domingo, 8 de febrero de 2015

LOS AÑOS DE PLOMO

Por Eduardo Ramos Campagnolo

Se denominan “Los años de plomo” o también “la guerra sucia” al período de la historia argentina de gobiernos constitucionales y de facto, es decir democracias y gobiernos militares, que ocupara dos décadas entre los años 1960 y 1980 aproximadamente. Si buscamos una definición histórica  más exacta diremos que fue la segunda guerra fría es hablar del período entre 1973-1991 siempre aproximadamente; la continuación de la segunda guerra mundial en la guerra global por la supremacía, entre las dos superpotencias antes aliadas; ahora enemigas: los EEUU y la URSS la civilización occidental capitalista y el comunismo que adoctrinaban, financiaban, y armaban principalmente a los países de Asia Africa y América Latina los países del tercer mundo.

Pelotón cubano-angoleño

Esta fue la zona principal de guerra, aunque también hubo otras recordemos que en 1975 Amnesty internacional denunció torturas en el Reino Unido.

Básicamente se trató de un conflicto armado interno e internacionalizado, prolongado intermitente, sin frentes ni retaguardias, en el cual la sociedad civil tomó partido. En este conflicto armado interno, porque esa es la definición jurídica correcta según la normativa del derecho internacional; varios países extranjeros apoyaron a las facciones en pugna armada, por un lado las fuerzas armadas y de seguridad leales a los gobiernos de turno sean estos civiles o militares y por otro lado y por otro lado los ejércitos insurgentes o revolucionarios. El ERP y Montoneros entre los más destacados entre otros agrupamientos terroristas o guerrilleros. Este conflicto tuvo como modalidades la guerrilla urbana y la rural, con acciones de terrorismo puro (como los atentados con artefactos explosivos) y los asesinatos selectivos, y acciones guerra clásica[1] (los combates en los montes tucumanos o los copamientos de unidades militares).


Hubo miles de muertos en ambas partes en conflicto, ambas cometieron atrocidades y muchos inocentes fueron afectados.


Es conveniente recordar que en Argentina ya entre 1931 y 1939 existían campamentos guerrilleros del Partido Comunista Argentino en el Chaco. También que la humanidad vivió de 1789 a 1917 la etapa del anarquismo de 1917 a 1975 el marxismo, donde termina la “edad de oro” y comienza la “crisis”, de 1985 a 1991 ocurrió la “distensión”, de 1991 a 2001 la posguerra fría y de 2001 a nuestros días para algunos la “guerra gris”, para mí la “guerra líquida”.



[1] Nota del Editor: la que definiremos como acciones de guerrilla rural y/o urbana, siendo la última la más peligrosa por su mimetización con la población civil.