lunes, 20 de abril de 2015

CASO LARRABURE


En relación con el editorial "Un caso de reconstrucción histórica", aclaro, como querellante en la causa, que la declaración del ex vicepresidente de la Nación Carlos Ruckauf no fue prestada en un juicio por la verdad, sino en el proceso donde se investiga si el secuestro, tortura y asesinato del Cnel. Argentino del Valle Larrabure fue o no de lesa humanidad, proceso que fue abierto como consecuencia del dictamen del fiscal general Claudio Palacín, que consideró prima facie que lo era. Actualmente dicha causa se caratula "N.N.S/ Homicidio agravado p/el concurso de dos o más personas, privación ilegal de libertad (art. 144 bis, inc. 1) e imposición de tortura (art. 144 ter. inc. 1). Denunciante: Larrabure, Arturo Cirilo, víctima, Larrabure, Argentino del Valle", habiéndose cambiado la carátula luego de que por unanimidad el Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia dictaminara, descartando el suicidio, que mi padre fue estrangulado.


Tal proceso no ha concluido, por el contrario se encuentra en avanzado trámite, existiendo un error en el editorial en cuanto afirma que no prosperó la pretensión de que se lo declarara de lesa humanidad. Los testimonios prestados por Antonio Cafiero, Pedro Cossio, Carlos Corral, entre otros, unidos a los discursos del ex presidente Perón luego de la masacre de Ezeiza y el ataque del ERP al regimiento de Azul, han ratificado la existencia de un ataque sistemático a la población civil llevado adelante en pleno gobierno democrático para imponer un plan criminal que pretendía extinguir la República para sustituirla por un régimen marxista. El plan criminal fue minuciosamente expuesto en la "Declaración conjunta a los pueblos de América latina", emitida en l974 por el ERP junto a otras organizaciones armadas latinoamericanas, y que se encuentra transcripto en el Nº 31 de su órgano de difusión Estrella Roja.

Tzvetan Todorov

¿Cuánta gente hubiera muerto si la guerrilla hubiera triunfado? Todorov, experto en analizar la memoria después del horror, denunció en un memorable artículo publicado en LA NACIÓN, que "...como fue vencida y eliminada, no se pueden calibrar las consecuencias que hubiera tenido su victoria. Pero, a título de comparación, podemos recordar que, más o menos en el mismo momento (entre 1975 y 1979), una guerrilla de extrema izquierda se hizo con el poder en Camboya. El genocidio que desencadenó causó la muerte de alrededor de un millón y medio de personas, el 25% de la población del país. Las víctimas de la represión del terrorismo de Estado en la Argentina, demasiado numerosas, representan el 0,01% de la población".

Arnol Kremer (a) Luis Mattini

Arnol Kremer, miembro del buró político del ERP, ha sido muy claro: "...la verdad es que nosotros nunca pensamos en la democracia. Nosotros pensábamos en la democracia en términos de Lenin, como un paso, un instrumento para el socialismo, teníamos toda la concepción leninista más dura. Para nosotros la sociedad socialista tenía una etapa previa que era la dictadura del proletariado, y en eso que no se hagan los desentendidos"

Arturo Larrabure



NOTA: Las imágenes y destacados no corresponden a la nota original.