesionales estarán atentos a los inconvenientes de salud que se puedan pronunciar, el equipamiento para cualquier emergencia es nulo, algo que a lo largo de estas páginas se ha probado con suficiencia.

Casi la totalidad de los prisioneros de la Unidad Penal 31 firmaron un Habeas Corpus en su favor. Los mismos -a su vez- se negaron a firmar un acta donde constatarían los elementos personales del preso político trasladado. Este fue otro proceder irregular, ya que luego de transferir a Madrid al hospital, el servicio a cargo pretendió hacer un inventario de sus pertenecías, sin su presencia.

Una preocupación más ha inundado a los prisioneros restantes y es la información de que, con la admisión de Madrid, hay solo seis camas disponibles en el penal para una comuna presidiaria de más de cien adultos mayores. 

Fabian Kussman
PrisioneroEnArgentina.com
Julio 30, 2016