domingo, 25 de agosto de 2013

EJEMPLO DIGNO DE FUNCIONARIO PÚBLICO

Elpidio González

Nuestro amigo Juan Manuel Otero, no hizo llegar una histórica carta del ex vicepresidente de la Nación Elpidio González dirigida al entonces presidente de la Nación Doctor Roberto M. Ortiz, donde nos lega a todos los argentinos el buen ejemplo de los hombres dignos y de honor. Algo que no abunda en los funcionarios de hoy día. Deseamos que la disfruten y difundan especialmente entre la juventud… para que no se crean más el relato oficial, hay formas de vida que no debimos perder nunca.

Roberto M. Ortiz

Sinceramente,

Pacificación Nacional Definitiva
por una Nueva Década en Paz y para Siempre




Vivimos tiempos en que nos avergonzamos del absoluto descaro, odio y falta de patriotismo que enarbolan nuestros funcionarios ante complacientes y arreadas tribunas. La corrupción alcanza niveles históricos y resulta escandalosa la rapiña sobre el tesoro y bienes del Estado por parte de grupos privilegiados aunque carentes por completo de idoneidad, honestidad y fidelidad a política alguna, sólo guiados por el desmesurado afán de riquezas mal habidas y por la sed de venganza hacia quienes les impidieran tomar el poder por las armas y la sangre de inocentes, como fue su incumplido deseo de juventud. Hoy han tomado a saco la Nación y sus Instituciones, ya no hay recíprocos controles de poderes como manda la Carta Magna, el sometimiento a los caprichos del ejecutivo, sea por compartida venalidad o por crueles amenazas ha terminado con nuestra historia republicana.

En tal estado de cosas es que solicito, respetuosamente, la posibilidad de publicar esta carta. Tal vez de su lectura la ciudadanía sepa distinguir lo blanco de lo negro, tal vez esto ayude a creer que aún hay esperanzas. Octubre está a la vuelta de la esquina.

Gracias.

Juan Manuel Otero



Transcripción:

Buenos Aires, 6 de octubre de 1938

A su Excelencia el Señor Presidente de la Nación
               
Doctor Roberto M. Ortiz

                                       S/D.-

De mi consideración:

                            Habiendo sido promulgada la ley que concede una asignación vitalicia a los Ex Presidentes y Ex Vicepresidentes de la Nación, cúmpleme dejar constancia ante el Señor Presidente, en su carácter de “Jefe Supremo de la Nación que tiene a su cargo la Administración General del País”, de mi decisión irrevocable de no acogerme a los beneficios de dicha ley.

                                Al adoptar dicha esta actitud sigo íntimas convicciones de mi espíritu. Entregado desde los albores de mi vida a las inquietudes de la Unión Cívica Radical, persiguiendo anhelos de bien público, jamás me puse a meditar, en la larga trayectoria recorrida, acerca de las contingencias adversas o beneficiosas que los acontecimientos podían depararme. No esperaba, pues, esta recompensa, ni la deseo, y, al renunciarla, me complace comprobar que estoy de acuerdo con mis sentimientos más arraigados.

                                Confío en que, Dios mediante, he de poder sobrellevar la vida con mi trabajo, sin acogerme a la vida de la República por cuya grandeza he luchado y que, si alguna vez, he recogido amarguras y sinsabores me siento reconfortado con creces por la fortuna de haberlo dado todo por mi Patria.

                                 Saluda al Señor Presidente.

                              Hay firma                                     

ELPIDIO GONZÁLEZ (1875 – 1951)
Vicepresidente de la Nación durante la
Presidencia de Marcelo T. de Alvear 12.10.1922 – 12.10.1928
Carta obsequiada por el Dr. A, Frondizi a Carlos Baron, ahijado del primero

NOTA: Las imágenes y negritas no corresponden a la nota original.