martes, 10 de febrero de 2015

A 40 AÑOS DEL COMBATE DE “PUEBLO VIEJO”

Para mis valientes Oficiales, Suboficiales y Soldados del “Equipo de Combate GAM5” durante la “Operación Independencia”.

Como me encuentro imposibilitado de enviar personalmente este mensaje, dado que me encuentro de prisión como “prisionero de guerra”, le pedí a mi hermana Alejandra que transcribiera este manuscrito y lo envíe a mis camaradas y ex subordinados mediante mi dirección de correo electrónico.

El 14 de Febrero próximo se cumplen 40 años de nuestro “bautismo de fuego”[1] en los montes tucumanos, en la orilla sur del río Pueblo Viejo, en proximidades de Finca Sarmiento y de La Florida, en donde nos convertimos de Artilleros de Montaña en Infantes de Monte.


Ese día, a las 16.45 hrs., en cumplimiento a lo dispuesto por el Decreto “S” Nro.261 del Gobierno de María Estela Martinez de Perón, el “Equipo de Combate GAM5”, a mis órdenes, desarrolló el primer combate contra la guerrilla subversiva ese año, siendo así que a ese Grupo de Artillería le cupo el honor de iniciar las acciones bélicas de la “Operación Independencia”, ofrendando a la Patria nuevos mártires entre sus soldados y causando pérdidas al enemigo subversivo.

No tendría sentido que relate el desarrollo del combate porque estoy seguro que todos ustedes, mis bravos camaradas, recuerdan todas y cada una de las circunstancias, detalles y anécdotas de esa tarde y, también, de esa larga noche.

Capitán Hector Caceres

Elevemos hoy una oración por el alma del valeroso Capitán Hector Caceres, muerto durante el combate cuando acudía a rescatar al Teniente Rodolfo Richter, quien yacía herido gravemente por un disparo en su columna vertebral, herida que lo dejo en una silla de ruedas hasta hoy.

Teniente Rodolfo Richter

¡¡Capitán Caceres, muerto como un soldado héroe!!

Nuestra eterna gratitud por el ejemplo de entereza moral y voluntad de superación que nos brindan nuestros heridos de entonces, el Teniente Richter, el Subteniente Daniel Arias y el Cabo 1° Orellana.

Como cristianos pidamos también a Dios por las almas de los subversivos Laser y Toledo, muertos durante este combate.

Finalizando, cabe destacar, como hecho NO CASUAL que de los siete Oficiales que participamos en estas acciones, uno resultó muerto, dos sobreviven con graves heridas y cuatro estamos en calidad de prisioneros en forma anticonstitucional (los actuales Coroneles Bidone y Jones Tamayo y los Teniente Coroneles Marengo y Martinez Segon quienes en 1975 eran Mayor, Capitán, Teniente Primero y Subteniente respectivamente).


Al enemigo le digo que así como lo descubrimos en la maraña del monte tucumano hace 40 años, donde bajo las consignas del asesino Ernesto Guevara, pretendieron arrancarnos un pedazo de nuestra Patria, así también hoy los vemos infiltrados en los diferentes sectores de la Nación, siguiendo, esta vez, las consignas del nefasto Antonio Gramsci.

Al enemigo le digo que sabemos que desde Enero de 1989, cuando intentó copar el Cuartel de La Tablada, cambió momentáneamente el fusil y la bomba terrorista por la infiltración en todos los niveles y sectores de la sociedad, tratando de modificar nuestra cultura y distorsionando la historia.

Al enemigo le digo que así como hace 40 años lo combatí en Pueblo Viejo, hoy lo sigo haciendo desde esta nueva forzada trinchera de alambre de púas que tengo en Guemes, en mi Salta, con 71 años de edad.

Al enemigo le digo ¡¡Somos Soldados, nunca pediremos perdón por defender a la PATRIA, antes, ahora y siempre!!

Gracias a Dios hay un dicho de mis amigos que me reconforta, que dice: “Soldado, tu guerra es justa. No estás solo”.

Para mis viejos subordinados, mis amigos, ¡¡¡¡SUBORDINACION Y VALOR!!!!

No les demos el gusto que nos crean abatidos o tristes. ¡¡¡ARRIBA!!!

Esto no ha terminado, siempre que llovió, paró. El mundo gira.


Recordar la fortaleza, visión  y paciencia del Gral. de los EEUU Douglas Macarthur cuando se tuvo que retirar de Filipinas en la 2da. Guerra Mundial ¡¡¡y cumplió su palabra!!!

¡¡¡¡¡VIVA LA PATRIA!!!!! Y mucha fuerza.


Cnl(R) Juan Carlos Jones Tamayo
VGCS y Prisionero en la U3
(En 1975 Capitan Jefe del EC-GAM5)




[1] El 14 de febrero de 1975 se libró el primer combate en los montes tucumanos entre efectivos del Ejército Argentino y del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP).